Archivo de la etiqueta: biocombustibles

La planta de tabaco como biocombustible

Son suficientemente conocidos los problemas a la salud que ocasiona el fumar, lo que ha llevado a numerosos programas nacionales para el control y desaliento de este hábito. El enemigo fundamental de estos programas anti-tabaco son las empresas elaboradoras de cigarrillos, cigarros, habanos, etc., con la colaboración forzada de los gobiernos y organizaciones de productores de las regiones donde se cultiva el tabaco. El cultivo del tabaco está muy ligado a la pobreza rural.

Para muchos campesinos de escasos recursos, la reducción de la demanda de tabaco es un problema muy serio. Han cultivado tabaco toda su vida y no es fácil reconvertirlos hacia otras producciones. Se encuentran en áreas generalmente óptimas para este cultivo, que les entrega algún ingreso escaso pero suficiente como para seguir viviendo (… en la pobreza), aunque muy superior a otras alternativas que lo sustituyan.

La cuestión del tabaco no sólo es un problema social a partir de los daños a la salud pública, sino también es un problema social enmarcado en la pobreza de quienes lo cultivan.

Por lo tanto les acercamos una buena noticias sobre una investigación, que de ser exitosa, en el futuro podría cambiar la relación de fuerzas en la cadena del tabaco al perder las fábricas el apoyo del sector productor.

En el Laboratorio Berkeley del Departamento de Energía de los Estados Unidos se está realizando un trabajo de biotecnología para que la planta de tabaco sea generadora de biocombustibles.

Desde ya que hoy muchas biomasas tratadas con microorganismos fermentativos producen azúcares que llevan a obtener alcohol.

Lo que ahora se está buscando son plantas que salteen algunos pasos químicos que llevan al combustible biológico. Es decir, que sean más eficientes y más rentables, reduciendo los costos de producción.

Se buscan plantas que ya produzcan el biocombustible en sus células y que se lo pueda extraer en forma casi directa.

La ingeniería genética practicada emplea genes de cianobacterias para obtener alcanos en las células de las plantas de tabaco y genes de algas verdes, para isoprenoides. Los alcanos y los isoprenoides son dos clases de hidrocarburos.

Los objetivos técnicos son lograr a más tardar en dos años una planta cuyo 20/30% de peso sea un hidrocarburo, con lo cual se estima que unos 1000 acres generarán un millón de galones de combustible (en números redondos, unas 400 ha producirán unos 3,7 millones de litros de combustible).

En esta noticia hay otra buena noticia para los productores agrícolas, y es que la utilización de genes de algas en tabaco para reducir los pasos hasta llegar al biocombustible, también podrá ser empleada en otras especies, lo que abaratará el costo de producción y aumentará la rentabilidad del negocio.

La noticia original se encuentra entrando en:
http://newscenter.lbl.gov/feature-stories/2012/02/23/tobacco-biofuels/

Agragex apoya la Expobioenergía

Nota de prensa

AGRAGEX y Expobioenergía han firmado un acuerdo de colaboración por el que la asociación se convierte en aliado de la feria.

Madrid, 2 de septiembre de 2010.- La Agrupación Española de Fabricantes-Exportadores de Maquinaria Agrícola y sus Componentes, Sistemas de Riego, Equipamiento Ganadero y de Post-cosecha (AGRAGEX) promoverá la *Agroenergía* en la próxima edición de Expobioenergía, que se desarrollará en Valladolid del 27 al 29 de octubre.

La Agroenergía

Según ha explicado el director general de AGRAGEX, Jaime Hernani, *estamos ante un sector con buenas perspectivas de futuro y con un enorme potencial como proveedor de materias primas para la generación de energías limpias a partir de productos y residuos resultantes de la actividad asociada a la agricultura*. Entre ellos destaca la producción de combustibles sólidos (leña, carbón vegetal o residuos de diversos procesos agroindustriales), gaseosos (biogás) o líquidos (como etanol o biodiesel).

La agroenergía contribuye no sólo a la reducción de las emisiones de C02, la conservación del medio ambiente y la reducción de la dependencia de los combustibles fósiles, sino que, tal como indica Hernani, *se presenta como una alternativa más para los campos españoles, con nuevas posibilidades para una parte de las producciones agrícolas, que aportan estabilidad y proyección de futuro para el sector*.

En este sentido, Hernani recuerda que *la normativa europea ha establecido una clara política de apoyo a las energías renovables y a la sustitución gradual de los combustibles de origen fósil por otros de carácter renovables basados en las producciones agroenergéticas*.

AGRAGEX en Expobioenergía

La asociación contará con un stand informativo donde estarán representadas aquellas empresas asociadas que ya estaban en el sector de la maquinaría agrícola y que recientemente han comenzado a trabajar en el sector de la bioenergía.

AGRAGEX acude por primera vez a Expobioenergía para *adquirir más conocimientos sobre un sector de gran futuro, dar a conocer la actividad de la asociación de exportadores y buscar la alianza de nuevas empresas para impulsar este nuevo subsector dentro de la organización*.

La presencia de la asociación en esta feria es fruto de un acuerdo de colaboración firmado con los organizadores del evento. Mediante este convenio, AGRAGEX pasa a ser un nuevo *aliado* de Expobioenergía.

Curso sobre producción de biodiésel

Curso a distancia

El próximo 17 de mayo comienza la capacitación en Producción de Biodiésel, dictado totalmente a través de la metodología e-learning.

