Catálogo de Tecnologías para Pequeños Productores Agropecuarios  
  Catálogo de Tecnologías para Pequeños Productores Agropecuarios  
 

Portada|Catálogo de Tecnologías|Directorio de Instituciones|Acerca del Catálogo|SAGPyA

 

Variedades de maiz adaptadas para el consumo familiar

Descriptores      ¿qué significan?

Difusión 3: más de 20 productores   Costo 1: hasta $200   Mano de obra 2: entre 3 y 10 jornales   Capacitación 1: hasta 1 jornada

Tema

Agricultura,
Mejoramiento genético

Provincia/s relacionada/s

Misiones

Institución/es

INTA EEA Cerro Azul (Misiones)

Palabras clave relacionadas

abono,
arado,
arroz,
caupí,
consociación,
híbridos,
maíz,
poroto,
rotaciones,
sembradora,
soja,
tabaco,
variedades,
yerba

Descripción

En la producción para el autoconsumo, el cultivo de maíz, junto al de mandioca, son los más importante en el sistema productivo de los pequeños productores misioneros. Dentro de su esquema productivo, el maíz es utilizado como cultivo multipropósito, ya que no sólo aporta alimento para la familia, sino también para los animales de la chacra. En la actualidad, los productores tienen dificultades para conseguir semillas de calidad que brinden seguridad de cultivo y un adecuado uso del suelo. El problema se agudiza debido a la escasa capacidad económica de los productores.

Las variedades que aquí se presentan son la "Leales 25" y el "Centralmex" (este último de origen mexicano). El Leales 25 es un maíz de tipo amarillo semidentado levemente duro, con un ciclo de 140 días y un rendimiento de 3.500 kg/ha. El Centralmex es de tipo amarillo dentado adecuado para choclo, harina de maíz y forraje. Tiene un ciclo de 160 días y un rendimiento de 3.000 kg/ha. Estas variedades fueron evaluadas, en su comportamiento, en ensayos comparativos con otros materiales (variedades e híbridos comerciales) provenientes de diferentes zonas productoras del país, demostrando una mayor perfomance y aptitud de acuerdo a las necesidades, características y modalidades de uso de los productores minifundistas misioneros.

El ciclo productivo de estos maíces abarca desde primavera hasta fines del verano. Por lo general, el cultivo se adapta a todo tipo de suelo y su preparación comienza en los meses de julio-agosto, con 2 aradas y 2 rastreadas (tracción mecánica), o bien 2 pasadas de arado tipo "tatú". La siembra se realiza en agosto-septiembre con sembradora manual taca taca, a razón de tres semillas/golpe (30 kg de semilla/ ha), distanciadas a 0,50 m entre posturas y 1 m entre hileras (40.000 plantas/ha). Cuando las plantas tienen entre 40 y 60 cm de altura, se realiza una pasada de arado tatú a fin de eliminar las malezas. La cosecha se realiza en otoño en forma manual cuando la humedad del grano alcanza el 15%. Previo a la cosecha se recomienda el doblado de las cañas de maíz, con el fin de controlar el secado de las mazorcas evitando la penetración del agua de lluvia hasta los granos y permitiendo conservar en pie las espigas sin necesidad de almacenamiento. Posteriormente se recogen y conservan las espigas en silos de maderas llamados trojes ("paiol").

Contexto de uso

Las variedades mejoradas de maíz están siendo utilizadas por pequeños productores de la provincia de Misiones. Preferentemente por aquéllos que se encuentran ligados a programas o proyectos de extensión promovidos por el INTA u otras instituciones.

Esta propuesta tecnológica se utiliza en sistemas productivos con bajo nivel de capitalización, donde la producción para el autoconsumo constituye un componente importante. Estos productores se asientan sobre áreas con suelos marginales de la provincia (suelos pedregosos, pocos profundos y con pendientes superiores al 12%). Muy pocos son propietarios con título de las tierras que ocupan (25 ha de tamaño modal) y se presentan formas jurídicas de apropiación bastante variables. Con frecuencia se observa la compra-venta de mejoras. Generalmente, el tabaco es el cultivo de renta, proporcionando el único ingreso monetario a la unidad doméstica. La producción para el consumo familiar consiste en cultivos anuales, donde la mandioca y el maíz constituyen cultivos multipropósito que aparecen en la totalidad de las chacras. Las familias también cultivan poroto, soja, batata, y arroz. La cría de ganado bovino y porcino son las principales actividades pecuarias y constituyen actividades complementarias a las agrícolas y destinadas principalmente al autoconsumo. El promedio de bovinos por familia es de 6 cabezas, incluyendo aquí la yunta de bueyes utilizada como principal fuerza de tracción. La ganadería menor (porcinos y aves) está orientada al autoconsumo, aunque eventualmente se comercializan algunos excedentes. En cambio, la ganadería bovina cubre necesidades financieras de la familia ante gastos especiales y funciona como una "caja de ahorro".

