Catálogo de Tecnologías para Pequeños Productores Agropecuarios  
  Catálogo de Tecnologías para Pequeños Productores Agropecuarios  
 

Portada|Catálogo de Tecnologías|Directorio de Instituciones|Acerca del Catálogo|SAGPyA

 

Pequeñas superficies de pasturas para alimentar animales de tiro

Descriptores      ¿qué significan?

Difusión 3: más de 20 productores   Costo 1: hasta $200   Mano de obra 2: entre 3 y 10 jornales   Capacitación 2: entre 1 y 3 jornadas

Tema

Forrajes

Provincia/s relacionada/s

Chaco,
Formosa

Institución/es

INCUPO TEKNYCampo SRL,
INTA AER Formosa,
INTA AER Machagai (Chaco)

Palabras clave relacionadas

alfalfa,
algodón,
caña de azúcar,
corral,
erosión,
Melilotus,
pasturas,
riego,
suelos degradados,
zapallo

Descripción

Para los pequeños productores, sembrar pasturas para sus animales de tiro tiene gran importancia, ya que gran parte de sus tareas dependen de la tracción por ellos generada. El aporte de forrajes es especialmente importante en aquellos períodos del año en que los pastos naturales escasean.

Esta tecnología propone proporcionar una alimentación adecuada a los animales de tiro durante todo el año, lo que permitirá mantenerlos en buenas condiciones cuando comiencen las actividades más importantes en la chacra, evitando enfermedades causadas por deficiencias alimentarias.

El aspecto clave de la propuesta radica en seleccionar especies que presenten la capacidad de producir una gran cantidad de alimento en superficies reducidas. En la zona central de la provincia del Chaco, los mejores resultados se han obtenido con pasto elefante enano cv. Mott, pasto colonial, sorgo kafir, alfalfa y caña de azúcar. Salvo el sorgo kafir, todas las pasturas aquí referidas son perennes. El forraje debe ser cortado a mano y suministrado a los animales en el corral o piquete 2 veces por día. En el caso del sorgo kafir, se recomienda realizar siembras escalonadas en primavera-verano, lo que permite obtener forraje de calidad durante largo tiempo. Todas las especies responden bien a suelos con buena fertilidad y en ningún caso deben sembrarse en suelos bajos, inundables, o muy gastados. En caso de no contar con alambrado en la parcela, este deberá ser construido o bien manejado con un electrificador.

Contexto de Uso

Las pasturas son producidas por más de 200 pequeños productores de los departamentos Sargento Cabral, Presidencia de La Plaza y 25 de mayo, quienes están relacionados con el Proyecto de "Reactivación de Pequeños Productores Algodoneros del Chaco", impulsado por el INTA.

Estos productores poseen entre 3 y 10 ha de terrenos desmontados destinados al cultivo y una superficie variable de monte, en la mayoría de los casos sin alambrar. El principal cultivo de renta es el algodón. Para el autoconsumo cultivan maíz, zapallo, mandioca, batata, porotos y disponen de pequeñas huertas. También crían animales de granja, en especial cerdos, cabras y aves de corral. Las precipitaciones alcanzan los 1.200 mm anuales (verano y otoño) y muy pocos productores disponen de riego. Los suelos están muy degradados como consecuencia del monocultivo de algodón y los anegamientos producidos por las inundaciones de las campañas 1997/98 y 1998/99.

Desempeño

La producción de forrajes por los pequeños productores se adapta perfectamente a sus sistemas productivos, ya que cubre el déficit de alimentos que ocurre a la salida del invierno. Por otra parte, el mantener los animales cerca constituye otro factor de importancia, ya que el productor no pierde tiempo al buscarlos en la calle. De igual manera se le asigna importancia a la mansedumbre que tienen los animales al permanecer en piquetes. Los animales se acostumbran a esperar su ración y vuelven todos los días al mismo horario. Se ha observado además, cierto recuperamiento de los suelos y un mejor desarrollo y estado de los cultivos realizados después de las pasturas.

