UNIVERSIDAD DE PINAR DEL RIO

HERMANOS SAIZ MONTES DE OCA

DEPARTAMENTO AGROPECUARIO.

 

 

 

 

TITULO: Relación existente entre la condición corporal de la reproductora y el intervalo destete –celo (en cerdos).

 

Autores: Dra. M.V. Dariadna Batista Montané.¹  dary@af.upr.edu.cu

              Dra. M.V. Ailyn Leal Ramos.¹                 ailyn@af.upr.edu.cu

               Dr. M.V  Karel P. Martínez Álvarez.¹

 

 

 

¹. Universidad  Hermanos Saíz Montes de Oca, Calle Martí final, esquina 27 de Noviembre, No 270, Pinar del Río. Cuba.

 

CURRICULUM VITAE.

 

  1. Dariadna Batista Montané: Graduada de Dra en Medicina Veterinaria en el año 1994, en la Facultad de Medicina Veterinaria del ISCAH, actualmente UNAH. Profesora instructora e imparto la asignatura Salud y Producción del Cerdo.
  2. Ailyn Leal Ramos: Graduada de la misma Universidad , en el año 1998. Profesora instructora e imparte la Asignatura Salud Pública Veterinaria.
  3. Karel  P. Martínez Álvarez: Graduado de la UNAH en 2003.

 

 

     Resumen.

 

      La condición corporal es un pilar fundamental para el éxito de la reproducción por lo que constituye objetivo de este trabajo, realizado en una unidad porcina de la Empresa Porcina Pinar , valorar el efecto de la condición corporal sobre la duración del intervalo destete –celo. Para la realización del mismo se tomó una muestra de  60 reproductoras Large –White las que se encontraban de 3 a 5 partos y sometidas todas a las mismas condiciones de alimentación y manejo, estas se dividieron en 3 grupos según su condición corporal. Se controló el período improductivo de las mismas y los datos fueron procesados por el paquete estadístico STATGRAFICS utilizándose el análisis de varianza y la dócima de duncan para el período improductivo . Se calculó además los coeficientes de regresión y correlación.

 

Palabras claves: intervalo , corporal, destete, celo.

 

 Introducción.

 

 

         El problema de la alimentación humana especialmente en los países subdesarrollados, ha venido agudizándose cada día más, muy particularmente en lo referente al aporte de proteínas  de alto valor biológico que demanda el organismo humano. Es por ello que durante los últimos años se ha venido desarrollando a escala mundial la cría intensiva del cerdo por su alto rendimiento de carne que posee niveles representativos de proteína y lípidos ( Fernández y col , 1989).

 

La producción porcina en la actualidad está basada en explotaciones con una elevada selección en función de una prolificidad, rapidez de crecimiento y capacidad de engorde (Huerta y col, 2001).

 

Para poder obtener mayor producción de carne de cerdo, se hace necesario intensificar el manejo con las reproductoras logrando 2.3 partos por puerca al año por lo que debemos trabajar en pos de disminuir el período destete- celo.

 

Los indicadores reproductivos en cerdas que estén sometidas bajo el mismo régimen de crianza no se comportan igual, cuando exista algún aspecto de manejo que atrase la involución uterina (lactancias cortas, situaciones de estrés crónico, alojamiento inadecuado post-destete, temperaturas elevadas) o que derive en pérdidas ostensibles en el peso de la cerda durante la lactancia ( reducción de la ingesta de pienso , camadas numerosas), se traducirá en un alargamiento del intervalo destete- presentación del celo, atendiendo a este aspecto es muy importante señalar que mucho más importante que el peso perdido es la composición del mismo, siendo mucho más grave  la pérdida de proteínas que de grasa corporal ( Carbó, 1999).

 

Cuando los nutrientes no son suministrados, el cuerpo usará los tejidos de reserva y existirá una gran reducción del peso corporal, por lo que  en las cerdas con una excesiva disminución del peso corporal se alargará el intervalo destete- celo, disminuye el por ciento de preñez y la supervivencia embrionaria (Aherne,1999).

 

Diferencias pequeñas en consumo se pueden transformar en pérdidas importantes de peso que no permitirían una buena reproducción en partos posteriores. Se ha observado que la frecuencia y amplitud de los pulsos de LH están directamente relacionados con la concentración de insulina y glucosa  entre los 7 y 21 días  de lactación ( koketsu y col, 1997).

 

Curtis (1999) afirma que los factores ambientales, así como  la alimentación y el manejo pueden producir variaciones en el período infértil post lactación.

Los cambios bruscos de alimentación pueden afectar las secreciones hormonales sumamente rápido ( Aherne,1996).

Three State (1998) recomienda un consumo elevado desde el destete hasta la aparición del estro para las cerdas que hayan perdido mucha condición corporal.

