La siembra de semillas de calidad en soja aumenta el rendimiento por planta hasta un 20%

Ya es bien sabido que utilizar semillas de alta germinación y buen vigor produce en general una mejora importante en el rendimiento de los cultivos agrícolas. No obstante que éste es un conocimiento ya establecido, siempre es bueno leer algún nuevo ensayo que refresca y confirma lo que todos sabemos.

En especial es importante para el caso de la soja, ya que es una práctica común que los productores retengan parte del grano producido en una cosecha para sembrarlo en la siguiente. Por lo tanto, el productor debe tener claro que buena semilla produce buen rendimiento, a igualdad de los restantes factores productivos, y que debe seleccionar los lotes de semillas a conservar para la futura siembra tomando como criterio los indicadores de calidad germinativa.

Y también debe saber que si del análisis de semilla se demuestra que todos los lotes que piensa retener no son de buena aptitud germinativa, es más que probable que le convenga vender la semilla como grano y comprar nueva simiente. El aumento de rendimiento a lograr seguramente le pagará adecuadamente haber tomado esta decisión.

En el ensayo que les acercamos se buscó determinar el efecto sobre el cultivo de soja que causa un déficit hídrico en las primeras etapas de desarrollo vegetativo, sembrando semillas de alto y bajo vigor germinativo. Se indujeron cinco períodos de déficit hídrico: 1-10, 11-20, 21-30 y 31-40 días después de la emergencia de las plántulas.

Al inicio se caracterizaron las semillas a utilizar mediante distintas pruebas: a) porcentaje germinativo; b) primer conteo de germinación; c) emergencia en campo; d) índice de velocidad de emergencia; e) velocidad de emergencia de la plántula; f) envejecimiento acelerado; g) peso de mil semillas; h) alargamiento de raíz y plántula. Este listado nos muestra que amplia es la información que se necesita para que un profesional con conocimiento y experiencia en el análisis de semilla la diagnostique. Aunque se debe tener en cuenta, que el análisis de semilla es económico, rápido y únicamente se requiere por parte del productor que sea prolijo en la toma de la muestra, para que la misma sea representativa.

Es más, con mínimos conocimientos el productor puede hacer pruebas caseras para determinar el porcentaje y el primer conteo de germinación, los que le pueden dar una idea orientadora sobre qué se puede esperar a campo de la semilla analizada. Si bien los ensayos caseros tienen un margen de error importante, el obtener un porcentaje de semillas germinadas en soja menor al 90% y plántulas de desarrollo muy desparejo, son un alerta temprana que obliga al productor a llevar su muestra a algún laboratorio especializado para una determinación exacta.

Rendimiento y calidad de semillas de soja de alto y bajo vigor sometidas a déficit hídrico

Autores: Lizandro Ciciliano Tavares, Cassyo de Araujo Rufino, Lilian Madruga de Tunes y Antonio Carlos Souza Albuquerque Barros, pertenecientes a distintas instituciones de Brasil.
Publicado en portugués en el Journal Interciencia, enero 2013, Venezuela.

En el ensayo se concluyó que las plantas que provenían de semillas de alto vigor eran más altas, presentan mayor diámetro del tallo y generan un rendimiento de hasta un 20% más por planta. También las plantas procedentes de semillas de alto vigor cuentan con un mayor índice de cosecha aparente (rendimiento de semilla en relación al total de la biomasa) y rendimiento biológico aparente (suma de la fitomasa de la parte aérea y de las semillas).

Deja un comentario