Un protocolo de sincronización de ovulación induce un 20% de partos dobles en bovinos de carne

La rentabilidad del negocio de la producción de terneros en la cría de ganado bovino de carne se puede mejorar aumentando la productividad a través de la fecundidad y la fertilidad de las madres. La inseminación artificial de las vacas es una técnica ampliamente conocida y aplicada desde hace mucho tiempo aunque permanentemente recibe avances y modificaciones para mejorar su eficiencia y simplificar su uso.

Así, un grupo de investigadores del AgResearch Invermay Agricultural Centre de New Zealand, diseñaron una investigación con cinco experimentos para conocer en un protocolo de sincronización de ovulación Ovsynch + progesterona los efectos de la inyección de diferentes dosis y momentos de aplicación de eCG (gonadotrofina coriónica equina) sobre los cambios en ultrasonidos detectables en la dinámica folicular ovárica y la tasa de ovulación.

Es decir, buscaron conocer si estos tratamientos mejoraban la tasa de fertilidad de las vacas y la cantidad de terneros nacidos por parto. En este trabajo, los investigadores presentan al parto mellicero en bovinos como una ventaja en el negocio, cuando en la realidad son ampliamente discutidas sus ventajas y muchos productores lo consideran una característica indeseable.

Compararando las vacas con gestación individual con las que paren mellizos se han visto estas últimas asociadas y se les atribuyen gestaciones más cortas, distocia, gran incidencia de retención placentaria, una menor condición corporal post parto, terneros nacidos muertos, abandono de terneros, un aumento en la cantidad de días al primer celo y al primer servicio, así como la necesidad de una mayor cantidad de servicios para quedar preñada la madre durante la siguiente lactancia.

O sea que dependiendo de la opinión del productor, algunos utilizarán este ensayo para intentar aumentar la cantidad de terneros nacidos por madre  y otros por el contrario, nunca lo aplicarán para evitar los partos dobles y sus problemas.

Se trabajó con vaquillas Angus Negro mantenidas en condiciones de pastoreo (rye grass y trébol blanco) en la South Island de Nueva Zelanda, con libre acceso al agua.

Los cinco experimentos incluyeron como tratamientos principales variaciones en la cantidad de días del protocolo, dosis de eCG, aplicación intramuscular o subcutánea y el día de la aplicación de eCG.

Protocolo de sincronización de ovulación para bovinos de carne
Protocolo de sincronización de ovulación para bovinos de carne

Se pudo verificar que la administración intramuscular de 800 U.I. de eCG el 3er. día de un protocolo de progesterona de 6 días significó un incremento del 30% de ovulaciones dobles y un 20% de gestaciones dobles.

Finalmente, este novedoso protocolo puede considerarse como prometedor si otras experiencias o uso en explotaciones comerciales muestran que los resultados se repiten y que los costes asociados con el tratamiento y el manejo de los partos dobles son inferiores al ingreso adicional obtenido.

El ensayo se encuentra publicado en:

Development of a GnRH-PGF2α-progesterone-based synchronization protocol with eCG for inducing single and double ovulations in beef cattle

Autores: M. F. Martinez, D. Tutt, L. D. Quirke, G. Tattersfield y J. L. Juengel.
Journal of Animal Science, noviembre de 2015.
Los tres primeros autores pertenecen al AgResearch Invermay Agricultural Centre, Dunedin, New Zealand

Deja un comentario