Catálogo de Tecnologías para Pequeños Productores Agropecuarios  
  Catálogo de Tecnologías para Pequeños Productores Agropecuarios  
 

Portada|Catálogo de Tecnologías|Directorio de Instituciones|Acerca del Catálogo|SAGPyA

 

Suplementación de cabras lecheras con semilla de algodón

Descriptores      ¿qué significan?

Difusión 1: hasta 10 productores   Costo: No hay información   Mano de obra 1: hasta 3 jornales   Capacitación 2: entre 1 y 3 jornadas

Tema

Ganaderia

Provincia/s relacionada/s

Catamarca,
Chaco,
Santiago del Estero

Institución/es

INTA EEA Santiago del Estero

Palabras clave relacionadas

alfalfa,
algodón,
cabras,
comedero,
corral,
organización,
pasturas,
riego,
suplementación

Descripción

La suplementación de cabras de tambo con semilla de algodón se propone incrementar la producción mediante el empleo de raciones de mínimo costo.

El pastoreo a campo del ganado caprino, se suplementa administrando raciones de un máximo de 200 g de semilla de algodón/cabra/día (la cantidad varía según su peso vivo). El suplemento se suministra en comederos instalados dentro de los corrales de encierro. Para facilitar la tarea de racionamiento, se calculan la cantidad de semilla que corresponda según el peso de 10 cabras. Luego se marca en una botella descartable el volumen al cual corresponde el peso de semilla calculado y se la coloca en el comedero para que sea consumida por las cabras.

Contexto de uso

Se encuentra en una primera etapa de adopción. Está siendo usada por un grupo de 5 productores demostradores de la Cooperativa Agropecuaria de Pequeños Productores Agrícolas y Caprinos (CAPPAC), ubicados en la cuenca lacto caprina del departamento Robles (Santiago del Estero). Esta cooperativa abastece a la fábrica de quesos de cabra "Las Cabrillas" de FUNDAPAZ, ubicada en Forres.

Se trata de sistemas productivos semi intensivos, con parcelas de hasta 25 ha, las cuales cuentan con 5 ha con riego por inundación aptos para la agricultura. Las 20 ha restantes, corresponden a una parcela de monte utilizada como fuente de forraje natural. El uso de la tierra agrícola se compone de 2,5 ha consociadas de maíz y cucurbitáceas, 1,5 ha de alfalfa para corte y 1 ha de cebada negra utilizada como verdeo de invierno. Los granos y los frutos se destinan al autoconsumo familiar, mientras que el 90% de la alfalfa se dedica al acopio de reservas forrajeras para los animales caprinos y de tiro. El 10% restante se coloca en el mercado local a un precio que oscila entre 1 y 2,50 $/fardo. Los productores disponen de unas 30 cabras doble propósito (leche/cabrito) las cuales cumplen también un rol importante en la alimentación familiar. El 70% de los cabritos se destinan a la venta (17 $/cabrito) y el 30% al autoconsumo. La producción de leche es comercializada totalmente en la fábrica de quesos a razón de 0,50 $/l. Los sistemas productivos se encuentran ubicados en el Chaco semiárido, con un régimen de precipitaciones monzónico de 500 mm anuales y sequías cíclicas que se presentan a partir de las primeras heladas de invierno hasta el final de la primavera. El balance hídrico anual es negativo debido a los altos valores de evapotranspiración de la zona. El monte, se encuentra totalmente degradado por antiguas sobre-explotaciones forestales, lo que afecta la cantidad y calidad de la oferta forrajera. Actualmente, se observan en el monte algunas especies de bajo valor tales como tusca, garabato, tala, vinal, molle, sacha melón, renovales de algarrobo negro y rosetas de mistol. Las pasturas naturales están compuestas fundamentalmente por gramíneas, en especial, Tricloris crinita. La oferta forrajera total varía entre los 2.000 y 3.000 kg de materia seca por hectárea.

Desempeño

La práctica tiene un buen desempeño en los tambos caprinos del área de riego del río Dulce. Los productores la han adoptado y la están administrando en las raciones para cabras de ordeñe.

