Archivo de la etiqueta: tomate

Plantas de tomate que producen tomates negros y blancos

Les traemos una curiosidad.

La empresa Suttons Seeds situada en Gran Bretaña desarrolló y puso a la venta el año pasado un tomate híbrido de color negro, que denominó Indigo Rose.

Esta empresa semillera declara en su página web que se trata de un superalimento con niveles extremadamente altos de vitaminas y antioxidantes. Conteniendo la misma cantidad de antioxidantes que los arándanos.

Son frutos que deben cosecharse bien maduros, cuando llegan al negro total. Inicialmente ofrecen un color rosado y luego añil.

Este año la empresa introdujo una variante. Vende plantas en contenedores donde a la planta que produce tomates negros le injertó otro híbrido (White Cherry), que produce tomates muy claros, casi blancos. El resultado es una planta muy vistosa que presenta tomates negros y blancos.

Planta que produce tomate de dos colores
Planta que produce tomate de dos colores (Imagen de www.suttons.co.uk)

Sería de esperar que esta planta de tomate de dos colores tenga únicamente algún valor ornamental o como una rareza en una huerta doméstica. Difícilmente tenga valor comercial para la producción a campo o invernadero, más allá de ser un buen negocio para la empresa semillera. Cada una de estas plantas las vende a 20 dólares (algo más de 16 euros).

Problemas en la calidad de los tomates injertados

La técnica de la injertación de ciertas hortalizas como tomate, berenjena, sandía, pimiento y melón, ya es una práctica corriente donde parecería que casi todo está a favor. La limitante principal está en el coste de producción de cada una de las plántulas injertadas que serán transplantada, pero en las tierras con grandes problemas sanitarios es de esperar que los gastos adicionales sean ampliamente compensados por un mayor rendimiento.

A partir de una adecuada combinación ‘patrón-variedad’, los beneficios se originan en:

  • Tolerancia o resistencia a enfermedades. Esta técnica es una buena alternativa para eliminar el uso de fumigantes de suelo muy contaminates o, al menos, permite utilizar erradicantes de patógenos del suelo más amigables con el medio ambiente y que a veces no son tan efectivos.
  • Tolerancia o resistencia a diferentes formas de estrés abiótico: frío y salinidad. La sequía no tendría mayor interés ya que se trabaja con cultivos regados.
  • Mayor tamaño de los frutos.
  • Mayores rendimientos totales.

Los avances de esta técnica están orientados a dos aspectos: i) reducir los costos, para lo cual ya se trabaja comercialmente con máquinas injertadoras desarrolladas especialmente, e ii) en buscar las combinaciones ‘patrón-variedad’ óptimas.

La compatibilidad deseada va más allá de lo que ocurre en el callo del injerto ya que, por ejemplo, un pie muy vigoso en relación a la variedad puede llevar a producir plantas de muy alto desarrollo vegetativo pero de baja producción. Tampoco van bien pies muy resistentes a determinada enfermedad con variedades muy susceptibles a dicho problema.

Además hay referencias de que los frutos producidos en algunas combinaciones podrían tener sabores no agradables y diferentes a la variedad original sin injertar.

La recomendación general que se brinda para esta técnica, es no avanzar con un plan importante de uso de plantas injertadas hasta no realizar pequeñas pruebas con resultados favorables.

En el caso específico del tomate, los portainjertos utilizados provienen de híbridos intraespecíficos de Solanum lycopersicum (sinónimo de Lycopersicon esculentum), así como de híbridos interespecíficos ‘Solanum lycopersicum x Solanum habrochaites’. Esta última es una especie silvestre andina no comestible, de fruto verde con estrías, resistente a sequía, a Botrytis cinerea y mosca blanca y cuyo sinónimo es Lycopersicon hirsutum.

Los actuales portainjertos disponibles comercialmente en el mercado ofrecen resistencia o tolerancia a Fusarium, marchitez bacteriana, verticilosis, raíz corchosa, nematodes de agallas y determinadas virosis.

Todo venía bastante bien pero recientemente se publicó un ensayo que mostró que existe otra variable no considerada hasta este momento que debe observarse al usar plantas injertadas de tomate.

Se ha encontrado que la cantidad de antioxidantes que contienen los frutos puede disminuir en forma significativamente negativa según sea la combinación del injerto.