Dictado por G-Tek SRL de la ciudad de Rosario, provincia de Santa Fe, Argentina.

El objetivo consiste en capacitar en forma teórica y práctica a todos los interesados en el desarrollo de los biocombustibles, principalmente el biodiésel: proceso, variables, etapas y especificaciones técnicas de fabricación y comercialización.

El curso se realiza a través del campus virtual de G-Tek SRL . Empresa dedicada a generación de tecnologías para la producción de biocombustibles.

Informes e inscripción:

cursos@g-tek.com.ar

Renovado interés por el cultivo de Camelina sativa

Camelina sativa es una especie herbácea de 0,3 a 1,2 m de altura, perteneciente a la familia de las Brassicaceas (antes Crucíferas), con antecedentes remotos de su cultivo en Europa hace al menos 3.000 años AC.

Siguió siendo cultivada durante los imperios griego y romano hasta la Edad Media y luego se abandonó su siembra, al menos en superficies significativas, sin conocer con certeza el motivo. Luego continuó su presencia como una maleza del lino lo que explicaría su difusión en las áreas cultivadas de América.

El Hombre de Tollund es una momia muy bien conservada encontrada en una turbera de Dinamarca y se piensa que corresponde a la Edad de Hierro, en el siglo IV AC. Este hombre fue ahorcado como parte de un ritual y se encontró en su estómago su última comida, que habría sido una sopa de hortalizas y semillas de cebada, linaza, manzanilla y camelina.

El objetivo principal de su cultivo era la producción de aceite ya sea comestible para cocinar (tiene sabor y aroma a almendras) o bien como combustible para ser utilizado en lámparas.

Se sabe que los romanos usaban el aceite de camelina como aceite de masajes y combustible de lámpara, y también en la cocina; así como la semilla participaba directamente de comidas como alimento humano o animal (para pájaros).

Su fruto es una pequeña silicua (fruta típico de la familia de las Brassicaceas), que termina en forma puntiaguda conteniendo entre 8 y 16 pequeñas semillas. El tamaño de las semillas es una de las características que se busca mejorar en esta especie.

Entre las ventajas que se le asigna está lo barato de su cultivo por requerir poca cantidad de insumos y lo corto de su ciclo. A los 85/100 días desde la siembra se la estaría cosechando. Se adapta mejor a climas fríos/frescos, con poco calor a la floración. Competiría con la colza y el trigo y hay información no verificada que indica que resistiría mejor la falta de lluvias.

Si bien ya hay antecedentes en los años ’70 sobre su estudio para aprovechar su aceite, es realmente mucho lo que falta por conocer sobre sus características agronómicas.

Últimamente se han intensificado las investigaciones como fuente de biocombustibles, especialmente como combustible alternativo para la aviación.

Sin embargo, si se vuelve a su siembra masiva tal vez la causa no sea su uso bioenergético donde ya hay otros cultivos que cumplirían adecuadamente esta función.

La semilla posee hasta un 45% de ácidos grasos del tipo omega-3 y hasta un 15% de ácidos grasos del tipo omega-6. O sea que más del 50% del aceite extraído por presión en frío serían poliinsaturados, de efectos favorables para la salud, y que se denominan *aceites esenciales* pues no los puede sintetizar el ser humano y deben tomarse en las comidas. Además el aceite es muy rico en tocoferoles (antioxidantes naturales) que lo hace resistente a la oxidación y al enraciamiento.

El alto porcentaje de ácidos grasos omega-3 y omega-6 que contiene y el bajo tenor en ácidos grasos saturados, hace que su aceite esté considerado como de alta calidad comestible.

La harina de camelina es el producto que queda luego de la extracción del aceite y generalmente contiene 10/12% de aceite y 40% de proteínas. Tanto la harina como el aceite están siendo evaluados para usarlos en la alimentación de peces, ganado bovino para carne, producción de leche y avicultura.

Por ejemplo, a ponedoras se les dieron raciones hasta con un 15% de harina de camelina sin que hubiera efectos adversos en las aves y se observó un incremento del contenido de ácidos grasos omega-3 en huevos en forma directamente proporcional al incremento de la cantidad de harina de camelina en las dietas.

Un ensayo similar en la producción de leche de cabra resultó con las mismas conclusiones ya que el tenor de ácidos grasos omega-3 se incrementó con el aumento del porcentaje de harina de camelina en las dietas.

Encuentro sobre la aplicación de tecnologías para la producción de biocombustibles derivados de biomasas

Impactos de la aplicación de tecnologías para la producción de biocombustibles derivados de las biomasas principales de la región.

Este espacio de trabajo, generado por el INTA, la Universidad de Buenos Aires y Organismos internacionales, permitirá debatir problemáticas y posibles soluciones ligadas a la sustentabilidad y a reducción de los efectos de gases invernadero.

El Instituto de Ingeniería Rural del INTA, sede del Programa Nacional de Bionergía, propicia la realización de esta reunión que pretende constituirse en el punto de encuentro de interesados y actores del ámbito nacional en esta materia con el valioso aporte internacional. Se presentarán tecnologías e se intercambiarán ideas y propuestas de referentes en la temática.

