Catálogo de Tecnologías para Pequeños Productores Agropecuarios  
  Catálogo de Tecnologías para Pequeños Productores Agropecuarios  
 

Portada|Catálogo de Tecnologías|Directorio de Instituciones|Acerca del Catálogo|SAGPyA

 

Riego por aspersión con carro de doble brazo y aspersores

Descriptores      ¿qué significan?

Difusión 1: hasta 10 productores   Costo 3: más de $600   Mano de obra: No hay información   Capacitación 3: más de 3 jornadas

Tema

Agricultura,
Agua y riego,
Forrajes,
Ganaderia

Provincia/s relacionada/s

Chubut

Institución/es

INTA EEA Chubut

Palabras clave relacionadas

erosión,
leguminosas,
mallines,
pasturas,
riego,
salinización,
vertientes

Descripción

Esta tecnología permite implementar un sistema de riego presurizado sin costos de bombeo. Esto es posible debido a la presión que ejerce la pendiente natural. Su uso permite tecnificar el riego para mallines, frutales y huertos de pequeños productores.

Debe construirse un embalse primario o pileta para captación de las vertientes. Este puede ser un bebedero de fibrocemento, cuya entrada natural sería la salida del agua de la vertientes. Su objetivo es captar agua en los faldeos de cerros, o laderas de cañadón, a fin de aprovecharla para el riego. El agua se conduce hasta el sitio a regar, mediante una cañería de 1 a 2" de diámetro (según el caudal disponible). El área de riego debe ubicarse a un nivel inferior de la fuente. Si bien el sistema funciona con 15 m de desnivel, lo ideal sería que exista un mínimo de 20 ó 25 m de desnivel entre la fuente y la parcela a regar. En el sitio a regar, el agua se distribuye mediante un carro regador transportable, tipo cañón, con 2 brazos en forma de "T", en cuyos extremos se ubican aspersores tipo martillo de mediano caudal. Según la presión de trabajo, esto permite una superficie de mojado de entre 20 y 50 m. El carro regador consta de 1 bastidor con 2 ruedas de 30 a 35 cm de diámetro que soporta y transporta los aspersores. La conexión entre los aspersores y la manguera de riego se realiza con caños y accesorios de hierro galvanizado. Los aspersores de tipo martillo deben ser de tamaño mediano para tareas pesadas (de bronce de 1,25"), de círculo completo de mojado y de uso general. Se deben usar caños de riego de polietileno de 1,2 a 2" de diámetro y 2,5 a 4 kg de presión. También deben usarse llaves tipo esclusa.

Contexto de uso

Si bien está siendo usada por pequeños productores de las Sierras de Telsen (centro Norte de la provincia del Chubut), ésta es todavía una tecnología en desarrollo. En el marco de un Plan de trabajo denominado "Mejoramiento de un mallín de la zona Noreste del Chubut", el mallín está siendo mejorado mediante intersiembra de pasturas mixtas y el riego con el sistema aquí descripto.

Su uso tiene lugar en establecimientos ganaderos de 3 a 4 leguas de superficie, que se hallan por debajo de la unidad económica (entre 900 y 1.500 lanares). Están ubicándose en las vertientes de agua en los faldeos de las cerrilladas que colindan con el mallín. La ganadería ovina es la principal actividad productiva y la lana su producto más importante. Cerca de la casa, en el mismo mallín, también cultivan montes frutales con posibilidades de ser regados con este sistema y que son usados para la elaboración de dulces destinados al mercado. La producción de los mallines se potencia con el riego y la intersiembra de pasturas y permite diversificar la actividad ganadera ovina, a través del engorde de corderos. Estas unidades productivas comparten 2 ecosistemas típicamente patagónicos: meseta y mallines. Los mallines son unidades que poseen suelos con características hidromórficas que, debido a su posición topográfica, reciben el aporte de aguas provenientes de acuíferos artesianos mediante recarga lateral y ascensional. Debido a su alta producción de forraje, los mallines tienen una importancia fundamental dentro de las explotaciones ganaderas. Las diferencias de humedad entre la periferia y el centro de los mallines condicionan la composición botánica del pastizal de esos sectores. Las comunidades vegetales nativas que prosperan en el mallín están dominadas por juncáceas y ciperáceas. En el área en donde se lleva a cabo la experiencia, es común observar procesos de salinización debida al efecto desecante de los vientos, las precipitaciones escasas y las temperaturas comparativamente mayores que se producen durante el verano. Esto afecta la composición florística de los mallines. Los suelos de los mallines han evolucionado a partir de la superposición de sedimentos glaciales, aluviales y volcánicos sobre los que actuó un bajo desarrollo pedogenético. La napa freática se halla por lo general a menos de 1 m de profundidad, con vertientes de agua de excelente calidad, con muy alto contenido de fósforo, y gran cantidad de tobas en superficie.