En Croacia se probaron tres portainjertos de tomate (He-man, Efialto, Maxifort) sobre los cuales se injertó un mismo híbrido productivo (Tamaris).

Efecto del injerto en las propiedades antioxidantes del tomate (Solanum lycopersicum L.)
Autores: I. Vinkovic Vrcek1, V. Samobor, M. Bojic, M. Medic-Saric, M. Vukobratovic, R. Erhatic, D. Horvat y Z. Matotan, todos de instituciones de investigación de Croacia.
Publicado en el Spanish Journal of Agricultural Research 2011 Vol. 9 Nº 3.

Por un lado se encontraron resultados favorables: el tamaño de los frutos de los tres injertos ensayados fue en promedio un 33,7% superior a los frutos del híbrido sin injertar y pese a que el peso por fruto se redujo en un 10%, las plantas injertadas llegaron a producir un rendimiento que resultó un 22% mayor. Lo cual es un dato nada despreciable.

Sin embargo, la cantidad de elementos antioxidantes en los frutos se redujeron. Es decir que disminuyó la calidad nutritiva de los tomates, lo cual es una mala señal para una hortaliza que sobresale por sus propiedades favorables hacia la salud humana.

  • Los compuestos fenólicos se redujeron en un 23%.
  • La vitamina C total se redujo en un 7%.
  • La actividad antioxidante también disminuyó en un 7%.
  • El licopene tuvo una reducción muy baja y estadísticamente no significativa.

En los tres primeros casos, las diferencias fueron estadísticamente significativas.

La conclusión es que se debe agregar una variable no considerada hasta ahora al efectuar el mejoramiento de los portainjertos y sus combinaciones con variedades o híbridos productivos. Ya se conocen algunas muy buenas combinaciones desde el punto de vista productivo; ahora habrá que revisarlas también desde el punto de la calidad de los frutos.

Para conocer los detalles del material de tomate utilizado en el ensayo, les indicamos las páginas web de los desarrolladores:

Portainjerto Efialto: Enza Zaden

Portainjerto Maxifort: De Ruiters Seeds (Monsanto)

Portainjerto He-man: Syngenta

Híbrido productivo Tamaris: Clause

Congresos internacionales del tomate y del pimiento

En forma simultánea se realizarán dos congresos:

El Vº Congreso Internacional del Tomate
El IIº Congreso Internacional de Chiles y Pimientos

Se llevarán a cabo los días 21 a 23 de julio de 2010 en el Poliforum de León, Guanajuato, México.

Están siendo organizados por Meister Media Worldwide editora de las revistas Productores de Hortalizas con llegada a México y Centroamérica, y también publican American Vegetable Grower, Greenhouse Grower y Crop Protection Handbook.

Las sesiones de conferencias tendrán lugar los días miércoles 21 y jueves 22 de julio de 8:30 a 19:00 y el viernes 23 de julio de 8:30 a 14:00.

El costo de inscripción es, hasta el 20 de julio: USD295 y luego: USD 350. Para los dos congresos hay que agregar USD 50. (Nota: confirmar con los organizadores pues no está claro el costo en las páginas informativas de los congresos]

Toda la información en la página web del congreso de tomate y del congreso de chiles y pimientos.

Control de malezas en tomate

Para ponerse al día sobre el control de malezas en el cultivo de tomate les recomendamos esta revisión bibliográfica:

Manejo de plantas daninhas na cultura do tomateiro

Autores:
Ronchi, C.P.(I); Serrano, L.A.L.(II); Silva. A.A.(III) y Guimarães, O.R.(IV), todos de Brasil
(I) Profesor, Universidade Federal de Viçosa, Rio Paranaíba-MG
(II) Investigador, Instituto Capixaba de Pesquisa, Assistência Técnica e Extensão Rural - INCAPER, Linhares-ES
(III) Profesor, Dep. de Fitotecnia, Universidade Federal de Viçosa - Viçosa-MG
(IV) Graduando en Agronomía, UFV-CRP

Publicado en el Journal Planta Daninha, vol.28 no.1 Viçosa, Brasil, 2010

Se presenta una revisión sobre los efectos adversos de las malezas en el cultivo de tomate, tanto de transplante como de siembra directa, los momentos críticos de competición, las principales estrategias utilizadas para el control de malezas, por medio de medidas preventivas de tipo culturales, mecánicas o químicas.