La actividad se desarrollará los días 27 y 28 de abril de 2010 en el INTA, Cerviño 3009, Capital Federal, dando comienzo a las 8.30 horas

El amplio programa a desarrollarse contempla exposiciones de especialistas internacionales de Cuba, Brasil, Costa Rica y de Argentina. También se ha organizado un espacio para el trabajo en talleres, momento en el que se realizarán Mesas de discusión y debate sobre criterios, indicadores y métodos de certificación

Entre los temas que abordarán los especialistas se destacan:

  • Huella de carbono y su aplicación a los productos agrícolas, análisis crítico de la metodología IPPCC
  • iLUC y LUC Cambio directo e indirecto del suelo, las metodologías empleadas y su aplicación al caso Argentina
  • Impactos de la producción de Biocombustibles en América Central
  • Disponibilidad y sustentabilidad de los biocombustibles
  • Análisis del nivel emisiones y balance energético del biodiesel Argentino, análisis comparativo con los resultados Europeos
  • Control de efluentes en la producción de biodiesel por medio del estudio de propiedades eléctricas
  • Consideraciones a tener en cuenta previo a la aplicación de tecnologías para la producción de biocombustibles apartir de especies vegetales silvestres
  • Integración de dos procesos de producción de etanol y cogeneración utilizando como herramienta la termoeconomía
  • Impactos y experiencias del uso de residuales de la producción de bioetanol a partir de la caña de azúcar: vinaza como fertirriego
  • Impactos y experiencias del uso de residuales de la producción de bioetanol a partir de la caña de azúcar: cachaza como abono orgánico
  • Impactos debido a la producción de bioetanol a partir de residuos agrícolas y forestales

La dinámica del encuentro limita la cantidad de asistentes al taller por lo que sólo se permitirá la asistencia a quienes hayan realizado la inscripción previa.

La solicitud de inscripción puede hacerse al Instituto de Ingeniería Rural, Teléfonos 011-4665-050 0495/2115 o a la Casilla de Correo Nº 25 (1712) Castelar o a la siguiente dirección electrónica gmenichetti@cnia.inta.gov.ar.

Workshop on line sobre Producción de Biodiésel

2do. Workshop on line: Producción de Biodiésel

Introducción

La disponibilidad de capital humano, especialista en producción de bioenergéticos es esencial en la era de la bioeconomía. Este curso le brindara al participante los aspectos más prácticos y funcionales, con el fin de impulsar el conocimiento y desarrollo de bioenergéticos como el biodiesel y brindarle las herramientas teóricas y prácticas, para facilitar su inserción en la vida laboral o desarrollando empresas de carácter bionergético; Facilitará a los usuarios las respuestas técnicas necesarias para suplir los problemas técnicos que la puesta en marcha de pequeñas industrias y producción de biodiesel pudieran aparecer.

Objetivos

Brindar información especializada que sea de utilidad para la formación de los nuevos técnicos enfocados en la producción de biodiesel en pequeña escala.

Al finalizar el workshop el alumno habrá desarrollado una sensibilización sobre la necesidad de emplear los combustibles verdes como el biodiesel, ya que estas fuentes garantizan un desarrollo sostenible y procuran el medio ambiente, conocerá aspectos de costeo de proyectos para micro y macro emprendimientos, adquirirá conocimientos que facilitaran el desarrollo de sus proyectos en materia de biodiesel.

Coordinación

GRIMA-Biodiesel S de RL MI, empresa de jóvenes mexicanos en alianza con la Asociación Litoral de Biocombustibles (Argentina), entidad sin ánimo de lucro, ofrecen este Workshop on line *Producción de Biodiesel* dirigido por técnicos especializados en la materia.

SYLLABUS

Al inscribirse en el Workshop on line se le otorga una clave personal, Ud. accede a los materiales de estudio, el cual también puede imprimir o salvar en su propia PC.

También puede realizar consultas al tutor, participar de los foros de discusión y de los chats con los demás alumnos y llegado el momento, también realizará las evaluaciones y trabajos prácticos planteados.

Cada alumno recibirá vía e-mail una clave de acceso al curso y la dirección en Internet correspondiente.
Ingresando allí, semana a semana Ud. Y sus compañeros de “aula” irán accediendo al material (leyéndolo, imprimiéndolo o guardándolo en su PC)
Los días y horarios para conectarse son libres Ud. elige el momento adecuado.
A través de foros y mensajes Ud. se comunicará con el tutor y con los demás alumnos para resolver dudas y opinar sobre los distintos temas.
Una vez leído el material podrá realizar las actividades prácticas y las autoevaluaciones planificadas para el curso.
En todo momento tendrá la asistencia de un coordinador que lo acompañará en el workshop. Ud. no estará sólo.

El contenido del curso es:

Materias Primas.
Análisis de calidad.
Insumos.
Procesos de producción.
Proceso de purificación.
Estándares de Calidad.
Análisis de Costos.
Legislación

Organizan:

GRIMA, S.A de C.V. (México) y Asociación Litoral de Biocombustibles (Argentina)

Inscripción:

DIRIGIDO A: Profesionales del sector agropecuario y energético, Investigadores, Técnicos, Estudiantes de ingenierías afines y público en general interesado en esta bioenergía.
FECHA: Iniciamos 1 de marzo de 2010
DURACIÓN: 5 semanas
LUGAR: Modalidad Blackboard (on line)
COORDINA: Gustavo Mauricio Monjaras Cabañas
INVERSIÓN: 250.00 USD., Pagando antes del 25 de febrero 220.00 usd

Más información:

DIRECCIÓN: 16 Poniente Nº 1919, Col: Jesús García, Puebla, Puebla 72090
TELEFONO: +52 (222)894.46.12 / 01(222)894.46.12/ 32.73.48 MOVIL: 044.22.23.71.35.12
E-mail: grima_contactos@yahoo.com.mx

CUPO LIMITADO A 20 PARTICIPANTES

Las mejores áreas para cultivar jatrofa en México

Jatropha curcas es una especie que está teniendo su cuarto de hora de fama por la calidad y cantidad del aceite de sus semillas, el cual es adecuado para producir biocombustible (biodiésel), lubricantes y jabones. Es una especie nativa de la América tropical, dado que aparentemente se habría originado en México o en el norte de Centroamérica. Pertenece a la familia de las Euphorbiaceae.