 

King (1994) asegura que las cerdas con deficiencias  nutricionales  en el período de amamantamiento pierden peso en un valor considerable, esto tiene influencia marcada sobre el intervalo destete- celo.

Está generalmente aceptado que los intervalos destete –celo , destete- cubrición  y destete – concepción aumentan cuando disminuye la duración de la lactación Foxcroft y Aherne (2002). Estos mismos autores plantean que la inadecuada ingesta de nutrientes durante la lactancia puede conllevar a problemas con la fertilidad; siendo la variabilidad del, intervalo destete- celo el principal problema que se presenta con las reproductoras.

 

Campabadal (1990) plantea que el problema de la mala alimentación y su efecto sobre la condición corporal es que normalmente una cerda puede soportar de uno a dos períodos por medio de sus recursos y no afectarse los lechones y su rendimiento productivo, pero al tercer parto si la alimentación no se corrige se desgastarán las reservas, los rendimientos se afectan y puede que sea necesario reemplazarla al no quedar  preñada.

El transporte del óvulo, así como la implantación del blastocito se ven afectados en cerdas sometidas a estrés calórico (más de 40° C) , Cuevas(1999).

 

Foxcroft y Aherne (2002) obtuvieron como resultado para cerdas de más de una parición una media de 6 días entre el destete y la presentación del nuevo celo.

 

Según Schuken (1994) la aparición del celo post-destete puede ocurrir en cerdas de más de un parto a partir del cuarto día y que en cerdas  de un solo parto generalmente no ocurre así debido a que el sistema reproductivo tiene un menor desarrollo. Kemp y Soede (1996) plantearon que a medida que las cerdas aumentan su número de partos, tienden a reducir el intervalo destete – estro, presentándose el celo fundamentalmente entre los 5 y 7 días post destete.

 

Los productores deben siempre diseñar sistemas de manejo que les permita aprovechar el efecto estimulatorio de los verracos en la reducción del intervalo destete- celo y mejorar la fertilidad (Foxcroft y Aherne, 2000).

 En la actualidad la mayoría de los sistemas intensivos acortan el período de lactancia con la finalidad de obtener mayor numero de partos por puercas al año, lo que repercute negativamente sobre el período destete- celo ( Cisneros, 2000).

 

Hipótesis: La mala condición corporal al momento del destete podría alargar el intervalo destete- celo.

 

Objetivo: Valorar el efecto de la condición corporal sobre la duración del intervalo destete- celo.

 

 

Materiales y Métodos:

 

Este trabajo fue realizado en el centro de cría Integral Porcino Soroa, perteneciente a la Empresa Porcina Pinar y emplazado en el Municipio Candelaria.

Para el mismo se tomó una muestra de 60 reproductoras Large-White, las cuales se encontraban entre 3 y 5 partos y bajo las mismas condiciones de alimentación y manejo. Estas se agruparon en tres grupos  de acuerdo a su condición corporal cada uno con 20 reproductoras.

 

Ø      Condición corporal 4 y 5:

 

ü      Animales de buena condición corporal por presentar forma redondeada, cadera y espina dorsal no palpables, raíz de la cola rodeada de grasa por mantener buen estado de carnes y no presentar los ijares hendidos.

 

Ø      Condición corporal 3:

 

ü      Animales de regular condición corporal por estar un poco mas delgadas que las anteriores, caderas y espina dorsal no visibles, únicamente palpables con presión firme de la palma de la mano, ijares hendidos y perdida moderada de tejido y grasa corporal.

 

Ø      Condición corporal 2:

ü      Animales de mala condición corporal porque presentan forma tubular, están delgadas, cadera y espina dorsal algo prominentes que pueden ser palpadas sin presión de la mano. Las costillas fácilmente visibles, ijares muy hendidos y gran perdida de grasa corporal.

 

Esta clasificación de condición corporal fue hecha por nosotros mismos teniendo en cuenta el estado de la masa.

 

Se controlo el periodo improductivo de estas reproductoras y los datos fueron analizados estadísticamente por el paquete estadístico STAGRAPHICS utilizándose el análisis de varianza y dócima de duncan para los días improductivos. Se calcularon además los coeficientes de correlación y regresión.

 

 

 

Resultados y Discusión:

 

A continuación se muestran los resultados obtenidos del análisis de la duración del periodo destete- celo de las reproductoras en estudio:

 

Tabla #1: Condición corporal e intervalo destete-celo de las reproductoras en estudio.

 

Condición Corporal.

Intervalo destete-celo

Condición Corporal.

Intervalo destete-celo

Condición Corporal.

