Catálogo de Tecnologías para Pequeños Productores Agropecuarios  
  Catálogo de Tecnologías para Pequeños Productores Agropecuarios  
 

Portada|Catálogo de Tecnologías|Directorio de Instituciones|Acerca del Catálogo|SAGPyA

 

Molino campesino

Descriptores      ¿qué significan?

Difusión 3: más de 20 productores   Costo 3: más de $600   Mano de obra 3: más de 10 jornales   Capacitación 3: más de 3 jornadas

Tema

Transformacion de la producción primaria

Provincia/s relacionada/s

Catamarca,
La Rioja

Institución/es

BePe (Bienaventurados los Pobres)

Palabras clave relacionadas

autoabastecimiento,
maíz,
molino,
riego

Descripción

El molino "Tepal 1.0" permite la molienda de granos y especias en general. En particular, permite la producción de harinas tradicionales que no se encuentran en el mercado, tales como harina "criolla" y "cocida" (o "cocho"), semita y afrecho. Algunos de estos productos presentan demanda insatisfecha.

Consiste en una instalación que permite moler granos y especias mediante el movimiento giratorio de una piedra móvil sobre otra fija. La fricción necesaria para la molienda se genera con 2 discos concéntricos de 1 m de diámetro con eje vertical (la piedra inferior es fija y la superior móvil o "voladora"). El grano se coloca en una tolva y por medio de una cuchara dosificadora entra a un orificio ("ojal") practicado en forma concéntrica en la piedra "voladora". La fuerza centrífuga hace que el grano se desplace entre medio de las 2 piedras en un proceso progresivo de molienda. Cerca del eje, la velocidad tangencial es baja y se procura una pequeña separación entre piedras, lo que permite la ruptura del grano. Cerca del borde externo (por donde sale la harina), se llega a una separación nula y a velocidades tangenciales mayores (no más de 8 m/s). Esto permite que el grano partido se muela hasta alcanzar granulometrías muy finas, imposibles de lograr con molinos de otro tipo (martillos, cuchillas, bolas, etc.) y comparables sólo con sistemas progresivos de cilindros en tandem de un mínimo de 6 cuerpos. Una varilla reguladora, ajusta la presión óptima entre las piedras. El equipo se completa con un motor hidráulico de chorro libre oblicuo tipo "turgo", con una turbina de eje vertical ("rodezno") de velocidad intermedia (del mismo orden que una turbina "banki") y un cernidor cilíndrico de 2 etapas que permite separar la harina de la semita y el afrecho.

Su principal uso es para la elaboración de harina cocida, la que se produce tostando el trigo limpio y moliéndolo. Con la piedra voladora trabada se larga el agua por el canal de admisión y paulatinamente se suelta la piedra a fin permitir que gire hasta alcanzar la velocidad óptima de molienda (de 100 a 130 r.p.m.). En esa posición se regula la cuchara y la "tarabilla" (que golpea la cuchara) para que dosifique correctamente la cantidad de grano que entra al molino. La harina cocida sale por el borde externo y se acumula en el cajón de molienda donde el molinero la recoge con una cuchara y la embolsa. Para parar el molino, simplemente se corta el agua e inmediatamente se detiene. Luego se limpian bien tanto las piedras como el cajón, para que quede listo para otro tipo de molienda o para comenzar al día siguiente.

Contexto de uso

El primer molino con motor hidráulico fue construido en Roma bajo el reinado de Augusto (hace 2.000 años). Los molinos de piedras planas con rodezno datan del siglo IV d c. Los sistemas de molienda de piedras se han usado a nivel industrial hasta la década de 1930, mientras que los motores hidráulicos de rodezno se dejaron de usar a principios de siglo. Este modelo de molino es usado por campesinos de la localidad de Medanitos en el departamento de Tinogasta (provincia de Catamarca). Entre las décadas de 1920 y de 1960, existieron en Medanitos 3 molinos de este tipo. Hoy sabemos de la existencia de molinos similares en el departamento Santa María, en la localidad de Pozo de Piedra en el Norte Chico de Belén y otro movido por energía eléctrica en Tinogasta. Aunque en desuso, también existen otros molinos en Ancasti y Pituil (departamento Famatina, provincia de La Rioja). Molinos nuevos, importados de Bélgica, se emplean hoy en la producción de harinas orgánicas que se venden a muy buen precio en locales selectos de Buenos Aires.