Influencia nutritiva del injerto en tomate

El cambio de pie en plantas de hortalizas es una técnica amigable con el medio ambiente ya que se reduce la necesidad de la aplicación de agroquímicos. Si bien se encarece el valor de cada planta, este incremento se vería parcialmente compensado por el menor uso de productos fitosanitarios. Es una técnica en desarrollo para reemplazar el uso de bromuro de metilo como fumigante del suelo, que es un gravísimo problema medioambientel y que será totalmente prohibido a partir del 2015.

Una planta injertada está conformada a) por un portainjerto que ha sido seleccionado por su aptitud para resistir patógenos del suelo y b) por la parte aérea, que ofrece adecuadas condiciones en cantidad y calidad productiva. Hoy se realizan corrientemente injertaciones comerciales en tomate, pimiento, berenjena, pepino, melón y sandía.

Aquí traemos la referencia de un artículo publicado en el año 2009 que responde a un ensayo del año 2004, donde la investigación no tuvo su eje en la aptitud sanitaria de los ejemplares injertados sino en la influencia del portainjerto en la nutrición de las plantas y su implicancia en el desarrollo y en el rendimiento de frutos.

Efecto del injerto y nutrición de tomate sobre rendimiento, materia seca y extracción de nutrimentos

Autores: Heriberto Godoy Hernández, Javier Z. Castellanos Ramos, Gabriel Alcántar González, Manuel Sandoval Villa y José de Jesús Muñoz Ramos del Programa de Edafología, Colegio de Posgraduados, Campus Montecillo, Estado de México y Instituto Nacional de Investigaciones Forestales Agrícolas y
Pecuarias, Guanajuato, México.
Publicado en la Revista Terra Latinoamericana, editada on-line por la Sociedad Mexicana de la Ciencia del Suelo, A.C., enero-marzo de 2009.

El ensayo consistió en determinar el efecto de un determinado portainjerto y la aplicación de tres niveles de nutrientes sobre el rendimiento, la acumulación de materia seca y absorción nutrimental.

Se trabajó con el el portainjerto Maxifort de la empresa De Ruiter Seed y el híbrido Gironda de Enza Zaden, mediante la técnica del injerto tipo empalme, durante un ciclo de 248 días en invernadero.

Fueron seis tratamientos que se conformaron del factor planta (con y sin injerto) y de la fuerza iónica de la solución nutritiva Steiner (33, 66 y 100% de la concentración original).

Las conclusiones a las cuales arribaron los autores fueron:

a.- La producción comercial de tomate no fue significativamente diferente en ninguno de los tratamientos, lo cual no responde a lo esperado dado que otras investigaciones reportan aumentos del 5 al 15% en plantas injertadas. Los autores lo atribuyen a que se podó a dos tallos y al tipo de aclareo realizado, lo que no permitió que las plantas injertadas expresaran todo su potencial productivo.

b.- El injerto aumentó el vigor de las plantas en lo que respecta a:

  • altura total: +6%
  • área foliar: +10%
  • área foliar específica: +5%
  • producción de materia seca en hoja: +12%
  • tallo: +11%
  • total de la parte aérea: + 9%

c.- las plantas injertadas mostraron gran vigor que se reflejó en un desbalance entre la condición vegetativa y la reproductiva. Por el exceso de vigor, el injerto:

  • disminuyó la precocidad en una semana
  • produjo frutos de mayor calibre: +4%
  • incrementó los frutos deformes: +10%

Mejora de la vida en anaquel del tomate por inoculación de bacterias

En la Revista Agrociencias del Colegio de Postgraduados, México, Volumen 43, Número 6, agosto/septiembre de 2009 se publicó el artículo:

Cambios relacionados con textura de frutos y mejoramiento de la vida de anaquel por la inoculación de raíces de tomate con Bacillus subtilis BEB-13BS

Autores: Hortencia G. Mena-Violante (1), Adrés Cruz-Hernández (2), Octavio Paredes-López (2), Miguel Á. Gómez-Lim (3) y Víctor Olalde-Portugal (2)

(1) Departamento de Biotecnología. Centro de Interdisciplinario de Investigación para el Desarrollo Integral Regional, IPN. Unidad Michoacán, México. (2) Departamento de Biotecnología y Bioquímica y (3) Departamento de Ingeniería Genética. Centro de Investigación y de Estudios Avanzados Campus Guanajuato Irapuato, Guanajuato, México.