En México se han encontrado dos variantes de J. curcas, ya que se han reportado genotipos tóxicos y otros no tóxicos, con frutos comestibles. Genotipos no tóxicos se consumen en los alimentos tradicionales de la zona de Totonaca del Estado de Veracruz, y también se los puede encontrar en el Estado de Quintana Roo, los que son aptos para el consumo humano y animal.

Dado que es necesario implementar programas de mejoramiento de la especie, se llevó a cabo el siguiente estudio para determinar la distribución y los patrones climáticos de las actuales y eventuales futuras áreas para su cultivo comercial o para ubicar bancos de germoplasmas con fines científicos.

Distribution and agroclimatic characterization of potential cultivation regions of physic nut in Mexico

Autores: Carlos A. Núñez-Colín (1) y María Antonieta Goytia-Jiménez (2)
(1) Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias, Campo Experimental Bajío, Celaya, Guanajuato, México.
(2) Universidad Autónoma Chapingo, Departamento de Preparatoria Agrícola, Chapingo, Estado de México, México.
Publicado en Pesquisa Agropecuária Brasileira, vol.44 no.9, sept. 2009

A partir de doscientos diez ejemplares identificados en herbarios mexicanos o internacionales se obtuvo la distribución y los parámetros agroclimáticos de la especie utilizando el software FloraMap v. 1.02, el que se basa en sistemas de información geográfica, que permiten identificar y mapear las áreas potenciales para la adaptación climática de especies silvestres.

Otro análisis se llevó a cabo mediante el software DIVA-GIS 5.4, lo que permitió obtener modelos de las actuales regiones climáticas de México adecuadas para cultivas jatrofa y también permitió determinar que es lo que se podría esperar si a causa del Cambio Climático se duplicara la concentración de CO2 atmosférico.

Entre otras conclusiones se determinó que las regiones con mayor estabilidad climática y que son las más adecuadas para crear los bancos de germoplasma in vivo, son la costa de Michoacán y el Istmo de Tehuantepec, entre Veracruz, Oaxaca y Chiapas. Asimismo, los posibles escenarios de cambios en el clima no permiten esperar modificaciones para esta conclusión.

Jugo de sandía para producir bioetanol

En los últimos años han sido numerosas las especies vegetales que han sido probadas por su aptitud para producir algún tipo de biocombustible. Las que producen principalmente aceite se destinan al biodiésel y las que contienen buena cantidad de biomasa fácilmente fermentable, van al bioetanol.

Si hubiéramos hecho una lista de las especies que a primera vista ubicaríamos en este último grupo, la lista la iniciaríamos con la caña de azúcar, la remolacha azucarera y el maíz y seguramente nunca hubiéramos agregado a la sandía, teniendo en cuenta la gran cantidad de agua que tiene su fruto en relación a su materia seca.

Pero esto no es así. Hasta la sandía sirve para producir bioetanol!

En la Revista Biotechnology for Biofuels del 26 de agosto de 2009 se publicó una investigación donde se analizan las posibilidades de este fruto para ser usado como fuente de bioetanol y también se agregan otras posibles utilidades.

Watermelon juice: a promising feedstock supplement, diluent, and nitrogen supplement for ethanol biofuel production
Autores: Wayne W. Fish, Benny D. Bruton y Vincent M. Russo del USDA-ARS, South Central Agricultural Research Laboratory, Lane, OK, USA

El jugo de sandía contiene entre el 7 y el 10% de azúcares fermentables pero también suficiente cantidad de licopeno y L-citrulina, elementos con propiedades nutracéuticos, como para su extracción industrial.

La alternativa que han revisado es emplear la parte no aprovechada de una cosecha de sandía, estimada en el 20%, que queda en el campo por falencias sanitarias y de otros tipos, y extraerle primero licopeno y L-citrulina, dejando un residuo de 500 litros de jugo por tonelada de sandía, que además de azúcar, posee aminoácidos libres. Para USA en 2007, han estimado en 360.000 tn la parte de la cosecha de sandías que se hubiera podido destinar a estos objetivos.

El licopeno es un carotenoide antioxidante de gran importancia en la salud humana, que imparte el color rojo a la sandía y también al tomate y otras hortalizas. No se sintetiza en el cuerpo humano, sino en los vegetales y en algunos microorganismos, por lo que es necesario tomarlo al alimentarse.

Actuaría neutralizando los radicales libres que dañan los tejidos, con efectos beneficiosos sobre el cuerpo humano al reducir patologías como cáncer de pulmón, de próstata y de tracto digestivo, enfermedades cardiovasculares y mitigaría el envejecimiento.

L-citrulina es un aminoácidos que interviene en la desintoxicación de amoníaco catabólico (ciclo de la urea) y también sirve como un precursor de la L-arginina, que produce efectos beneficiosos en el corazón, en el sistema circulatorio y beneficia el sistema inmunológico. No obstante, los efectos de la L-citrulina no están totalmente aceptados.

