Aumentarán los emigrados desde el Oriente Medio y el Norte de África por el calentamiento global

Oriente Medio y el Norte de África, donde viven 500 millones de personas, serían inhabitables a mediados de este siglo por el calentamiento global y aumentarán los refugiados climáticos. Ya el número de días extremadamente cálidos se ha duplicado desde 1970 y se espera que estos aumenten en forma significativa.

Investigadores del Instituto Max Planck de Química y del Instituto Chipre en Nicosia han modelizado el ambiente esperado a mediados y finales del presente siglo en Oriente Medio y el Norte de África. La conclusión es que probablemente esta región sea inhabitable desde mediados del siglo XXI, lo que obligará a las personas a emigrar.

En la reciente cumbre climática de la ONU en París se decidió intentar limitar el calentamiento global por debajo de dos grados centígrados, lo cual no será suficiente para evitar este escenario dramático en tan amplia región de la Tierra.

Así se espera que la temperatura durante el verano en la ya muy caliente región aumente dos veces más rápido en comparación con el calentamiento global promedio. Esto significará que los calurosos días al sur del Mediterráneo que alcancen los 46 grados centígrados se producirán cinco veces más a menudo que a principios del presente siglo.

Asimismo se espera que la temperatura nocturna del verano no baje de los 30 grados centrígrados.

Las altas temperaturas combinadas con el aumento de la contaminación del aire por el polvo transportado por el viento del desierto harán que las condiciones ambientales tal vez lleguen a ser intolerables y puedan obligar a la gente a emigrar.

En la investigación mencionada se compararon los datos climáticos entre 1986 a 2005 y se realizaron predicciones con 26 modelos climáticos. Se demostró que los datos de las mediciones y las predicciones de los modelos se corresponden muy bien, por lo que los científicos utilizaron los mismos para proyectar las condiciones climáticas para el período 2046-2065 y para el período 2081-2100.

Temperaturas esperadas en el Oriente Medio y el Norte de África a mediados del siglo XXI
Temperaturas esperadas en el Oriente Medio y el Norte de África a mediados del siglo XXI

El mapa de la izquierda indica que la temperatura media en invierno se elevará en alrededor de 2,5 grados centígrados a mediados del siglo y en el verano (mapa de la derecha) alrededor de cinco grados centígrados si las emisiones globales de gases de efecto invernadero continúan como hasta ahora. La trama con cruces indica que los 26 modelos climáticos utilizados son mayormente coincidentes y las áreas con puntos muestran una coincidencia casi completa entre los modelos.

Los datos que surjen de los modelos son realmente alarmantes. Entre 1986 y 2005, las olas de calor promediaban unos 16 días al año; mientras que a mediado del siglo los días esperados que sean inusualmente caliente llegarán a los 80 días por año. Y al final del siglo, si las emisiones de gases de efecto invernadero no se reducen en forma significativa se llegará a 118 días extraordinariamente calientes.

Por otra parte, en otra investigación simultánea se encontró que el polvo del desierto se incrementó un 70% desde principios de este siglo en la atmósfera sobre Arabia Saudita, Irak y Siria. Esto se debe principalmente a un aumento de las tormentas de arena como resultado de las sequías prolongadas y se espera que esto se agrave a causa del cambio climático.

La conclusión es que si no se hacen cambios importantes en la cantidad de emisiones de gases de efecto invernadero habrá al menos 500 millones de pesonas (+ el crecimiento demográfico) que busquen otras tierras para vivir.