Bacillus subtilis BEB-13bs, es una rizobacteria promotora de crecimiento en plantas (BPCV), las que actúan como biofertilizantes al mejorar nutricionalmente a los vegetales que son inoculados. En unos casos mejoran la sanidad de las plantas al suprimir o inhibir el desarrollo de ciertas enfermedades mediante la producción de sideróforos, antibióticos, por la acción de enzimas líticas o inducción de mecanismos de resistencia; también ayudan a una mejor absorción de nutrientes o bien, en otros casos, intervienen como bioestimulantes a través de la generación de fitohormonas y péptidos.

Es decir que el uso de BPCV es una adecuada herramientas para reducir el uso de fertilizantes o incluso de agroquímicos fitosanitarios.

El género Bacillus tiene antecedentes como bacteria solubilizadora de fósforo, y al ser inoculada en la siembra facilita el aumento de la disponibilidad de fosfatos solubles. También una cepa de esta bacteria se la ha probado en papa donde actúa promoviendo la inhibición de patógenos (Rhizoctonia solani, Fusarium sp. y Phytophthora infestans) y el aumento del rendimiento por el control de Rhizoctonia solani produce la estimulación directa del crecimiento de las plantas.

En el año 2007 ya se había reportado efectos positivos de Bacillus subtilis BEB-13bs que, al inocular tomate, determinó una mejor calidad de los frutos, especialmente en el tamaño y en la textura.

Siguiendo esta línea investigativa, los autores del trabajo informado arriba plantearon el siguiente experimento para profundizar el conocimiento de los cambios en la textura de los frutos de tomate.

Se cultivó tomate (Lycopersicon esculentum cv Río Fuego) en invernadero a partir de semillas germinadas en una mezcla de turba y perlita; las plántulas se trasplantaron después de 21 días a macetas de 3500 cm3. La cepa de Bacillus subtilis BEB-13bs se aplicó directamente al momento del trasplante para lo cual se hicieron cavidades de 8 cm de profundidad en el centro de cada una de las macetas. Los frutos fueron cosechados en distintos estadios de maduración: verde (MG), breaker o pintón (B), rosa (P), rojo claro (LR) y rojo (R) a los efectos de realizar diferentes evaluaciones.

Entre las pruebas de los frutos, se llevó a cabo un ensayo de vida de anaquel para lo cual se cosecharon diez frutos rojos por tratamiento y se almacenaron a 25-27 ºC durante 10 días. Los frutos se examinaron cada 3 días para determinar cambios en la apariencia. El porcentaje de decaimiento definido como el porcentaje de frutos no aceptables fue determinado considerando como fruto no aceptable aquel en cuya superficie hubiera aparecido al menos una mancha de 1 mm de diámetro debido al ataque natural de microorganismos. Asimismo, se realizó una evaluación de la firmeza del fruto entero al final del ensayo de vida de anaquel, la que se determinó como la resultante del porcentaje de deterioro y de la firmeza de fruto.

Se encontró que el porcentaje de deterioro fue 25% menor con inoculación de B. subtilis y la firmeza de fruto fue 22% mayor con tratamiento de bacterias.

También se encontró que la pérdida de peso de los frutos de las plantas no tratadas era mayor que los de las tratadas, pero esta diferencia no fue estadísticamente significativa. Aparentemente, los frutos más firmes serían más resistentes al ataque de microorganismos causantes del decaimiento.

Este es un primer acercamiento a la identificación de la acción de bacterias sobre la vida útil de un fruto, y cuyo resultado favorable abre la puerta a nuevos avances en el sentido positivo de cambiar fertilizantes y fitosanitarios químicos por elementos biológicos.

inoculación con bacterias

Experiencias con riego por goteo en tomate y melón

El Journal Horticultura Brasileira subió a internet en la última semana su ejemplar Nº 2 del Vol. 20, fechado en abril/junio de 2009, donde presenta dos artículos sobre riego por goteo.

En uno se prueban distintas frecuencias de riego en tomate en invernadero y en el otro, se compara riego por goteo vs. riego por surco en el cultivo del melón.

