tomateescaleraArriba

La plantación de tomate en escalera más que duplica el rendimiento de la siembra en plano

Buscando el máximo aprovechamiento de la luz solar en plantaciones de tomate bajo hidroponia en invernaderos en México, se encontró que los cultivos dispuestos en forma de escalera simple con orientación de las hileras de plantas ‘este-oeste’ rindieron el doble por unidad de superficie que los mismos cultivos tradicionales plantados en superficie plana.

Esto surge del siguiente ensayo:

Rendimiento de jitomate con diferentes métodos de cultivo hidropónico basados en doseles escaleriformes.

Autores: Felipe Sánchez-Del-Castillo ; Olmo Atxayácatl Bastida-Cañada ; Esaú del Carmen Moreno-Pérez ; Efraín Contreras-Magaña y Jaime Sahagún-Castellanos pertenecientes a la Universidad Autónoma Chapingo, Departamento de Fitotecnia, Instituto de Horticultura, Chapingo, Estado de México, México.

Publicado en Revista Chapingo Serie Horticultura 2014, México.

tomateescaleraAbajo

En la Universidad Autonoma Chapingo, México, se ha desarrollado exitosamente un sistema de conducción de cultivos de tomate en hidroponia en invernaderos consistente en despuntar tempranamente las plantas, eliminando la yema terminal, para dejar solo tres racimos por planta. Esta práctica reduce la altura de las plantas a un metro y su área foliar por planta a menos de 0,4 m2, por lo que permite lograr densidades de población de hasta 8 plantas por m2. Así la cantidad de plantas por unidad de superficie compensa el menor tamaño de estas y se logran rendimientos comerciales de hasta 600 t anuales, debido a que el ciclo desde el trasplante hasta el fin de cosecha se acorta de 10 a 3 ó 4 meses lo que permite tres a cuatro ciclos por año.

En este sistema, las plantas se disponen en marco real en camas de 1,2 m de ancho, separadas por pasillos de 0,5 m, con cuatro hileras de plantas por cama. Se ha visto que las dos hileras de plantas dispuestas en el centro de las camas han rendido un 25 % menos que las plantas ubicadas en las hileras exteriores debido a diferencias en la cantidad de radiación fotosintéticamente activa que reciben.

Esta forma de producir es una superación de la manera tradicional de cultivo de tomate en invernadero en el mundo, consistente en utilizar variedades de crecimiento indeterminado, generalmente de tipo bola, manejándose densidades de 2 a 3 plantas/m2, que llegan a crecer más de 7 m de alto, con áreas foliares mayores al 1 m2.

Buscando optimizar todavía más el sistemas de manejo mejorado en Chapingo, se trabajó con la ubicación de las plantas y la densidad poblacional sabiendo que al mejorar la distribución de la radiación solar en las hojas del follaje se podría lograr una mayor producción de materia seca por día, y, por lo tanto, un mayor rendimiento por unidad de superficie y tiempo.

En este sentido, ya existen trabajos anteriores con diferentes formas de distribuir las plantas para establecer un follaje en forma de escalera (escaleriforme): a) con hileras de plantas trasplantadas de la misma edad, pero con diferente número de racimos por planta, b) con hileras de plantas trasplantadas de la misma edad, pero despuntadas a diferente altura y establecidas en dirección ‘este-oeste’ o en dirección ‘norte-sur’ y c) con hileras de plantas despuntadas a tres racimos, pero trasplantadas en diferentes fechas.

Continuando con esta línea de investigaciones, en el ensayo presentado arriba se planteó como objetivo el comparar el rendimiento y sus componentes por unidad de superficie y tiempo entre cuatro diferentes arreglos en forma de escalera del follaje (dosel) y un arreglo de dosel uniforme plano, usado como testigo. Las plantas fueron despuntadas a tres racimos. Asimismo, para cada sistema escaleriforme, se buscó determinar la mejor distancia entre plantas para lograr el mayor rendimiento por unidad de superficie que no afectara el tamaño de los frutos.

El ensayo se realizó en un invernadero del Instituto de Horticultura del Departamento de Fitotecnia de la Universidad Autonoma Chapingo, ubicado en Chapingo, Estado de Mexico, Mexico.

Entre los resultados se encontró que el tratamiento de la plantación en escalera con 7 plantas por m2 produjo el mayor rendimiento por unidad de superficie (29,7 kg/m2) y fue más del doble respecto al testigo de dosel uniforme (13,8 kg/m2). Luego le siguió el cultivo en escalera con 5 plantas por m2 (24,3 kg/m2)

Deja un comentario