El clima de la región es subtropical húmedo sin estación seca. La temperatura media anual es de 21°C y la amplitud térmica es de 10°C. Las precipitaciones son abundantes, alcanzando un promedio anual de 1.954 mm. El régimen pluviométrico es isohigro, con alternancia en las diferentes estaciones de períodos de sequías o lluvias abundantes. El relieve está conformado por un área elevada que funciona como divisoria de aguas, caracterizada por ser una meseta accidentada con declives cortos. Las colinas se extienden en todas direcciones y sus laderas caen a los cauces de los afluentes del río Uruguay, formando valles espaciosos de relieve redondeado según el curso de los arroyos. Las geomorfas resultantes de la acción fluvial son lomas, terrazas, valles y cauces. En la zona predominan los suelos toscosos del Complejo 6 en sus fases A y B. En un índice de productividad de 1 a 100, los suelos de la zona presentan valores que oscilan entre 1 y 50. La erosión hídrica es la principal causa de degradación y pérdida de productividad de los suelos. Esto ha determinado que luego de 100 años de colonización en algunas áreas los suelos hayan perdido su aptitud agrícola.

Desempeño

La tecnología se desempeña satisfactoriamente en las unidades de los pequeños productores. Presenta buena adaptación, ya que se adecua al modo de cultivo tradicional y a la necesidad que tienen los productores de realizar este cultivo.

Tradicionalmente, los productores usan para la siembra semilla que guardan año tras año. También es común la siembra de materiales genéticos desconocidos, o que han mostrado escasos resultados positivos. Con respecto a la tecnología tradicional, el uso de las variedades mejoradas de maíz aquí descriptas presentan las siguientes ventajas: tienen un rendimiento aceptable, constituyen materiales genéticos estabilizados con potencial de producción conocido, permiten la autoproducción de semilla y se adaptan a diferentes tipos de suelos y usos. Sus principal desventaja es que presenta menores rendimientos que las variedades híbridas comerciales.

Costo

La variedad Leales no está disponible en el mercado local. Para adquirirla, los productores deben acceder al mercado tucumano (SEMINOR) a un precio de 1,50 $/kg. Para la variedad Centralmex, la única fuente de semilla en la zona es la EEA Cerro Azul que cuenta con 1,8 t de semillas de calidad a un precio de 1,20 $/kg. Al ser la producción totalmente orgánica, no es necesario realizar otras erogaciones monetarias. Los productores generalmente disponen de los animales de tiro y las herramientas necesarias para el manejo del cultivo.

Para adquirir la semilla y realizar todas las labores culturales que requiere el cultivo, cada productor debe asignar entre 8 y 10 jornales/ha.

Resultados esperados

Con similar uso de recursos productivos, la utilización de estas variedades puede producir incrementos en la producción de maíz de entre 1.200 y 2.500 kg/ha.

Permite además, optimizar la productividad del cultivo lo que se traduce en mayores rendimientos, menores superficies asignadas a su cultivo y reduce la mano obra familiar. Al ser destinada principalmente al autoconsumo, produce un mejoramiento en la cantidad y calidad de las raciones alimenticias y disminuye las erogaciones monetarias. También se puede procesar y conservar como harina de maíz para fabricación de pan y polenta. Eventualmente, puede generar algún ingreso monetario al colocar excedentes en el mercado.

No produce impactos negativos en el ambiente, ya que al elevar el rendimiento del cultivo disminuye la necesidad de habilitar nuevos lotes para el cultivo (rozado).

Adaptación

Esta propuesta tecnológica es suficientemente flexible como para adecuarse a diferentes situaciones socioproductivas. El diseño del cultivo puede presentar algunas variantes adaptables a las condiciones productivas de los productores. Por ejemplo, consociaciones con poroto negro y diferentes abonos verdes (poroto sable, mucuna, o poroto caupí), cultivos intercalares con pino, yerba mate y té y en rotaciones de cultivo con tabaco y poroto caupí.

El único elemento que puede afectar la incorporación de estas variedades por parte de los productores es la disponibilidad en tiempo y forma de la semilla para realizar la siembra.

Descriptores      ¿qué significan?

Difusión 3: más de 20 productores   Costo 1: hasta $200   Mano de obra 2: entre 3 y 10 jornales   Capacitación 1: hasta 1 jornada

Tema

Agricultura,
Mejoramiento genético

Provincia/s relacionada/s

Misiones

Institución/es

INTA EEA Cerro Azul (Misiones)

Palabras clave relacionadas

abono,
arado,
arroz,
caupí,
consociación,
híbridos,
maíz,
poroto,
rotaciones,
sembradora,
soja,
tabaco,
variedades,
yerba

Institución

Esta tecnología es ofrecida por la Estación Experimental Agropecuaria INTA Cerro Azul (provincia de Misiones).

Estas variedades de maíz se difunden a través de los programas y/o proyectos que se implementan desde INTA (Prohuerta, Proyectos de Minifundio, Proyecto de Desarrollo Forestal y Cambio Rural) y diferentes proyectos articulados con el Programa Social Agropecuario. Su incorporación por parte de los productores no requiere de capacitaciones específicas (simplemente la distribución del material). En muy pocos casos sería conveniente la difusión inicial de la propuesta a través de instancias de demostración que permitan resaltar el manejo y las cualidades de la variedad mejorada.

Para mayor información acerca de las características de esta tecnología, contactar a la EEA INTA Cerro Azul. Esta ficha fue elaborada por el Tec. Agron. Francisco Morel y el Ing. Héctor Gustavo Reyes.

Volver arriba
ARRIBA