El primero es un ensayo donde se testean seis tratamientos: T1) regando 5 veces por día; T2) 4 por día; T3) 3 veces por día; T4) 2 veces por día; T5) 1 vez por día y T6) regando cada dos días. El riego por goteo contaba con un emisor por planta; regando durante el día, entre 8 y 16 horas. El gotero era del tipo auto-compensante con un flujo nominal de 3,2 L h-1.

El ensayo tiene algunos años de realizado, pero siempre viene bien revisar experiencias que confirman lo que se podría esperar tradicionalmente del riego por goteo, en momentos que surgen otras tendencias, tales como “el riego deficitario” (ampliando la frecuencia de riego) o “el riego parcial de raíces” (una vez de un lado de la planta, la siguiente del otro lado).

Desenvolvimento e produtividade do tomateiro sob diferentes freqüências de irrigação em estufa

Autores: Regina CM Pires, Pedro R Furlani, Emílio Sakai, André L Lourenção, Emerson A da Silva, André Torre Neto y Arlete MT Melo, de AC-APTA, Instituto de Botânica y Embrapa Instrumentação Agropecuária, de San Pablo, Brasil.

Las conclusiones fueron que al aumentar la frecuencia de riego, la tendencia es al aumento de la cantidad y del tamaño de los frutos, por lo que aumenta la producción por planta. Al mismo tiempo, el desorden fisiológico “fondo negro” fue mayor al regarse una vez por día y cada dos días, generando mayor cantidad de frutos no comerciales. Todo dentro de lo esperable.

El otro ensayo se llevó a cabo para confirmar lo que hacen muchos pequeños productores de melones en el Vale do Submédio São Francisco, Brasil, donde en su mayoría riegan aplicando el agua de riego en surcos.

Produção e qualidade de frutos de melão submetidos a dois sistemas de irrigação

Autores: Patrício F Batista, Mayara Milena M da L Pires, Joice Simone dos Santos, Sérgio OP de Queiroz, Carlos Alberto Aragão y Bárbara F Dantas, de UNEB-DTCS Juazeiro-BA y Embrapa Semi Árido Petrolina-PE, Brasil.

La idea básica del sistema de riego por goteo es que fue desarrollado para la aplicación de agua en dosis reducidas pero con alta frecuencia a los efectos de mantener el contenido de agua del suelo cerca del límite superior de agua disponible. Al mismo tiempo, la aplicación localizada de agua impide que la parte aérea sea mojada y que la banda entre las hileras de plantación esté húmeda, todo lo cual reduce al mínimo la incidencia de enfermedades de las hojas y la propagación de malas hierbas.

Entre las principales ventajas comparativas de este sistema de riego se destaca el menor consumo de agua y necesidad de mano de obra y la posibilidad del manejo óptimo de la provisión de nutrientes. Entre las desventajas se encuentra la mayor inversión necesaria para implementarlo.

En el ensayo en cuestión, para cada sistema de riego se determinó: consumo de agua, materia verde, materia seca, producción comercial, producción total, producción no comercial, peso promedio de los frutos, sólidos solubles de los frutos, firmeza de la pulpa, espesor de la pulpa, cavidad interna longitudinal, cavidad interna transversal y largo y ancho de los frutos.

Contra lo que sería de esperar, la única diferencia significativa favorable al riego por goteo fue la eficiencia en el uso del agua de riego. El riego por goteo produjo 10,63 kg/m3 mientras que el riego por surco tuvo una eficiencia de 5,03 kg/m3.

En el resto de los parámetros, no hubo diferencias significativas, o bien favoreció al riego por surco. El peso (+11,7%), el ancho (+6,4%) y el largo (+7,4%) de los frutos fueron significativamente mayores en el riego por surco.

Nuevos reglamentos federales para el Virus del Torrado del Tomate (ToTV) y Virus del Enrollamiento Severo de la Hoja del Tomate (ToSLCV) en Estados Unidos

Con fecha 29 de mayo de 2009 Bayer CropScience México publicó en su página web el siguiente comunicado:

El Servicio de Inspección de Sanidad Agropecuaria (APHIS, por su sigla en inglés) del USDA está haciendo pública una orden federal que prohíbe la importación de plantas que se utilizan para plantar (sin incluir las semillas) y que son hospedantes del virus del torrado del tomate (ToTV) y virus del enrollamiento severo de la hoja del tomate (ToSLCV) provenientes de todos los países, salvo de Canadá. Con el fin de evitar la introducción y dispersión de estos patógenos de plantas dañinos hacia Estados Unidos, esta orden tiene vigencia a partir del 1 de junio de 2009.