Los pequeños productores que pueden usar el molino, poseen hasta 5 ha. de tierra y su principal producción es la viñatera. Los campesinos tienen en general posesión y título de las tierras que habitan. A veces trabajan en otras fincas como medieros o bien en tierras prestadas por algún pariente que ha emigrado. Cuentan con buena cantidad de agua de riego, aunque su manejo no es bueno. La uva se destina al mercado. La ganadería menor (cabras y ovejas) y la realización de pequeñas siembras son las principales actividades destinadas al autoconsumo. El grado de mercantilización de sus economías es elevado y el principal componente del ingreso familiar es la venta de mano de obra (dentro o fuera del pueblo). Otro componente importante son los sistemas de seguridad y ayuda social. La mano de obra disponible para trabajar en las fincas es escasa y de baja productividad. La actividad de molienda se ha perdido y sólo los más viejos la recuerdan. Desde el punto de vista ambiental, la región de Medanitos está ubicada en el bolsón de Fiambalá y constituye un pequeño oasis cruzado de Norte a Sur por el río Abaucán. Fitogeográficamente se encuentra en la región del Monte, con precipitaciones que no superan los 100 mm anuales. El clima es seco, desértico y caluroso y el periodo de heladas va desde Abril hasta los primeros días de noviembre.

Desempeño

Desde su inauguración en 1993, el molino estuvo en funcionamiento sólo por periodos cortos, obteniéndose buenos resultados productivos. La falta de recursos llevó a la inauguración del molino sin la concreción de obras hidráulicas que aseguraran su continuidad. La falta de revestimiento del canal de alimentación provocó su continuo deterioro. Por otro lado, el río Abaucán arrastra gran cantidad de arena elevando paulatinamente los niveles de las acequias donde desagua el molino, causando el empantanamiento del rodezno. Actualmente, se encuentran en construcción las obras necesarias para su correcto funcionamiento.

Un supuesto relevante del proyecto constituía la posibilidad de conseguir trigo para la molienda. Si bien en la localidad no se produce trigo, sí se produce en la región (Sur de Tinogasta, Belén y Norte de La Rioja). Las experiencias de siembras en la zona, no han dado buenos resultados por la falta de cuidados elementales (por ej., cercos). Hoy se están llevando a cabo unidades de experimentación adaptativa de menos de 0,25 ha. que buscan, a su vez, la utilización del suelo en invierno. Por último, otro inconveniente consiste en las dificultades organizativas que implica el funcionamiento de esta tecnología, ya que al pertenecer a 4 grupos comunitarios, resulta muy difícil administrarlo y tomar las decisiones que correspondan.

En general, los grupos lo ven como algo muy útil. La idea de reconstruir un molino para la zona nació de las mismas comunidades que veían que antes de la introducción del monocultivo de uva, se manufacturaban productos que ahora compran en el mercado. Incluso, como sucede con la harina cocida, algunos de estos productos ya no se consiguen en el mercado. No obstante, se observa cierta frustración al no poder contar hoy con una instalación que funcione y que beneficie a todos. Además, tanto los productores como la Municipalidad, están interesados en generar puestos de trabajo y se está analizando la posibilidad de incluir al molino dentro de un circuito turístico regional.

