Comportamiento menos agresivo de los cerdos con autoalimentación en cría a campo

La preocupación por el bienestar animal está llevando a desandar el camino que conducía hacia la intensificación productiva en busca de mayores rendimientos. No se discute que la intensificación viene asociada a condiciones de vida que en muchos casos afecta gravemente a los animales, por lo que el desafío es lograr formas menos intensivas de producción pero que ofrezcan buenas performances y que, al mismo tiempo, sean amigables con el bienestar animal.

En el caso de los cerdos, en los países desarrollados se está regresando a sistemas de cría al aire libre. El primer paso es volver a criar al aire libre a los animales reproductores, manteniendo la intensificación bajo galpón a los animales que en algún momento serán faenados.

Sin embargo, ya la literatura está mostrando que las tasas de crecimiento en la cría al aire libre puede ser equivalente a la producción intensiva en confinamiento. El gran problema que presenta esta producción extensiva es la competencia que se registra entre los animales por la obtención del alimento.

Aquí les acercamos un artículo donde se muestra el resultado de un nuevo sistema alimentador para cerdos que ayudaría a solucionar este aspecto.

Se han comparado dos formas de alimentación:

  • Entrega tradicional: ad libitum, donde se suministra el alimento al grupo de cerdos dos veces al día, mediante una cinta con un espacio de 0,33 m/cabeza.
  • Nuevo sistema de autoalimentación: ad libitum, pero cada animal se autoalimenta en forma individual, comiendo en pequeñas porciones varias veces al día.

En el experimento se trabajó con nueve cerdos Nine Mora Romagnola y diez cruza Large White x Mora Romagnola. El alimentador para la autoalimentación fue parte de una planta experimental desarrollada especialmente para este caso, que incluía una cámara para controlar visualmente el comportamiento de los animales y dispositivos para el pesaje de los mismos.

Se encontró que con la alimentación convencional los animales lograron un mayor peso debido a que consumieron más alimentos (56,1 kg de promedio por animal vs. 46,7 kg). Pero dado que el mayor peso venía acompañado por un mayor consumo de comida, en ambos sistemas la conversión alimentaria resultó la misma.

Aunque, lo que sí mostró una diferencia importante fueron los comportamientos entre los grupos de cerdos.

Los alimentados mediante el nuevo sistema se comportaron en forma mucho más tranquila por la falta de competencia por la comida. En los cerdos alimentados en forma tradicional, los individuos fueron considerablemente más agresivos e inquietos; especialmente, durante los dos momentos del día en que se les suministraba la comida.

También la autoalimentación mostró que los cerdos comen tanto de día como de noche. Los animales realizaron, en promedio, 3 visitas al autoalimentador por hora durante la noche, con una duración de unos 3 minutos cada visita, mientras que durante día, las visitas fueron unas 10 que llegaron a durar unos 5 minutos cada una. O sea que, durante el día, prácticamente lo único que hacen los cerdos es comer.

Effect of an automatic feeding system on growth performance and feeding behaviour of pigs reared outdoors
Autores: Paolo Cornale, Salvatore Barbera, Riccardo Fortina
Dipartimento di Scienze Zootecniche. Università di Torino, Italy

Italian Journal of Animal Science – IJAS Vol 8, No 4 (2009)