Catálogo de Tecnologías para Pequeños Productores Agropecuarios  
  Catálogo de Tecnologías para Pequeños Productores Agropecuarios  
 

Portada|Catálogo de Tecnologías|Directorio de Instituciones|Acerca del Catálogo|SAGPyA

 

Mejoramiento caprino para carne y leche

Descriptores      ¿qué significan?

Difusión 2: entre 11 y 20 productores   Costo 1: hasta $200   Mano de obra 3: más de 10 jornales   Capacitación 3: más de 3 jornadas

Tema

Ganaderia,
Mejoramiento genético

Provincia/s relacionada/s

Neuquén

Institución/es

Fundación Hueche Neuquén

Palabras clave relacionadas

cabras,
corral,
pastizales,
pasturas,
suplementación,
vertientes

Descripción

La incorporación de genes para carne y leche brinda una alternativa a la producción de mohair, aumenta el peso de los chivitos al nacimiento y faena, permite a los trashumantes lograr la venta de los animales antes de ir a la veranada y disminuir la carga animal de las pasturas naturales.

Se propone cruzar a los caprinos de raza angora (predominantes en la provincia de Neuquén), con animales de raza Anglo-Nubian y Criolla. Dos meses antes del servicio se seleccionan e identifican todas las hembras cuyas características fenotípicas indiquen que es una mala productora de mohair. También es necesario observar que no presente ninguna anomalía que indique que no es una buena reproductora. Por otro lado, se revisan y seleccionan los machos a utilizar, observando sus características como reproductor, su peso y condición corporal. A fin de sincronizar los celos, se colocan los machos en presencia de las hembras 15 días antes del servicio (efecto macho). En los meses de abril y mayo se realizan servicios a corral para evitar que haya inconvenientes en los cruzamientos. Esto es especialmente importante si el criancero maneja 2 piños (pelo y carne).

Contexto de uso

En la actualidad, esta tecnología está siendo utilizada por 11 crianceros pertenecientes a 5 comunidades Mapuches del departamento Catan Lil (provincia de Neuquén).

Estos pequeños productores pertenecen a comunidades Mapuches, con economías de subsistencia y cuya principal actividad es la capricultura. Aunque en un lugar menos destacado, también crían algunos equinos, ovinos y bovinos. Sólo algunos son propietarios de las tierras que ocupan. Los piños están compuestos por 200 animales y en promedio producen 1 kg de mohair/ animal/año. La producción es extensiva sobre pastizal natural con cargas que varían según las características y estado del pastizal (entre 8 y 20 ha por animal) y se utiliza exclusivamente mano de obra familiar. El producto se destina al consumo familiar y venta, la cual la realizan en forma individual o agrupada. En algunos casos cuentan con ingresos provenientes de subsidios por edad, familia numerosa, o por trabajos temporarios o permanentes en ciudades, pueblos o estancias cercanas. El clima es árido y las precipitaciones varían entre 150 y 400 mm anuales. La temperatura media del mes de julio es de 4 °C y entre marzo y noviembre ocurren un promedio de 80 heladas las que pueden alcanzar -15 °C. Los vientos provienen del sector Oeste-sudoeste y su intensidad varía con la topografía. La sierra Catan Lil se extiende al Oeste y en algunos puntos alcanza los 2.000 m.s.n.m. Los ríos que atraviesan la región son el Catan Lil, Picún Leifú y el Aluminé. Existen además otras posibilidades de acceso al agua tales como arroyos y vertientes cuyo caudal disminuye en verano. Los suelos son pobres sueltos y desestructurados. Debido a la escasez de agua, lo riguroso del clima y el sobrepastoreo del ganado, los pastizales presentan un mal estado y con frecuencia se observan suelos altamente erosionados.

Desempeño

La tecnología descripta fue evaluada satisfactoriamente por los productores, ya que las crías nacidas de los cruzamientos alcanzaron un peso superior a las crías normalmente nacidas en la zona. Los mismos productores tomaron los pesos de los animales al nacimiento y faena, observando una notoria diferencia en el tamaño de los animales.