La tecnología tradicional es similar a la aquí ofrecida, ya que su desarrollo se basó principalmente en el rescate de los antiguos procedimientos de molienda. La base del desarrollo fue un viejo molino de la misma localidad, que se compró y del cual sólo se pudieron usar las piedras, el eje de hierro ("palafierro") y la "brújula" de acople del eje con "la voladora". Las mejoras introducidas consistieron en el rediseño del motor hidráulico. Se realizó un rodezno que permitió pasar de un rendimiento hidráulico del 30% para la tecnología tradicional a un rendimiento del 60% para la tecnología ofrecida. Esto posibilitó la utilización de un salto con la mitad de la potencia disponible en otros molinos evaluados (3,6 HP contra 7,2 HP). Esta mejora se logró diseñando un rodezno de chapa de 16 álabes con ángulo de ataque calculado para alcanzar la velocidad de molienda apropiada y salida horizontal, aprovechando al máximo la energía del curso de agua. Además se diseño un cojinete axial cambiando el tradicional sistema de "dado" y "dedil" por un cojinete de bronce al aluminio de doble efecto, dentro del que se monta una bolilla de acero templado de 1" de diámetro y sobre la que se asienta la punta de eje del rodezno (también construida de bronce al aluminio).

Costo

Se consigna aquí sólo el costo para la obra mecánica (no se consideran los costos para la obra hidráulica asociada ni para otras instalaciones civiles). El costo total de los materiales obtenidos del mercado asciende a $720 (rodezno, cojinete, regulador y tobera de admisión). El costo de los elementos preexistentes y reusados es de aproximadamente $5.000 (2 piedras de 1 m. de diámetro de 0,25 m de espesor y 450 kg de peso, palafierro, brújula, tolva con cuchara y tarabilla y durmiente sobre el que se asienta el cojinete axial.

Su construcción demandó unos 30 jornales y su operación requiere unos 8 jornales cada 1.000 kg de harina cocida.

Resultados esperados

El uso del molino "Tepal 1.0" permite producir 10.000 kg de harina cocida/año (o productos similares). Su funcionamiento beneficia a 1 molinero y 4 grupos comunitarios que pueden contar con productos de alto valor agregado para el autoabastecimiento o la comercialización.

Su uso puede mejorar el ingreso de las familias en 800 $/año a partir del procesamiento de 2 ha de trigo. Puede mejorar la calidad de vida de la familia rural siempre que se consigan canales de distribución adecuados y se generen cambios en las estrategias familiares (mayor dependencia de los ingresos prediales y menor sujeción al empleo público y esquemas de seguridad social).

La tecnología aquí propuesta no produce ningún efecto adverso en el ambiente. La instalación del molino permitió la utilización de tierras improductivas al demostrar que era posible elevar el nivel del agua con la misma toma. Además, promovió la reflexión sobre el arrastre de arena del sistema de riego y la necesidad de construir desarenaderos apropiados para cuidar la fertilidad de los suelos.

Adaptación

Aunque la solución tecnológica no permite una gran recreación, sí permite su adaptación para una gran cantidad de productos como por ejemplo: maíz partido, polenta, pimentón, comino, algarroba, etc. La principal dificultad para su incorporación a los sistemas productivos de los pequeños productores consiste en la necesidad de una explotación en forma asociativa.

Descriptores      ¿qué significan?

Difusión 3: más de 20 productores   Costo 3: más de $600   Mano de obra 3: más de 10 jornales   Capacitación 3: más de 3 jornadas

Tema

Transformacion de la producción primaria

Provincia/s relacionada/s

Catamarca,
La Rioja

Institución/es

BePe (Bienaventurados los Pobres)

Palabras clave relacionadas

autoabastecimiento,
maíz,
molino,
riego

Institución

El molino "Tepal.1" está siendo ofrecido por la ONG Bienaventurados los Pobres (Be.Pe.). Instituciones de otros países también difunden esta tecnología, en especial el Agricultural Development Bank y la Kathmandu Metal Industry (ambas de Nepal).

Los promotores de terreno de Be. Pe. difunden esta tecnología a través de cartillas de difusión, boletines institucionales y talleres y encuentros de redes de Entidades de Promoción del Desarrollo. Su incorporación por parte de los productores requiere de capacitaciones específicas tanto para su construcción como para su uso. Para su utilización se necesita una capacitación práctica de 1 semana y seguimientos periódicos.

Para mayor información acerca de las características de esta tecnología consultar a Be. Pe. Esta ficha fue elaborada por el Tco. Juan José Sánchez.

Volver arriba
ARRIBA