El jugo de sandía debería concentrarse de 2,5 a 3 veces para que pueda servir como la única materia prima para la producción de etanol, por lo que la cuenta final probablemente no resulte favorable ya que la concentración, se hace, obviamente, mediante energía que también debe pagarse.

Por lo tanto, los autores sugieren que el jugo de sandía podría utilizarse como complemento, disolvente o suplemento nitrogenado de otro procesos para la producción de etanol, como por ejemplo, del que se obtiene a partir de la caña de azúcar.

Al mismo tiempo han estimado que en caso de industrializarse la totalidad del fruto y a partir de una producción de 42 tn de sandía por hectárea, se lograrían potencialmente 1,5 kg de licopeno, 90 kg de L-citrulina y 2000 litros de etanol.

Producción de algas en forma masiva a alta velocidad

El uso de las algas se está viendo como beneficioso en las dietas para personas, en el ámbito agropecuario para alimento de animales y base de compost, en el sector farmacéutico y también como un biocombustible. Entre las razones que motivan este interés se encuentra el hecho de la alta velocidad de crecimiento de estos vegetales y que se desarrollan en áreas no agrícolas, por lo que no compiten con la producción de alimentos. Las algas crecen en lugares húmedos, marinos o de aguas dulces.

La empresa holandesa Algaelink, ubicada en Roosendaal, ha desarrollado una tecnología que acelera el crecimiento de las algas, informando que llegan a duplicar su masa cada 24 hs.

La empresa ha desarrollado un fotobiorreactor que optimiza el proceso fotosintético natural. Las algas necesitan agua y CO2 para crecer y mínimos aportes de otros elementos minerales. La temperatura óptima está entre los 15ºC y los 25ºC.

Para producir un kilo de algas es necesario aplicar de 2 a 3 kilos de CO2, por lo que los cultivos de algas podría ser un complemento adecuado al lado de fábricas que por su proceso industrial deban eliminarlo, reduciendo así las emisiones de CO2 a la atmósfera. Además, las algas absorben cantidades limitadas de iones sulfato y nitrato, participantes de las lluvias ácidas.

El fotobiorreactor de Algaelink está conformado por tubos transparentes de la longitud que interese proyectar, con las algas en su interior en un medio de agua y CO2, a la temperatura óptima e iluminados. Las algas finalmente son cosechadas mediante un filtro de diseño patentado ubicado en el extremo del fotobiorreactor.

Dado que el volumen de producción depende de la cepa seleccionada que se utiliza del alga, de la calidad del agua, de la calidad de los nutrientes y de la ubicación geográfica, la empresa recomienda iniciar cualquier emprendimiento mediante una planta prototipo a pequeña escala que permitirá diseñar la planta comercial definitiva.

Todo el sistema es monitoreado por computación mediante un software diseñado especialmente, controlándose automáticamente la densidad del alga, los nutrientes, CO2, luz y temperatura.

Algaelink ha conformado con la empresa de aviación KLM un grupo de trabajo para desarrollar aerocombustibles amigables con el medio ambiente y de producción sostenible en base a algas.

Normalmente las algas se cultivan comercialmente en reservorios de agua a cielo abierto, por lo que la eficiencia de la absorción de CO2 es baja. El sistema desarrollado por Algaelink requiere una mayor inversión inicial y mayores gastos operativos en energía, aunque la empresa declara que el volumen de producción compensa la inversión y el gasto. Finalmente será cuestión, como siempre ocurre, de no equivocarse al hacer la cuenta.

Embrapa y el futuro para los biocombustibles en Africa

El Sr. Juan Recce nos ha enviado este artículo de su autoría que ha sido publicado en el Diario Clarín de Buenos Aires, Suplemento Todo Energías, el 21 de abril de 2009.
……………………………………………………………………………………………………

Las nuevas fronteras energéticas de Brasil han zanjado ya el Atlántico Sur. Mediante una intensa política exterior, que incluye desde la cooperación socio-educativa hasta los negocios agroenergéticos, Itamaraty ha abierto el paso al lucro privado en el África Subsahariana.

Embrapa (Empresa Brasileira de Pesquisa Agropecuária), vinculada al Ministerio de Agricultura de ese país, el equivalente a nuestro INTA, pero con una fuerte participación de la emprendedora burguesía local, ha diseñado un abanico de atractivos paquetes de negocios agroenergéticos que pueden hacer de la franja tropical del globo el polo geopolítico del siglo XXI.

Brasil tiene las tecnologías, los productos y los servicios y África ingentes extensiones de tierra improductiva, clima propicio y suficiente oferta de mano de obra. Hasta el año pasado la novedad era que Brasil había lanzado su carrera inmobiliaria en ese continente para la adquisición de tierras aptas para el cultivo de caña de azúcar, materia prima esencial para los biocombustibles.

Durante el 2009, Embrapa, en asociación con Petrobras y con el respaldo financiero de la FIESP (Federación de Industrias de San Pablo) proyectan expandir las fronteras de posibilidades de la producción mediante la incorporación de mandioca, mijo, sorgo y soja, entre otros cultivos, al potencial agroenergético de África.

La tarea implica una gran inversión en investigación y desarrollo a los fines de superar las limitaciones objetivas impuestas por la naturaleza ácida de sus suelos africanos, ricos en concentraciones de aluminio tóxico y pobres en fósforo nutritivo. Brasil se encuentra trabajando en el desarrollo de un gen que proporcione alta tolerancia al sorgo, el mijo y la mandioca a las condiciones del suelo.

