Catálogo de Tecnologías para Pequeños Productores Agropecuarios  
  Catálogo de Tecnologías para Pequeños Productores Agropecuarios  
 

Portada|Catálogo de Tecnologías|Directorio de Instituciones|Acerca del Catálogo|SAGPyA

 

Recuperación de suelos degradados mediante abonos verdes

Descriptores      ¿qué significan?

Difusión 3: más de 20 productores   Costo 1: hasta $200   Mano de obra 2: entre 3 y 10 jornales   Capacitación: No hay información

Tema

Agricultura,
Forrajes

Provincia/s relacionada/s

Catamarca,
Corrientes,
Misiones,
San Luis

Institución/es

INTA EEA Cerro Azul (Misiones),
INTA EEA Corrientes (Corrientes)

Palabras clave relacionadas

abono verde,
ahorro de jornales,
algodón,
caupí,
control de malezas,
erosión,
mucuna,
riego,
rotaciones,
suelos degradados,
tabaco,
tracción animal

Descripción

Estos invernaderos procuran disminuir los inconvenientes que causa la escasez de verdura fresca durante los meses de invierno en la región andina.

Se trata de un invernadero de paredes de adobe, con franjas del techo de plástico para invernadero, combinado con franjas de caña y barro para reducir el efecto de las pronunciadas amplitudes térmicas normales en la zona. El invernadero consta de una cámara posterior de regulación de la temperatura, de paredes de adobe y techo de caña y barro, comunicada con el cuerpo del invernadero por una hilera de ventanas cercanas al suelo y otra cercanas al techo. Estas aberturas permiten producir el efecto de convección del aire dentro del invernadero.

Estos invernaderos pueden utilizarse como huerta durante todo el año, o para adelantar la siembra de especies no tolerantes a las heladas (por ej., tomate). La principal dificultad que enfrentan los productores en su manejo, se relaciona con la regulación de las temperaturas dentro del invernadero y el control de las plagas que eventualmente aparezcan.

Contexto de uso

En la actualidad, esta tecnología está siendo usada por los padres de alumnos que participan en una cooperadora escolar. Son aproximadamente 20 personas en Campo Carreras, departamento Iruya (provincia de Salta). Las hortalizas y verduras producidas son destinadas en su totalidad al abastecimiento del comedor escolar. Esta es una zona geográficamente aislada de la capital provincial, y prácticamente inaccesible durante el verano debido al deterioro que las lluvias causan en los caminos.

Los pequeños productores de Iruya combinan su trabajo predial con el trabajo asalariado en la zafra azucarera desde mayo hasta noviembre. Las tierras han sido recientemente restituidas a sus pobladores por medio de una ley provincial, luego de siglos de apropiación a través de mercedes reales y subsiguientes compras. En la zona, el agua para riego es escasa y se maneja por medio de turnos y reglamentaciones establecidas tradicionalmente por la comunidad. Los principales rubros productivos son papa, maíz, haba y alfalfa para el autoconsumo. Ultimamente se ha incorporado la producción de arveja para la venta en los mercados locales. En el área ganadera existe cría de ganado menor a pequeña escala (ovejas y cabras). La producción es familiar, aunque algunos miembros de la familia no se encuentran en la explotación durante el invierno debido a la referida migración a la zafra. No obstante, existe en la actualidad mayor disponibilidad de mano de obra debido a que los ingenios azucareros están expulsando mano de obra.

La zona se encuentra emplazada en la cordillera oriental, sobre antiguas terrazas aluviales del río Iruya, a unos 3.600 m.s.n.m. El relieve es sumamente escarpado, los suelos son pedregosos, poco desarrollados y con buen drenaje. El clima es semiárido de alta montaña con amplitudes térmicas diarias y anuales muy marcadas. La vegetación es rala de tipo puneña, con especies arbustivas y paja. El rasgo más importante en cuanto al estado de los recursos naturales es la profunda erosión que sufren las laderas montañosas, debido a dos causas principales. La primera es de origen geológico y climático ya que la cordillera oriental es geológicamente joven y presenta profundas fallas. Esto, conjuntamente con las amplitudes térmicas pronunciadas, proporciona abundante material erosionable que las lluvias torrenciales de primavera convierten en movimientos en masa de gran magnitud. El segundo elemento es de origen antrópico ya que el cauce del río Pescado, del cual el Iruya es tributario, fue modificado a fines del siglo pasado, produciendo erosión retrocedente en las cabeceras, y acentuando las características naturales de la zona.

