Catálogo de Tecnologías para Pequeños Productores Agropecuarios  
  Catálogo de Tecnologías para Pequeños Productores Agropecuarios  
 

Portada|Catálogo de Tecnologías|Directorio de Instituciones|Acerca del Catálogo|SAGPyA

 

Enfardadora de tambor

Descriptores      ¿qué significan?

Difusión 2: entre 11 y 20 productores   Costo 1: hasta $200   Mano de obra 1: hasta 3 jornales   Capacitación 1: hasta 1 jornada

Tema

Agricultura,
Forrajes,
Ganaderia

Provincia/s relacionada/s

Chubut

Institución/es

INTA EEA Esquel

Palabras clave relacionadas

alfalfa,
autoabastecimiento,
consociación,
corderos,
enfardadora,
esquila,
pasturas,
riego

Descripción

Esta propuesta tecnológica permite superar la dificultad para enfardar pasto que enfrentan los productores que disponen de pequeñas superficies.

Este tipo de enfardadora se construye con tambores de 200 l, a los que se les sacan las 2 tapas y se les hacen 4 escotaduras opuestas sobre uno de los bordes de uno de los extremos. Estas escotaduras deben ubicarse en los puntos de intercepción de 2 diámetros separados que formen un ángulo de 90º. Por estas escotaduras se pasa alambre dulce, el que corre hasta el otro extremo del tambor y sale por la escotadura opuesta. La alfalfa cortada se pisa dentro del tambor hasta que quede suficientemente compactada, atándose los extremos libres. Para la extracción del fardo se vuelca el tambor y el operario sentado en el suelo hace fuerza con los pies sobre el pasto, sujetando con las manos el tambor. Usando esta tecnología, se obtienen fardos de entre 25 y 30 kg y 2 personas demoran unos 15 minutos para elaborar cada fardo. Teniendo en cuenta que por cada corte será necesario hacer 57 fardos, la tarea puede ser completada en 2 días. Los 57 fardos ocupan un volumen de 30 m3.

Contexto de uso

Actualmente, esta enfardadora está siendo utilizada por alrededor de 15 productores de Lago Rosario, Sierra Colorada y Cerro Centinela, del departamento Futaleufú (provincia del Chubut).

Los sistemas en los que se la utiliza son explotaciones minifundistas dedicadas a la producción de lana, leña y carne bovina. También se produce pasto y hortalizas en pequeña escala, para atender las necesidades de autoconsumo familiar. La producción animal se propone cubrir las necesidades de autoabastecimiento de carne y generar excedentes a partir de la venta de algunos corderos. La cantidad de animales de que disponen oscila entre 40 y 100 animales. Con frecuencia, estos productores tienen acceso al riego de pequeñas parcelas de no más de 1 ha, donde se producen pasturas naturales o consociadas (el suelo ácido dificulta la producción de alfalfa) y algo de hortalizas. En general se utilizan áreas comunitarias para pastoreo y existen pequeñas partes cerradas. Son explotaciones familiares en las que trabaja el matrimonio y los hijos durante el receso escolar. Con frecuencia la gente joven se emplea temporariamente en tareas de esquila o en planes Trabajar. El relieve es quebrado, con exceso de humedad en invierno pero con un fuerte déficit en verano y con frecuente escasez de aguadas naturales. La temperatura media anual es de 8°C y las precipitaciones ascienden a los 500 mm anuales. Los suelo son ácidos, desarrollados sobre cenizas volcánicas, de textura franco arenosa y a veces pedregosos o rocosos. La vegetación original es boscosa, con grados variables de intervención que en algunos casos condujeron a la desaparición del bosque, el que fue reemplazado por vegetación esteparia conformada por especies arbustivas y herbáceas. En estos casos, es frecuente observar marcados signos de erosión.

Desempeño

El indicador de desempeño de la tecnología aquí utilizado es su grado de incorporación en los sistemas productivos de los pequeños productores. En consecuencia, su desempeño puede ser considerado como bueno.

Tradicionalmente, los pequeños productores cortaban y emparvaban el forraje. En términos comparativos, la enfardadora de tambor es superior a la tecnología tradicional ya que aumenta la posibilidad de almacenamiento de pasto en el mismo volumen de galpón y simplifica el manejo del pasto ya que los fardos son más manejables. Las principales desventajas se relacionan con el hecho de que el tiempo para obtener un fardo es alto y que se debe trabajar con un ayudante.

Costo

Si bien se puede trabajar con un tambor viejo (no importa el estado de conservación), si tuviera que ser comprado en el mercado, su costo no superaría los $10. También debe comprarse alambre dulce para atar los fardos (2 $/kg) La construcción de la enfardadora demanda medio jornal. En 1 jornal de 8 horas, es posible elaborar 16 fardos de 25 kg.

Resultados esperados

La tecnología aquí propuesta permite almacenar en el galpón más pasto por unidad de volumen. Además, su manipulación es más sencilla. El forraje conservado puede guardarse para suplementar a los animales durante el invierno. Esto permite bajar los índices de mortandad y aumentar las pariciones. Sobre la base de 50 madres, uno de los productores que incorporó la enfardadora aumentó en un 10 % el índice de destete de corderos. Estos 5 corderos en el mercado podrían tener un valor de entre 125 y $150. Además de la mejora de ingresos que se observa a partir de la venta de más corderos, también disminuyen las erogaciones que realizan los productores en concepto de compra de forrajes.

Esta propuesta no ocasiona efectos adversos sobre el ambiente. Por el contrario, al aumentar las reservas forrajeras, se podría bajar la carga animal del campo durante el invierno.

Adaptación

Esta enfardadora tiene una gran capacidad de adaptación ya que puede adecuarse al enfardado de distintas pasturas tales como alfalfa, pasturas consociadas, avena y campo natural.

Descriptores      ¿qué significan?

Difusión 2: entre 11 y 20 productores   Costo 1: hasta $200   Mano de obra 1: hasta 3 jornales   Capacitación 1: hasta 1 jornada

Tema

Agricultura,
Forrajes,
Ganaderia

Provincia/s relacionada/s

Chubut

Institución/es

INTA EEA Esquel

Palabras clave relacionadas

alfalfa,
autoabastecimiento,
consociación,
corderos,
enfardadora,
esquila,
pasturas,
riego

Institución

La enfardadora de tambor ha sigo generada por la Estación Experimental Agropecuaria INTA Esquel.

Esta tecnología se difunde a través del trabajo diario que se realiza con los productores, jornadas de capacitación, programas radiales y construyendo prototipos con los productores. Debido a la su sencillez, la única capacitación que necesitan los productores consiste simplemente en ponerlos en conocimiento de la propuesta.

Para mayor información acerca de las particularidades de esta tecnología, contactar a la EEA INTA Esquel. Esta ficha fue elaboradad por el Ing. Agr. Hugo Bottaro.

Volver arriba
ARRIBA