Esta política de estado recibió un fuerte espaldarazo tras la nacionalización de la producción de fertilizantes operada el año pasado.

Poco se sabe sobre las propiedades nutritivas de estos alimentos modificados, pero la división Embrapa Recursos Genéticos, ha constatado, entre otras cosas, por ejemplo, que el alcohol obtenido de este tipo de mandioca tiene un rendimiento dos veces superior al convencional, o que el alcohol de mijo derivado de estos plantíos puede tener un rindex de entre ocho y diez unidades producidas por cada unidad de materia prima, producto varias veces superior al estadounidense, apenas cercano a dos unidades por unidad de materia prima.

Pero esto no es todo, un nuevo paquete de negocios impulsa la producción de etanol a partir de Lignocelulosa, compuesto presente en todas las plantas y en los residuos de procesos industriales que implican caña de azúcar y aserrín, altamente capaces de generar electricidad y calor a partir de la obtención de gas sintético, luego convertible en etanol o diésel.

Todos estos emprendimientos, como es de suponerse, no nacen de los repollos, están claramente estipulados en la *Plan Nacional de Agroenergía 2006-2011*.

El espacio propicio es amplio: Benín, Burkina Faso, Cabo Verde, Costa de Marfil, Gambia, Ghana, Guinea, Guinea Bissau, Liberia, Mali, Níger, Nigeria, Senegal, Sierra Leona y Togo, ya están en la agenda Brasilera con miras al 2022. Las alianzas empresariales que proporcionen el capital no parecen verse resentidas por la crisis internacional, pues Petrobras y Embrapa continúan sellando acuerdos tanto con agencias estatales y empresas privadas estadounidenses, así como con británicas, italianas, chinas, japonesas, indias y sudafricanas.

La estrategia es la triangulación de negocios: unos producen, otros compran y Brasil gerencia. Este esquema, de lucro inteligente aplicado al desarrollo sustentable, puede dar respuesta no sólo a necesidades urgentes como las de Sudáfrica, que produce el 92% de su energía con carbón mineral, sino al futuro orden energético mundial propuesto por la administración Obama en los Estados Unidos. El fuerte vuelco que pretende el presidente de la aún primer potencia mundial, tiende a identificar las causas profundas de crisis financiera norteamericana con la dependencia energética de las matrices tradicionales y, por tanto, abre el juego a un set de escenarios futuros en los que el común denominador será el trinomio Brasil-África-Biocombustibles.

No se debe fomentar el maíz para etanol en programas para reducir la emisión de gases de efecto invernadero

En el Journal Ecological Applications de marzo de 2009 se presenta un artículo donde se evalúa la conveniencia de utilizar para la producción de etanol de maíz tierras retiradas de la producción mediante programas de conservación de suelos, tales como el Conservation Reserve Program de USA. Este es un programa que ha pagado a los productores para restablecer la vegetación nativa sobre más de 13 millones de hectáreas cultivables, reduciendo la erosión e incrementando la acumulación de C en el suelo. Los contratos abarcan períodos de 10 a 15 años.

Si bien existen estudios que indican que el etanol de maíz ayuda a la reducción de la emisión de gases de efecto invernadero en comparación con los combustibles fósiles, debería también considerarse el uso de la tierra que es reemplazado por la producción de maíz, teniendo en cuenta las variaciones en el balance y acumulación de C en el suelo. El objetivo de producción de biocombustibles en USA para los próximos años es de tal magnitud, que los mayores volúmenes que se pretenden obtener se deben lograr con aumentos de rendimiento, desplazando a otros cultivos o bien, lo que aquí se analiza, es la conveniencia de utilizar tierra que había sido retirada de cultivo y cuyos contratos han vencido.

Se evalúa la eficiencia y el valor económico del etanol de maíz y del etanol celulósico para reducir las emisiones netas de gases de efecto invernadero, comparando con la tasa de secuestro de C alcanzados por los programas de conservación.

La investigación fue llevada adelante por Gervasio Piñeiro (Duke University, Durham, North Carolina, USA, y Facultad de Agronomía-UBA, Argentina), Esteban G. Jobbágy (Universidad Nacional de San Luis/CONICET, Argentina), Justin Baker (Duke University y Texas A&M University), Brian C. Murray (Duke University) y Robert B. Jackson (Duke University).

Se estimaron los cambios en el carbono orgánico de suelos con diferentes antecedentes para la producción de maíz para etanol (tierras bajo cultivo, retiradas de cultivo y pastizales). También se estimaron los cambios en el carbono orgánico del suelo en tierras retiradas de cultivo con producción o no de etanol celulósico. Finalmente se calculó el Valor Actual Neto (VAN) de las distintas acciones de mitigación del efecto invernadero.

El análisis demostró que según el uso previo del suelo, las ganancias de emisiones de C del suelo después de la siembra de maíz para producir etanol en comparación con los combustibles fósiles podrían ser compensadas en al menos 50 años. Y que sobre 142 casos de estudios de suelos, el C secuestrado fue mayor en los casos de retiradas de tierras del cultivo que en la producción de maíz para etanol en períodos de 40 años. Finalmente, en el estudio también se concluye que el etanol celulósico producido en los pastizales de las tierras retiradas de cultivo es una herramienta más eficiente para la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Todo lo cual lleva a la conclusión que no debe utilizarse la producción de maíz para etanol en programas de retirada de tierras de cultivo para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

El artículo completo se encuentra en Journal Ecological Applications

Un detalle marginal es que en el trabajo se indica que en USA existen más de 100 fábricas productoras de etanol de maíz y que unas 50 están en construcción, esto a abril de 2008, fecha de entrega del artículo para su evaluación. La pregunta obligada es ¿cuántas de estas fábricas quedarán activas hoy en día con la caída del precio del petroleo?