Desempeño

Los productores se encuentran muy satisfechos con el funcionamiento del invernadero, ya que anteriormente la escasa fruta y verdura fresca que se consumía en la escuela era comprada fuera de la localidad. No obstante, productores y técnicos destacan algunos problemas: a) el viento y el granizo atentan continuamente en contra de la duración del plástico del invernadero; b) a pesar de que el invernadero aumenta la eficiencia del uso del agua, existe escasez de agua para regar las verduras y hortalizas. Probablemente, este problema debería haberse considerado con mayor atención antes de su construcción; c) durante el primer año productivo, resultó difícil regular las temperaturas y con frecuencia se observaron quemaduras en las plantas más expuestas a los rayos solares; d) resulta difícil controlar las hormigas debido a que no se usa ningún tipo de insecticidas; e) las lluvias estivales "lavan" las paredes del invernadero por lo que es necesario realizar un mantenimiento permanente; y f) todos estos inconvenientes que se presentan son arduamente solucionados principalmente por el hecho de que el invernadero es comunitario. De acuerdo al criterio técnico, se debería intentar construir invernaderos familiares para el mejor manejo de la temperatura interior y la reposición de materiales deteriorados.

Costo

El costo de construcción de 1 invernadero de 6 x 6 m es de $786. Este valor incluye no sólo los insumos obtenidos del mercado, sino también los provenientes de las propias explotaciones de los productores. Entre los insumos externos se destacan el plástico ($36), tirantes de madera ($180), cañas ($60), puerta ($80), alambre ($10), cemento ($500, piedra para cimiento ($40), clavos ($5) y fletes ($100). Entre los insumos internos provenientes de los propios sistemas productivos, se destacan los adobes ($150), 2 jornales para la elaboración del barro ($30) y 3 jornales para el acarreo de piedras ($45).

Insumos Internos. Una vez que están disponibles todos los materiales, el invernadero demanda 10 jornales para su construcción ($150). Su uso cotidiano requiere 1 jornal.

Resultados esperados

Esta propuesta no apunta a mejorar los ingresos monetarios de los productores. Su principal ventaja es permitir a las familias rurales un acceso más o menos constante de vitaminas y hierro a través de la verdura fresca obtenida. La mejora puede constatarse cuantificando la incorporación mensual de productos cosechados en el invernadero o, a largo plazo, a través de los datos proporcionados por los Agentes Sanitarios que recorren la zona evaluando el estado nutricional de los niños pequeños. Asimismo, la existencia y funcionamiento de huertas y gallineros familiares, constituyen también indicadores sensibles. Al menos a nivel familiar, la producción de verdura fresca reemplaza al abastecimiento que se produce por otros medios ya que las familias disminuyen la compra de verduras fuera del predio.

El invernadero prácticamente no produce desechos contaminantes. Probablemente la situación sería distinta si se utilizaran agroquímicos para controlar las plagas (especialmente si no fueran utilizados tomando las precauciones necesarias). El único desecho que actualmente se produce es el causado por el reemplazo anual del plástico de cubierta, el cual no es biodegradable. Si se usasen placas policarbonadas este problema no existiría, pero su costo inicial sería significativamente mayor.

Adaptación

Esta propuesta tecnológica es suficientemente flexible como para adaptarse a situaciones diversas. El mayor obstáculo para su difusión radica en su relativamente alto costo inicial.

Descriptores      ¿qué significan?

Difusión 3: más de 20 productores   Costo 1: hasta $200   Mano de obra 2: entre 3 y 10 jornales   Capacitación: No hay información

Tema

Agricultura,
Forrajes

Provincia/s relacionada/s

Catamarca,
Corrientes,
Misiones,
San Luis

Institución/es

INTA EEA Cerro Azul (Misiones),
INTA EEA Corrientes (Corrientes)

Palabras clave relacionadas

abono verde,
ahorro de jornales,
algodón,
caupí,
control de malezas,
erosión,
mucuna,
riego,
rotaciones,
suelos degradados,
tabaco,
tracción animal

Institución

El invernadero andino ha sido generado y puesto a prueba en toda la región andina de nuestro país (e incluso en países vecinos). Los planos del invernadero fueron obtenidos a través del Proyecto de Desarrollo Agroforestal (GTZ) de Salta (1995), quien realizó talleres con los productores de las comunidades en los que se puntualizaron materiales y métodos más apropiados para la zona. El proyecto fue propuesto por la Ing. Mariana Quiroga a la ex Secretaría de Planeamiento y Control de Gestión del Gobierno de Salta (actualmente está a cargo del Ministerio de la Producción y el Empleo), que financió su construcción. Existen numerosas instituciones que han construido distintos tipos de invernaderos en la puna jujeña o salteña. En el ámbito estrictamente de investigación, experimentación y asesoramiento es de destacar la actividad del INENCO (Instituto de Energías No Convencionales de la Universidad Nacional de Salta). La Ing. Mariana Quiroga es miembro del Instituto de Desarrollo Rural - Facultad de Ciencias Naturales, Universidad Nacional de Salta.

La difusión de este tipo de tecnología se encuentra a cargo de las distintas instituciones vinculadas a los pequeños productores que operan en la zona. Su incorporación requiere capacitar a los pequeños productores. Para su puesta en marcha, los productores necesitan participar en 4 jornadas de capacitación sobre construcción, manejo de temperatura y riego y problemas relacionados con quemaduras y plagas.

Para mayor información sobre las características de esta tecnología, contactar al Instituto de Desarrollo Rural. Esta ficha fue elaborada por la Ing. Agr. Mariana Quiroga Mendiola

Volver arriba
ARRIBA