Catálogo de Tecnologías para Pequeños Productores Agropecuarios  
  Catálogo de Tecnologías para Pequeños Productores Agropecuarios  
 

Portada|Catálogo de Tecnologías|Directorio de Instituciones|Acerca del Catálogo|SAGPyA

 

Pasto elefante: una alternativa forrajera, y algo más

Descriptores      ¿qué significan?

Difusión 3: más de 20 productores   Costo 1: hasta $200   Mano de obra 2: entre 3 y 10 jornales   Capacitación 2: entre 1 y 3 jornadas

Tema

Agricultura,
Forrajes,
Ganaderia

Provincia/s relacionada/s

Misiones

Institución/es

INTA EEA Cerro Azul (Misiones)

Palabras clave relacionadas

erosión,
pasto elefante,
pasturas,
poroto,
rolo,
soja,
tabaco

Descripción

El pasto elefante (Pennisetum purpureum Schum), permite aumentar la oferta forrajera de los sistemas productivos de los pequeños productores misioneros, la que en general se limita sólo a la disponibilidad de pasturas naturales que no llegan a cubrir la demanda. Además, permite contar con una fuente de materia orgánica para recuperar los suelos empobrecidos y controlar la erosión hídrica.

Esta gramínea, originaria del continente africano, se introdujo a la Argentina a principios de siglo. Es una especie perenne, de crecimiento erecto, de 2 a 4 m de altura, con una caña maciza de 1,5 a 2 cm de diámetro, hojas lanceoladas, planas, tiernas y algo ásperas de 50 a 100 cm de largo y de 5 cm de ancho. Enraiza fácilmente por los nudos o cortos rizomas. Es una especie que conviene plantar en lugares planos. En terrenos con pendientes pronunciadas, es necesario realizar curvas de nivel o terrazas. En las zonas de "monte" se debe ubicar a esta pastura con exposición Norte y de la media loma hacia arriba a fin de evitar los daños causados por las heladas. En el departamento Leandro N. Alem, se debe implantar en primavera, lográndose también buenos resultados en otoño y verano, siempre y cuando existan buenas condiciones de humedad. Prefiere climas cálidos y su crecimiento se interrumpe cuando la temperatura ambiental se encuentra por debajo de los 10°C (es muy susceptible a heladas). Requiere suelos profundos, bien drenados y no soporta anegamientos y/o inundaciones prolongadas. Su mejor comportamiento se registra en áreas de altas precipitaciones (más de 1.000 mm), aunque tolera períodos de sequía.

El método más común de implantación de esta forrajera es por reproducción vegetativa (trozos de caña, o caña entera). Si bien se puede adquirir semilla, su precio en el mercado es aún muy elevado. Ensayos realizados por INTA señalan que la mejor forma de obtener las "mudas" para el transplante, es utilizando trozos de caña que posean 3 a 4 nudos, de los cuales al menos 2 deben quedar enterrados. Es conveniente utilizar cañas con más de 6 meses de crecimiento, teniendo la precaución de colocar la yema del nudo hacia arriba. También se logran buenos resultados enterrando la caña entera. Esto es muy conveniente en lugares planos ya que permite mecanizar la implantación. La cantidad de material vegetativo para implantar 1 hectárea varia según el cultivar, sistema de siembra y estado del semillero. En el caso de utilizar cañas enteras se necesitan 2.000 kg/ha y usando estacas se requieren 1.200 kg/ha. Con 1 ha de semillero se puede obtener el material suficiente para implantar entre 5 y 10 ha. La distancia entre líneas varía entre 1 y 1,20 m y la distancia entre estacas entre 0,50 y 0,70m.

Contexto de uso

Esta gramínea (cultivares "panamá" y "enano") ha sido incorporada por más de 300 productores minifundistas del departamento Leandro N. Alem (provincia de Misiones), a través de las tareas desarrolladas por el Proyecto Agroforestal, el Proyecto de Desarrollo Socio Productivo de la Unidad de Minifundios, más las acciones de otros Proyectos y Programas que se desempeñan en el medio.

Estos productores son en su mayoría permisionarios de las tierras que ocupan (12,5 a 25 ha), tienen un rodeo de 5 a 10 cabezas (entre todas las categorías), animales de granja (aves, cerdos), huertas orgánicas familiares y superficies promedios de 2 a 3 ha destinadas a la producción de cultivos anuales (maíz, soja, poroto y mandioca). El cultivo de renta es el tabaco (1,5 ha). En general cuentan con una superficie apotrerada de unas 3 ha y la mayoría de los productores han implantado entre 3 y 5 ha de Pino elliotti. Los suelos son de tipo 6A y 6B y tienen pendientes de entre el 5 y el 12 %. El clima es subtropical con temperaturas medias de 20,8°C y un régimen hídrico de 1.954 mm anuales. El tipo de mano de obra utilizada es familiar y en las explotaciones se utiliza tracción a sangre.