Anteriormente, los productores suplementaban las cabras a corral, utilizando grano de maíz, afrecho de maíz, pellet de trigo y fardo de alfalfa. Las ventajas de la tecnología aquí ofrecida en relación a la tecnología tradicional son básicamente dos. En sistemas de producción semi-intensivos, donde la base de alimentación de las cabras es el monte natural, se raciona con un sólo tipo de suplemento, lo que simplifica la tarea. Por otro lado, se trata de un forraje seco, de fácil acopio y que no produce fermentaciones durante el acopio que pudieran causar intoxicaciones. La principal desventaja consiste en que la semilla de algodón posee una sustancia llamada gosipol, la cual es tóxica en niveles altos de consumo. Por lo tanto, es fundamental controlar el racionamiento para que no supere los 200 g/cabra/día.

Costo

La práctica requiere la adquisición de la semilla de algodón de calidad industria en desmotadora. Su precio de referencia es de 0,08 $/kg. Los productores deben utilizar los comederos instalados en los corrales, los cuales son construidos con chapas en desuso, cubiertas o bidones cortados.

Para una majada promedio, cada productor dedica al racionamiento de las cabras unas 2 horas diarias.

Resultados esperados

Esta suplementación permite mantener los niveles de producción de leche por cabra sin afectar su calidad. Comparado con otro tipo de raciones, disminuye los gastos de alimentación. Por ejemplo, suplementar a 1 cabra que produce 1 litro de leche, con una ración de maíz (400 g) y alfalfa (600 g) cuesta $0,156. En contraste, mantener el mismo volumen productivo suplementando a las cabras con semilla de algodón (200 g) cuesta $0,016. En una majada promedio se obtienen 1,5 cabritos logrados/cabra/año y una lactancia de 210 días/cabra, con una producción de 220,50 kg de leche/año.

Este tipo de tecnología no produce impactos ambientales negativos y puede mejorar los ingresos ya que se reducen los costos de suplementación.

Adaptación

La tecnología es flexible, especialmente porque la semilla de algodón de calidad industria, es un subproducto de la industria de las desmotadoras de algodón, cuyo precio de mercado es bajo y de fácil disponibilidad. El insumo básico de esta tecnología, es de fácil acceso en el mercado de Santiago del Estero y en otras provincias del Norte argentino en las que existen instalaciones industriales abocadas al desmote de algodón. Los productores pueden acceder al insumo, si pertenecen a una organización que posea una estructura capaz de negociar en forma conjunta, tanto el precio del producto como el flete para colocar el suplemento en la zona. De lo contrario, los costos y la accesibilidad del insumo, pierden valor de oportunidad y dificultan su incorporación en las explotaciones de los minifundistas.

Descriptores      ¿qué significan?

Difusión 1: hasta 10 productores   Costo: No hay información   Mano de obra 1: hasta 3 jornales   Capacitación 2: entre 1 y 3 jornadas

Tema

Ganaderia

Provincia/s relacionada/s

Catamarca,
Chaco,
Santiago del Estero

Institución/es

INTA EEA Santiago del Estero

Palabras clave relacionadas

alfalfa,
algodón,
cabras,
comedero,
corral,
organización,
pasturas,
riego,
suplementación

Institución

Esta propuesta es ofrecida por la Estación Experimental del INTA Santiago del Estero. La EEA INTA Catamarca ha desarrollado propuestas similares.

La difusión de esta tecnología se realiza a través de la implementación de proyectos participativos, actividades de capacitación, cartillas didácticas, comunicaciones y publicaciones. La incorporación de este tipo de suplementación por parte de los productores a sus sistemas productivos, demanda 2 jornadas de capacitación en temáticas relacionadas con la alimentación y suplementación de cabras.

Para mayor información acerca de las características de esta tecnología consultar a la EEA INTA Santiago del Estero. Esta ficha fue elaborada por el Ing. Agr. Carlos Flores.

Volver arriba
ARRIBA