La lima dedo es la fruta más cara en Estados Unidos

La lima dedo es la fruta más cara disponible en Estados Unidos, donde un envase de 1 onza (28 gramos) se vende a 8 dólares.

Foto tomada de http://citruspages.free.fr/australian.htm
Foto tomada de http://citruspages.free.fr/australian.htm

El nombre científico de la lima dedo es Citrus australasica y se trata de un arbusto espinoso (2 a 7 m de altura) nativo de las regiones de Queensland y Nueva Gales del Sur, en Australia.

Pese a su nombre común y a su nombre científico, en alguna clasificación no se considera a esta especie estrictamente un citrus, aunque desde ya está emparentado y también se lo denomina con el sinónimo de Microcitrus australasica. La especie tiene frutos comestibles cilíndricos, de 4 a 10 cm de largo, predominantemente de colores rosa y verde y pueden ser ligeramente curvados.

La pulpa de los frutos presentan formaciones globulares que comercialmente se los promociona como ‘caviar de lima dedo’, que se utilizan como una guarnición añadida a diversas recetas. Al masticar el ‘caviar’ se obtiene un sabor muy fuerte y agradablemente picante, que combina y le da una característica particular al plato que acompaña. Especialmente se agregan a mariscos y comidas de tipo asiáticas. También se emplean en cóckteles y otras combinaciones de bebidas, por su sabor y agradable presentación. Obviamente en restoranes y bares de altísimo costo.

Foto tomada de http://www.melissas.com/
Foto tomada de http://www.melissas.com/

Según la empresa que la comercializa en EEUU, al morder el caviar se logra ‘la liberación de un sabor que combina limón y lima con un toque aromático de hierbas frescas’.

La exportación de plantas se encuentra prohibida en Australia donde están trabajando intensamente en la mejora genética a partir de plantas silvestres. Ya poseen un registro oficial de inscripción de variedades de lima dedo, que cuenta con al menos siete variedades comerciales. En California, EEUU, ya hay algunas plantaciones pequeñas que se están expandiendo atento los valores que el mercado está dispuesto a pagar.

Deja un comentario