La literatura científica reciente identificó al ToTV como patógeno de plantas destructor que disminuye considerablemente el crecimiento de la planta y su producción en una variedad de hospedantes, incluyendo a Solanum lycopersicum (tomate). El tomate también es hospedante de una serie de begomovirus, incluyendo al ToSLCV, que son plagas cuarentenarias para Estados Unidos y constituyen un impedimento principal para la producción de verduras. Ambas plagas parecen trasmitirse por el vector de la mosca blanca y es muy probable que sean constantes en dicho vector el cual puede transmitir al virus a un número mayor de plantas hospedantes durante la temporada de crecimiento.

Se desconoce la presencia de ToTV y ToSLCV en Estados Unidos y si se trasmiten por semillas. Los patógenos de plantas, incluidos los virus y viroides, resultan extremadamente difíciles de detectar durante una inspección de plantas hospedantes en un puerto de entrada, principalmente ante la ausencia de síntomas.

Con el fin de evitar la entrada de ToTV y ToSLCV, el APHIS ha determinado que es preciso prohibir la importación de Lycopersicon spp., Capsicum spp., Solanum (incluyendo a Lycopersicon) spp., Chenopodium spp., Polygonum spp., Atriplex spp., Halogetum spp., Nicotiana spp., Lepidium (sinónimos Senebiera, Coronopus) spp., Spergularia spp., Amaranthus spp. y plantas de Malva spp. para plantar, con la excepción de semilla, hasta que se haya completado el análisis de riesgo de plagas y se hayan establecido las medidas de mitigación eficaces que sean apropiadas.

Conforme a las normas de la CIPF, se considera que el virus del torrado del tomate es una plaga que está ausente: no hay registros de plaga en Estados Unidos.

Para mayor información, visite: http://www.pestalert.org/espanol/oprDetail.cfm?oprID=378

Control biológico de Tuta absoluta

El pasado 6 de mayo, la Fundación Cajamar de Almería publicó una nota de prensa comentando la visita de presidentes y gerentes de empresas agrícolas de la misma provincia que recorrieron la Estación Experimental Agroalimentaria, de la Fundación Cajamar, conociendo en forma directa los resultados de distintos proyectos de I+D+i que desarrollan los investigadores.

De esta nota de prensa extraemos unos párrafos relacionados con el trabajo que lleva adelante esta Fundación para el control biológico de la plaga hortícola Tuta absoluta.

“Los empresarios visitaron en la Estación Experimental de la Fundación Cajamar un invernadero en el que se trabaja sobre el terreno la lucha contra la plaga de la *Tuta absoluta* en el cultivo del tomate. Esta polilla, importada de Sudamérica en 2006, está dañando de forma irreversible innumerables plantaciones de tomate de la cuenca mediterránea y Canarias. Hasta ahora, no se había encontrado un plaguicida natural que la venciera, por lo que los científicos de la Fundación Cajamar, junto con otros de la Universidad de Almería y de Agrobío, iniciaron un proyecto para localizar y *criar* un insecto autóctono que elimine esta plaga de gran voracidad y dispersión.

La ausencia de enemigos naturales y su complicado sistema de alimentación en la planta del tomate, atacando el fruto aún maduro, han provocado que la *Tuta absoluta* -que mide entre 10 y 11 milímetros- sea en un grave problema para los productores de tomate y los empresarios agrícolas en general, que no encuentran remedio para las grandes pérdidas que ocasiona. Así, los gerentes y presidentes de cooperativas que participaron en la visita a la Estación Experimental Agroalimentaria de la Fundación Cajamar se interesaron por conocer cuándo concluirá el proyecto de investigación del plaguicida natural.

En este sentido, el investigador Enric Villa -que presentó el proyecto- indicó que para el próximo otoño es factible que se *fabrique* un insecto que derrote a la *Tuta absoluta*, aunque no quiso adelantar de qué especie se trata. Al menos, en laboratorio y en el invernadero de la Estación Experimental, los resultados son muy alentadores y para final de año podría aplicarse de forma real. “

La nota completa se encuentra en la página web de la Fundación Cajamar.