Tradicionalmente, los crianceros se dedican a la cría de cabras productoras de pelo para su colocación en el mercado. Esta constituye la tarea principal, quedando la venta de chivos relegada a un segundo plano, o en algunos casos exclusivamente para el consumo familiar. La disminución observada en el precio del mohair, ha incidido para que los productores prestaran una mayor atención a la producción de carne. Como no abandonan totalmente la producción de pelo, los crianceros que incorporaron esta tecnología, manejan 2 rodeos. La principal ventaja de la tecnología ofrecida, se relaciona con la obtención de chivos más pesados y en un tiempo menor. Este último aspecto es vital ya que permite vender antes los animales, darle mayor descanso a las madres antes del próximo servicio y bajar la carga animal. Como desventaja se observa el problema de la comercialización de los cabritos. Al lograr una mayor cantidad de animales, resulta necesario acceder a otros mercados que con frecuencia presentan mayores requerimientos en cuanto a la calidad del producto.

Costo

Para incorporar esta tecnología es necesario contar con reproductores machos Anglo-Nubian o Criollos, cuyo valor oscila entre 60 y $100. No obstante, esto no constituye una limitante ya que la Fundación Hueche posee un tambo caprino en la localidad de Las Coloradas (cabecera del departamento Catan Lil) y puede facilitar los animales a las comunidades con las que trabaja. Las cabras productoras de mohair de que disponen los productores tienen un valor de 35 $/cada una.

Incorporar estos genes puede demandar la suplementación forrajera durante el invierno. Esto va a depender por supuesto de las condiciones climáticas reinantes y el estado de las pasturas naturales. El consumo de suplementos puede calcularse en aproximadamente 2 kg de fardo de alfalfa/reproductor/día. Como el período de suplementación es de aproximadamente 60 días, se necesitan alrededor de 5 fardos de 23 kg (en total, 20 $/reproductor).

La incorporación de esta tecnología demanda unos 30 jornales (15 $/jornal) y el manejo de las cabras requiere 0,5 jornales cada 50 animales.

Resultados esperados

Este tipo de tecnología puede producir un aumento del peso a faena, mejora la calidad de la res, aumenta la producción de caprinos para carne y disminuye la carga animal al vender antes los chivos. Una idea de la aceptación de esta tecnología por parte de los productores, se observa a partir de la creación de nuevos grupos en la zona y el aumento en el número de cabritos comercializados. Potencialmente, puede mejorar el ingreso familiar y fomenta la asociación de los productores para la comercialización.

Las mejoras logradas en la calidad del producto permiten alcanzar mejores precios.

Salvo que se utilicen cargas animales muy elevadas, esta tecnología no produce efectos adversos sobre el ambiente. Por el contrario, en la medida en que se logren antes los pesos de faena, se puede lograr un impacto ambiental favorable.

Adaptación

La propuesta es suficientemente flexible como para adaptarse a distintas situaciones productivas. Desde 1992 la Fundación Hueche viene criando estas razas y sus cruzas en la zona sin que se haya observado ningún problema de adaptación. Este tipo de animales también se encuentra en otras regiones del país. Una limitante para su incorporación lo constituye el hecho de que los productores deben intensificar un poco sus sistemas productivos (semiintensivo, semiextensivo), ya que se deberán manejar con 2 rodeos para evitar que los machos Nubian o Criollos sirvan a las cabras angora del rodeo para la producción de pelo.

Descriptores      ¿qué significan?

Difusión 2: entre 11 y 20 productores   Costo 1: hasta $200   Mano de obra 3: más de 10 jornales   Capacitación 3: más de 3 jornadas

Tema

Ganaderia,
Mejoramiento genético

Provincia/s relacionada/s

Neuquén

Institución/es

Fundación Hueche Neuquén

Palabras clave relacionadas

cabras,
corral,
pastizales,
pasturas,
suplementación,
vertientes

Institución

Esta tecnología está siendo ofrecida por la Fundación Hueche.

Su difusión se realiza a través de los técnicos y promotores que trabajan en terreno. Se realizan talleres específicos, encuentros de productores, cartillas de difusión, publicaciones periódicas y comunicaciones en programas radiales. Se requieren 5 capacitaciones de 3 horas cada una sobre mejoramiento de ganado caprino para carne, selección y revisación de hembras y machos, tipos de servicio, servicio controlado a corral y comercialización.

Para mayor información acerca de las características de esta tecnología contactar a la Fundación Hueche. Esta ficha fue elaborada por Gustavo Ocampo y Gabriel Ernesto Scodelari.

Volver arriba
ARRIBA