Intervalo destete-celo

2

14

3

11

4y5

7

2

15

3

10

4y5

8

2

17

3

11

4y5

9

2

18

3

12

4y5

6

2

14

3

11

4y5

7

2

15

3

13

4y5

8

2

16

3

9

4y5

8

2

17

3

10

4y5

8

2

12

3

11

4y5

5

2

11

3

12

4y5

9

2

16

3

10

4y5

5

2

18

3

9

4y5

7

2

14

3

9

4y5

7

2

15

3

11

4y5

7

2

15

3

10

4y5

10

2

14

3

12

4y5

11

2

11

3

14

4y5

6

2

12

3

10

4y5

8

2

18

3

9

4y5

5

2

16

3

11

4y5

9

 

Como se puede observar los valores  del intervalo destete- celo oscilan entre 5 y 18 días coincidiendo con Schuken(1994) quien plantea que la aparición del celo post-destete puede ocurrir en cerdas de más de un parto a partir del cuarto día y no coincidimos con Kemp y Soede( 1996) quienes en sus resultados obtuvieron entre 5 y 7 días de período improductivo.

 

En el trabajo se obtuvo diferencias altamente significativas para un nivel de confianza del 99% en las cerdas en estudio, coincidiendo nuestros resultados con lo planteado por Aherne (1999) quien plantea que en cerdas con una excesiva reducción del peso corporal se ve afectado el intervalo destete- celo.

 

 

 

 

Tabla #2:Comportamiento de los días improductivos respecto a la condición corporal.

 

Condición corporal

Cantidad de animales

Media

ES±

DS±

Significación

2

20

14.4c

0.44

1.92

 

***

3

20

10.7b

0.338

1.47

4y5

20

7.84a

0.308

1.34

Letras diferentes difieren entre si para P<0.001.

 

En cuanto al coeficiente de correlación obtenido este fue de –0.8512, lo que nos indica una correlación negativa fuerte entre la condición corporal de las reproductoras y la duración del intervalo destete-celo, por lo que en la medida que aumenta una disminuye la segunda.

 

El coeficiente de determinación (R²) fue de 71.81%, esto nos indica que el IDC esta determinado en un 71.81 % por la CC.

 

Conclusiones y Recomendaciones:

 

1)     En las reproductoras con mejor CC se acorta el IDC.

2)     Existe relación inversamente proporcional entre la CC y el IDC.

3)     El IDC esta determinado por la CC.

 

 

 

Recomendaciones.

 

1)     Corregir la alimentación durante la gestación y la lactación en aras de aumentar la condición corporal y disminuir le intervalo destete celo.

 

 

 

Bibliografía.

 

  1. Aherne, F. 1996. La biología de la preñez establece el sistema de alimentación. Industria porcina. Vol 16 (6). Pág. 38.
  2. Aherne, F.1999. Feeding the lactation sow. Association of animal production. 14 (3): pág 27-29.
  3. Campabadal,, C.1990. Importancia de la energía en la alimentación de la cerda lactante. Asociación Americana de la Soya. México. Pág. 112.
  4. Carbó, C. B. 1999. Aspectos claves de la reproducción y producción porcina. Ed. mundi prensa. 2da edición. Pág. 145.
  5. Cisneros, P. 2000. Factores involucrados en la involución uterina. Cerdos Saines. Año 3 (32) pág.21.
  6. Curtis, S. E.1999. tips of space for voluntary feed intake. Pig progress. 15 (6):pág 15-20.
  7. Huerta, B. ; Arenas, A. ; Carrasco, L. 2001. Procesos entéricos en cerdos de recría y ceba. Informativo Porcino Año V # 17, Publicación Trimestral #4.
  8. Fernández, L. H.; Reinaldo, G. L. ;Alonso, S. R.; Rodríguez, D. J. M. ; Cama, G. M. ; Hernández, A. ; Espaigne, A. L. C.1989. Manual de Salud del cerdo. Tomo 1.ISCAH. ediciones ISCAH-Habana.244p.
  9. Foxcroft, G; Aherne, F. 2002. Factores que afectan la fertilidad de la cerda destetada. Cerdos Saines. (51). Pág.44.
  10. Kemp, D.; Soede, N. M. 1996. Relation Ship of weaning to estrus internal to timing of ovulation and fertilization in sows. Journal Animal Science. No 74, pág. 914.
  11. King, R.H. 1994. Nutritional anoestrus in young sows. Pigs new information.1 (7): pág. 15-22.
  12. Koketzu, Y. C. ; Dial, D. ; Marsh, W. E.; Pettgreg, C. E. ; Soler, A. 1997. Glucose  tolerance luteinizing hormone release and reproductive   performance of first litter sow fed two levels of energy during gestation. Animal Science. 3(15); Pág. 23-26.
  13. Shuken, Y. 1994. Evaluation of optimal age at first conception in gilts from date collected in commercial swineherds. J. Anim. Sci.72: 1387- 1392.
  14. Three State. 1998. Swine nutrition Guide Seminar Purdue University, Ohio State University and Michigan State University. Pág. 50-62.