Desempeño

El pasto elefante (cv. panamá) se adapta muy bien a los sistemas productivos de la región. Si se compara con las pasturas naturales tradicionalmente usadas por los productores, se observa que el pasto elefante aporta una mayor cantidad de forraje (354 t/ha/año) con un 79 % de hojas y un alto valor nutricional (13 % de proteína). La versatilidad de esta especie para su aprovechamiento, ya sea a través del pastoreo directo, el corte y/o ensilado, es una característica a destacar. También puede utilizarse como una alternativa para la conservación de suelos, ya que su sistema radicular y su forma de crecimiento en matas, disminuyen los riesgos de erosión hídrica en zonas de pendientes pronunciadas y ayuda a recuperar la fertilidad de los suelos. El problema más frecuente de esta tecnología se presenta en su manejo, ya que debe pastorearse en forma rotativa, práctica ésta poco frecuente entre los pequeños productores.

Costo

Como costo se considera únicamente el generado por las tareas de preparación del terreno, ya que la Estación Experimental Agropecuaria Cerro Azul ofrece a los productores el material vegetativa para su implantación. No se dispone de información sobre el precio de la semilla de pasto elefante comercializada en las semillerías de la zona.

Para cortar y acondicionar el material vegetativo necesario para plantar 1 ha de semillero, se requiere 1 jornal ($12), más 5 jornales para preparar el terreno y 1 jornal para la plantación propiamente dicha. Este costo se reduce cuando se dispone del material vegetativo dentro del sistema.

Resultados esperados

El objetivo de la incorporación de esta tecnología, es complementar y aumentar la disponibilidad de oferta forrajera de los sistemas productivos del pequeño productor, ofreciendo una alternativa de bajo costo, que permite obtener mayores volúmenes de carne por ha. Además, permite conservar y recuperar el suelo a través de distintas prácticas de manejo y ofrece al pequeño productor una herramienta que mejora su calidad de vida (comodidad, eficiencia y rentabilidad). No produce ningún efecto adverso sobre el ambiente ni sobre la sustentabilidad de los sistemas en los que se ha incorporado.

Adaptación

Si se consideran las necesidades o requerimientos de la especie para su implantación y desarrollo, como así también las prácticas adecuadas para su manejo y aprovechamiento, esta tecnología se transforma en una alternativa muy interesante para los pequeños productores. Así lo demuestran las altas tasas de adopción observadas.

Descriptores      ¿qué significan?

Difusión 3: más de 20 productores   Costo 1: hasta $200   Mano de obra 2: entre 3 y 10 jornales   Capacitación 2: entre 1 y 3 jornadas

Tema

Agricultura,
Forrajes,
Ganaderia

Provincia/s relacionada/s

Misiones

Institución/es

INTA EEA Cerro Azul (Misiones)

Palabras clave relacionadas

erosión,
pasto elefante,
pasturas,
poroto,
rolo,
soja,
tabaco

Institución

Esta tecnología es ofrecida por la Estación Experimental Agropecuaria INTA Cerro Azul, a través de los Proyectos de Desarrollo Socio Productivo Minifundio, Proyecto Desarrollo Forestal, Programa Cambio Rural y Programa Social Agropecuario.

Otras instituciones del medio tales como el Ministerio de Asuntos Agrarios, la Cooperativa Frigorífica de Leandro N. Alem, las cooperativas, asociaciones tabacaleras, y algunas asociaciones de pequeños productores, están ofreciendo esta tecnología con características particulares pero partiendo del mismo concepto.

La difusión de esta tecnología se realiza a través de reuniones grupales con productores, visitas prediales, cartillas, informes técnicos, publicaciones, visitas guiadas a los ensayos de la EEA Cerro Azul, jornadas a campo en predios de los productores que han incorporado esta tecnología, ensayos y módulos de experimentación dentro de la Estación Experimental Para mayor información acerca de las características de esta tecnología, consultar a la EEA INTA Cerro Azul. Esta ficha fue elaborada por el Agr. Eduardo Temchuk, los Ings. Agrs. Daniel Pavetti, Marcelo Benvenutti, y Mirta Liliana Roesler, y el Agr. Gral. José Luis Houriet.

Volver arriba
ARRIBA