Temperatura mínima letal de Jatropha curcas

La especie Jatropha curcas ha tenido en los último tiempos un alto grado de popularidad debido a que la producción de agrocombustibles se disparó acompañando los muy altos precios del petroleo. Jatropha o jatrofa es una Euphorbiacea nativa de América Central que se la conocía como planta medicinal por el uso de su aceite no comestible, también empleado en cosmética.

Se determinó que el tipo de aceite que produce posee características óptimas para la elaboración de biodiésel. Además, la Jatropha es resistente a la sequía y necesita entre 250 y 600 mm. de lluvia para desarrollarse adecuadamente; lo cual no es demasiado pensando que se cultiva en climas cálidos. Se trata de una planta ideal para la producción de biodiésel ya que además de las características agronómicas, no compite por la producción de alimentos.

La ebullición que generó el alto precio del petroleo en la producción de energías alternativas hizo que se conocieran emprendimientos de millones de hectáreas para la producción de esta especie en la India, Indonesia, América del Sur. No se sabe en que quedó todo, pero si vemos que están cerrando las plantas de fabricación de etanol en base a maíz en EEUU, lo probable es que los proyectos de jatropha también tengan serios problemas de rentabilidad con un petroleo a U$D 40 el barril.

Cabe resaltar que todo el desarrollo que se pensaba llevar a cabo de la Jatropha se iba a realizar prácticamente sin datos de la especie ya que es prácticamente nulo lo que se conoce científicamente sobre sus requerimientos agroclimáticos, de nutrientes, de manejo, etc.

Por esto es que aquí les acercamos una investigación científica que mejora el escaso conocimiento de la especie para cuando venga la próxima oleada de interés por los biocombustibles.

Recientemente, los investigadores Giselly Aparecida Andrade, Paulo Henrique Caramori, Fábio Suano de Souza, Celso Jamil Marur y Ana María de Arruda Ribeiro de Londrina, Brasil, determinaron la temperatura mínima letal de plantas jóvenes de Jatropha, el cual es un dato muy útil para determinar los límites geográficos para el desarrollo de la especie.

Plantas de 2 a 3 meses de edad, de 40 cm de alto y 10 hojas por planta fueron sometidas durante 1 hora a temperaturas de 1ºC, 0ºC, -1ºC, -2ºC, -3ºC, -4ºC y -5ºC.

Se observó que las plantas tratadas con temperaturas entre 1ºC y -2ºC no presentaron daños visibles; con temperatura de -3ºC, las plantas tuvieron el 60% de las hojas muertas por el frío y con -4ºC y -5ºC todas las hojas fueron afectadas incluyendo los tallos.

Luego de un mes, el tratamiento de -3ºC tuvo el 100% de plantas recuperadas, el de -4ºC tuvo apenas el 40% recuperado y en el de -º5ºC ninguna planta se recuperó. O sea que la temperatura crítica que limita el área cultivada está entre los -3ºC y los -4ºC.

Leer artículo completo en Bragantia

Curso a distancia sobre producción de biodiésel

Objetivos: Explicar y describir el proceso de producción de biodiesel, las materias primas y productos involucrados, los controles, herramientas y máquinas utilizadas y analizar las aristas comerciales del proceso.

Desarrollado por Innovagro
Laprida 1562
Rosario – Pcia. de Santa Fe

Fecha de inicio: 23 de Febrero
Modalidad: Online / A distancia
Duración: 2 meses
Precio: 484 pesos (IVA incl.)
Para más información info@inovagro.com.ar o llamar al 0341 447 3774

Modulo I: Introducción a las fuentes de energía
Parte teórica:
1. Introducción a las fuentes de energías. Fuentes de energías y tipos de energías.
2. Biocombustibles. Nociones básicas de Biodiesel, Bioetanol, Biogás.
3. Definición de Biodiesel. Características generales, ventajas y desventajas.
4. Materias primas para la producción de aceite. Aceites, oleaginosas, cultivos y estadísticas.
5. Aceites de frituras usados. Recolección y purificación para su uso.
6. Control de calidad del aceite. Optimizar la calidad para producción de biodiesel
Parte práctica:
1. Montaje de laboratorio. Armado básico de un laboratorio para controles de calidad.
2. Reconocimiento de un indicador de medio. Identificación de medio básico o ácido
3. Determinación de punto de equilibrio. Titulación y comprensión de volumetrías

Modulo II: Insumos para la elaboración de Biodiesel
Parte teórica:
1. Insumos para la elaboración de Biodiesel. Manipulación y cuidados de los productos químicos.
2. Reacciones químicas. Comprensión de las reacciones químicas y de transesterificación.
3. Reacción de obtención de biodiesel. Interpretación de la estequiometria de la reacción.
4. Preparación de mezcla metóxido. Cálculos correspondientes
5. Proceso de elaboración de biodiesel. Detalles de la producción básica y la catálisis ácida
6. Reactores químicos. Nociones de construcción de reactores para biodiesel
Parte práctica:
1. Determinación da la acidez de aceite. Titulación y cálculos, interpretación de resultados.
2. Determinación de la cantidad de catalizador. Titulación y cálculos.
3. Determinación de la cantidad de metanol. Cálculos estequiométricos.