Debido a que tradicionalmente los productores largaban los animales a pastar en campos abiertos, con frecuencia debían caminar hasta 5 km para buscarlos. Esta actividad era altamente demandante y puede insumir hasta 3 horas diarias. No obstante, algunos productores reconocen que al usar esta técnica se necesita destinar un tiempo para cortar la ración y atender diariamente los animales.

Costo

El principal gasto que deben realizar los productores es la compra de semilla. Para el caso de la alfalfa y el melilotus también deben comprar inoculantes. Las especies que se reproducen por vía vegetativa no generan ningún tipo de gastos, ya que los productores deben conseguir localmente los estolones, tallos o plantines. A excepción de la alfalfa que por razones climáticas no produce semillas en nuestra zona, el productor puede cosechar su propia semilla. El costo de las semillas necesarias para realizar la inversión inicial varía según la especie a implantar: melilotus 0,80 $/kg, alfalfa 6,50 $/kg, sorgo kafir 0,80 $/kg, sorgo forrajero 1 $/kg, dicantio 6 $/kg, y gatton panic 5 $/kg

La implantación de 1 ha de pastura requiere de 7,5 jornales (11,20 $/jornal). El costo de corte de raciones no es significativo (media hora por día) y se compensa ampliamente con la pérdida de tiempo que demanda la busca de los animales sueltos.

Resultados Esperados

Una parcela de 1.250 m2 (50 x 25 m) permite alimentar 4 mulas en forma permanente. Si esto se combina con rastrojos de maíz o algún pastoreo directo, (por ej., melilotus, o dicantio) se obtiene excelentes resultados y se incrementa el número de animales alimentados por hectárea. Al encontrarse los animales de tiro en buen estado, los productores pueden realizar a tiempo los trabajos que demanda la chacra. Además, permite rotar con pasturas los suelos degradados por monocultivo.

Debido a que depende de un número grande de variables, es difícil estimar la medida en la que esta tecnología aumenta el ingreso de las familias rurales. Desde el punto de vista social, esta tecnología mejora la calidad del trabajo de las familias rurales ya que facilita el manejo de los animales.

No produce ningún tipo de efecto adverso sobre el ambiente ni sobre la sustentabilidad de los sistemas en que se incorpora. Por el contrario, evita el recalentamiento del suelo y la erosión, e incorpora materia orgánica.

Adaptación

Es fácilmente adaptable a distintas condiciones socio- productivas y puede también ser implementada por productores asociados. Sólo requiere una correcta elección de aquellas especies forrajeras que mejor se adapten al clima y suelo de cada región. La escala de producción dependerá de las posibilidades de manejo de cada productor y la cantidad de animales a alimentar.

Descriptores      ¿qué significan?

Difusión 3: más de 20 productores   Costo 1: hasta $200   Mano de obra 2: entre 3 y 10 jornales   Capacitación 2: entre 1 y 3 jornadas

Tema

Forrajes

Provincia/s relacionada/s

Chaco,
Formosa

Institución/es

INCUPO TEKNYCampo SRL,
INTA AER Formosa,
INTA AER Machagai (Chaco)

Palabras clave relacionadas

alfalfa,
algodón,
caña de azúcar,
corral,
erosión,
Melilotus,
pasturas,
riego,
suelos degradados,
zapallo

Institución

Esta tecnología es ofrecida por la Agencia de Extensión Rural del INTA de Machagai (provincia del Chaco). INCUPO y Fundapaz han participado conjuntamente con el INTA, en la primera etapa del proyecto (entre 1988 y 1990).

La difusión se realiza a través de programas radiales, visitas prediales, reuniones con productores, visitas a la EEA INTA Sáenz Peña y El Colorado (Formosa), para observar los ensayos experimentales y buscar materiales de pasturas. Esta tecnología requiere que los productores reciban al menos 3 capacitaciones referidas a la elección del suelo, siembra, implantación de la pastura, cuidados y manejo de la pastura.

Para mayor información acerca de las características de esta tecnología consultar a la AER INTA Machagai. Esta ficha fue elaborada por los Ings. Agrs. Gerónimo Villa y Orlando Zampar.

Volver arriba
ARRIBA