El glifosato fue declarado como ‘probablemente cancerígeno’ por la Organización Mundial de la Salud

La Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC) integrante de la Organización Mundial de la Salud (OMS), declaró a cinco pesticidas como “posibles o probables cancerígenos”, entre los que se encuentra el glifosato. Vendido por Monsanto bajo la marca Roundup.

El 20 de marzo pasado, 17 expertos de 11 países se reunieron en la Agencia Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (IARC), en Lyon, Francia, para evaluar la carcinogenicidad de los plaguicidas organofosforados tetraclorvinfos, paratión, malatión, diazinón y glifosato.

Un resumen del informe se ha publicado en la siguiente página web de la IARC

roundup26
Textualmente el informe declara:

El herbicida glifosato y los insecticidas malatión y diazinón fueron clasificaron como ‘probablemente carcinógeno’ para los humanos dentro del Grupo 2A.
Los insecticidas tetraclorvinfos y paratión fueron clasificados como ‘posiblemente cancerígeno’ para los seres humanos y ubicados en el Grupo 2B.

El caso más impactante es la declaración sobre el glifosato, ya que se trata de la opinión de una agencia internacional de reconocida seriedad clasificando a este herbicida con una cierta probabilidad de ser cancerígeno. Hasta ahora mucho se había discutido esta cuestión pero nunca se había llegado tan lejos. En otras investigaciones siempre se había puesto en juego la imparcialidad de la institución científica investigadora.

La categoría ‘Grupo 2A’ se aplica cuando hay pruebas limitadas de carcinogenicidad en humanos y suficiente evidencia de carcinogenicidad en animales de experimentación. Se define como ‘evidencia limitada’ cuando existe una asociación positiva entre la exposición al agente y el cáncer pero que otras justificaciones para las observaciones (azar, sesgos o confusión) no pueden descartarse totalmente.

La categoría ‘Grupo 2B’ comprende los casos donde hay poca o nula evidencias de cáncer en seres humanos pero sí hay pruebas positivas en animales de laboratorio.

La decisión se fundamenta en que para el herbicida glifosato hubo pruebas limitadas de carcinogenicidad en humanos para el linfoma no-Hodgkin o enfermedad de Hodgkin, que es un cáncer que se inicia en las células llamadas linfocitos, el cual es parte del sistema inmunológico del cuerpo.

La evidencia en humanos se basa en estudios de exposición, en su mayoría agrícolas, en los EE.UU., Canadá y Suecia publicados desde 2001. Además, hay pruebas convincentes de que el glifosato también puede causar cáncer en animales de laboratorio.

En 1985, sobre la base de la generacion de tumores en ratones, la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU (EPA USA) clasificó al glifosato como posiblemente cancerígeno para los seres humanos (Grupo C). Sin embargo, en 1991 luego de nuevos estudios con ratones, cambió su clasificación a no carcinogénico para los humanos (Grupo E). Ahora los científicos de la IARC han revisado los trabajos de la EPA con nuevos test estadísticos y conjuntamente con otras nuevas experiencias, han concluido que existen evidencias de que el glifosato genera tumores en animales de laboratorio.

Asimismo, un estudio realizado en residentes cercanos a áreas donde se pulveriza el glifosato, informó de aumentos en los marcadores sanguíneos de daño cromosómico (micronúcleos) luego de las pulverizaciones.

El informe de la IARC es meramente declarativo y no tiene efectos ejecutorios. Ahora son los distintos gobiernos y otras organizaciones internacionales las que deben legislar y reglamentar esta cuestión.

En otras palabras, ahora comienza la verdadera batalla. Monsanto apelando y pidiendo la revisión del informa de la IARC y en cada país abriéndose la discusión sobre hasta donde se limita el uso del glifosato.

Un comentario en “El glifosato fue declarado como ‘probablemente cancerígeno’ por la Organización Mundial de la Salud

Deja un comentario