Modulo III: Calidad de Biodiesel
Parte teórica:
1. Calidad de Biodiesel. Detalle de cada una de las variables definidas.
2. Procesos de purificación de biodiesel. Proceso de condensado, lavado y secado.
3. Impacto en los motores. Causa y efecto de los valores fuera de norma.
4. Normas de calidad, nacionales e internacionales. ASTM, EN14214, IRAM.
5. Proceso Batch en la industria del biodiesel. Proceso industrial, ejemplos, planta piloto.
6. Estudio de impacto ambiental (EIA). Nociones básicas de un estudio de impacto ambiental.
7. Costos de elaboración de biodiesel. Análisis de costos y ejemplos.
Parte práctica:
1. Audiovisual con demostración real de una máquina de biodiesel en producción.

Docente a cargo del curso: Leonel Pieroni
Técnico Químico – Registro prov. nº Ro-98-03-80

Antecedentes Laborales

G-Tek: Responsable departamento químico. Fabricante de máquinas de biodiesel. Docente de cursos de “Elaboración de Biodiesel” a nivel internacional.

BIODIESEL_TEC: Titular, desarrollos de plantas de producción de Biodiesel mediante proceso Batch. Diseño de reactores discontinuos, armado, montaje, preparado y puesta en marcha. Desarrollo de análisis químico de calidad de Biodiesel. Docente de cursos de “Elaboración de Biodiesel” a nivel internacional.

ALIBIO: Presidente de la Asoc. Litoral de Biocombustibles.

INDALO S.A.: Montaje de laboratorio de análisis químicos, ensayos físicos de papel. Estudio de impacto ambiental.

Modelo de computación para analizar las emisiones de gases de efecto invernadero en el etanol de maíz

Dado que la producción de etanol en base a maíz como sustituto de los combustibles fósiles se está expandiendo, un grupo de investigadores de la Universidad de Nebraska – Lincoln, USA, encabezados por Adam J. Liska, estudiaron los efectos de este biocombustibles sobre el medio ambiente, especialmente lo relativo a la emisión de gases con efecto invernadero.

Para el estudio desarrollaron un modelo denominado BESS (A Model for Life-Cycle Energy & Emissions Analysis of Corn-Ethanol Biofuel Production Systems) que se basa en MS Excell con el agregado de programación Delphi para las interfaces gráficas. El mismo permite calcular la eficiencia energética, la emisión de gases de efecto invernadero y las necesidades de recursos naturales para un sistema sde producción de bioetanol a partir de maíz. Los datos pueden ser modificados por el usuario, no así el sistema de ecuaciones, para poder evaluar casos particulares de biorrefinerías de etanol y su entorno productivo.

El modelo cuenta con cuatro componentes para organizar la entrada de datos: 1) la producción del cultivo de maíz, 2) las biorrefinerías de etanol, 3) los feed-lots para engorde de ganado bovino y 4) la digestión anaeróbica. El modelo incluye todas las emisiones de gases de efecto invernadero a partir de la quema de combustibles fósiles para la producción del cultivo, el transporte del grano, el uso de la energía en la biorrefinería, el transporte del etanol y sus coproductos.

La versión actual es la BESS. 2008.3.1 y se puede bajar gratis de http://www.bess.unl.edu/ incluyendose una extensa documentación y ejemplos de guía para el usuario.

Entre las conclusiones, los autores destacan que revisando el sistema de producción del maíz, la operación de las biorrefinerías y el uso de los coproductos, los resultados del sistema completo de producción de etanol de maíz generan una reducción de la emisión de gases con efecto invernadero, una mejor eficiencia energética y mejores ratios output/input entre el etanol y el petroleo. El bioetanol de maíz reduce las emisiones de gases de efecto invernadero de un 48 a un 59% en comparación con la gasolina, lo cual es dos a tres veces más de lo estimado en investigaciones previas.

El estudio completo en: Wiley.Interscience

Vuelo de un Boeing 737 utilizando en parte biocombustible originado en algas y jatropha

Continental Airlines probó la semana pasada en uno de sus aviones Boeing 737 (sin modificar y sin pasajeros) un carburante que contaba con una parte de biocombustible producido a partir de biomasa de algas y semillas de jatropha.

Además de la virtud propia de este biocombustible por no tratarse de un combustible fósil no renovable, también tiene la ventaja de que los vegetales que actúan como materia prima no compiten con otros en el sector de los alimentos ni generan deforestaciones. Las algas se encuentran en el mar y su uso como alimento es casi nulo y la jatropha se cultiva por su aceite industrial en áreas semidesérticas donde no podrían desarrollarse sin riego especies alimenticias como la soja, el trigo, el maíz, etc.

El vuelo se realizó con total normalidad el pasado miércoles 7 de enero durante dos horas sobre la ciudad de Houston en EEUU, donde la empresa aérea tiene su sede. En sus tanques de combustible llevaba una mezcla de 50% de queroseno y 50% de biocombustible de algas y jatropha.

Al mismo tiempo que Continental Airlines, las empresas Air New Zealand y Japan Airlines, todas con el apoyo de Boeing Co., también están realizando pruebas con biocombustibles con el objetivo de abaratar el costo de los viajes y lograr opciones más amigables con el medio ambiente. Estas pruebas son el comienzo de un desarrollo que se espera no sea menor a los 10 años, hasta que algún tipo de biocombustible pueda participar en cantidades significativas en vuelos comerciales corrientes.