Desempeño

Actualmente, la implementación integral de las tecnologías de mejoramiento del mallín (intersiembra y riego), se halla en la etapa de desarrollo y evaluación.

Tradicionalmente, los productores no utilizan la tecnología del riego ni el mejoramiento del mallín con especies exóticas (gramíneas o leguminosas), ni realizaban un manejo racional del pastoreo. En relación a la tecnología tradicional, el riego por aspersión en mallines, huertos y montes frutales, presenta las siguientes ventajas: se evita la degradación de los mallines ya sea por erosión o salinización, permite la introducción de pasturas exóticas (festuca, lotus, agropira, etc.), se realiza un uso racional de los recursos hídricos, aumenta y mejora la producción de pasto (y carne), hortalizas y frutas, y es posible manejar más eficientemente la majada disminuyendo la mortandad de animales en periodos críticos. Entre las desventajas, se destaca el hecho de que en zonas sin reparo se observa la deriva del agua asperjada. No obstante, los mallines en general están reparados por las laderas de los cerros. Lo mismo ocurre con los montes frutales, ya que los árboles ofrecen protección contra el viento. Otro problema que se puede observar tiene que ver con cuestiones más bien sociales, ya que los productores que incorporan esta tecnología tienen que adaptar a su modo de vida pastoril una "cultura de riego". Finalmente, es necesario considerar también la importante inversión que se requiere, aunque esta no resulta muy alta en relación a los beneficios que reporta.

Costo

Para poner en funcionamiento el sistema, los productores deben comprar el carro regador ($360), los aspersores ($120 c/u), caños de polietileno (1,10 $/m) y llaves tipo esclusa ($11 c/u). Una vez que el equipo de riego está en funcionamiento, es necesario realizar el mantenimiento que corresponda (caños, niples, cuplas, picos regadores, etc.).

La cantidad de mano de obra requerida para poner en funcionamiento esta tecnología depende de si el equipo regador se construye en el mismo establecimiento agropecuario, o si se construye en una metalúrgica. También es necesario considerar la cantidad de metros de cañería que hay que instalar, en función de la distancia del mallín a la fuente de agua. Un análisis similar cabe cuando se analiza la cantidad de mano de obra necesaria para la operación del sistema. Esta va a depender del número de riegos mensuales, la superficie a regar, el tipo de suelos, la forma del mallín y el caudal disponible.

Resultados esperados

El riego de mallines con este sistema permite un mayor aprovechamiento de la superficie disponible, incorpora a la explotación un área de producción netamente intensiva, e incrementa significativamente la producción de carnes, lana, frutas y/u hortalizas. Por otra parte, presenta la capacidad de mejorar la calidad de vida de la familia rural ya que permite incrementar el tamaño de la majada, mejora la disponibilidad de forrajes, aumenta la cantidad de animales disponibles para faena y aumenta y mejora la producción de frutas, hortalizas y lana.

Su impacto sobre el ambiente es favorable, salvo que se riegue ineficientemente y/o con agua de mala calidad. Si el manejo que se realiza no es el adecuado, se puede producir la salinización y/o sodificación de los suelos.

Adaptación

La propuesta tecnológica que aquí se presenta se puede adaptar a distintas situaciones productivas. No obstante existen una serie de factores técnicos que pueden limitar su incorporación: la inexistencia de una fuente de agua cercana al mallín, la inadecuada calidad del agua y la existencia de procesos de salinización y/o degradación que no permita su recuperación mediante la intersiembra y el riego.

Descriptores      ¿qué significan?

Difusión 1: hasta 10 productores   Costo 3: más de $600   Mano de obra: No hay información   Capacitación 3: más de 3 jornadas

Tema

Agricultura,
Agua y riego,
Forrajes,
Ganaderia

Provincia/s relacionada/s

Chubut

Institución/es

INTA EEA Chubut

Palabras clave relacionadas

erosión,
leguminosas,
mallines,
pasturas,
riego,
salinización,
vertientes

Institución

Esta tecnología es ofrecida por la Estación Experimental Agropecuaria INTA Chubut. En el rastreo de información realizado, no se han obtenido datos acerca de tecnologías que permitan el aprovechamiento del agua en ambientes como los acá descriptos.

La difusión de esta tecnología se realiza a través de las tareas de extensión que encara el INTA. Su uso por parte de los productores requiere de una serie de capacitaciones relacionadas con la tecnología de riego. Las necesidades de capacitación de los productores, dependerá principalmente de si los productores tienen experiencias anteriores en riego de cultivos o pasturas.

Para mayor información acerca de las características de esta tecnología, consultar a la EEA INTA Chubut. Esta ficha fue elaborada por el Perito Agrónomo Eduardo Evans y el Ing. Agr. Jorge Luis Luque.

Volver arriba
ARRIBA