El sistema de cama profunda en la cría de cerdos y el confort térmico

La denominada Cama profunda o Deep Bedding en producción porcina consiste en un sistema de confinamiento para recriar y terminar los cerdos en grupos numerosos en un mismo compartimiento cerrado con comederos automáticos, agregando paja de cereales al suelo u otros materiales vegetales voluminosos para que sirva como cama. También se utiliza para mantener más confortables a las hembras gestantes.

Inicialmente, antes de que se lleven los primeros animales a las instalaciones, se agregan unos 25 cm del material voluminoso sobre el suelo y luego, se van adicionando nuevos materiales vegetales cada 2 a 6 semanas. Con más frecuencia en invierno, dado que se crea una situación de mayor temperatura ambiental debido a la acción conjunta de la masa vegetal y las deyecciones. La cama se puede eliminar al terminar el proceso de producción del grupo de cerdos o al año, luego del paso de varios grupos de engorde o cerdas gestantes.

Entre las ventajas sobre el sistema de confinamiento tradicional se ha indicado una menor inversión inicial en instalaciones, mejor comportamiento social de los animales, menor estrés, mejor impacto ambiental de los desechos los que son compostables para su uso como abono y mayor confort térmico en invierno.

Sin embargo, la posible elevación excesiva de la temperatura ambiental motiva dudas sobre su efecto en el resultado productivo final. Se han realizado diferentes ensayos sobre esta cuestión, siendo uno reciente el publicado en mayo de 2009 en el Journal Ciencia Rural:

Effects of different litter depths on environmental parameters and growth performance of growing finishing pigs

Cuyos autores son: Érico Kunde Corrêa (1), Ivan Bianchi (1), Rafael da Rosa Ulguim (1), Marcio Nunes Corrêa (1), Carlos Gil-Turnes (2) y Thomaz Lucia Júnior (1).

(1) Núcleo de Ensino, Pesquisa e Serviços em Produção de Suínos (PIGPEL), Faculdade de Veterinária, Universidade Federal de Pelotas (UFPel), Pelotas, RS, Brasil.
(2) Centro de Biotecnologia, UFPel, Campus Universitário, Pelotas, RS, Brasil

En una región de clima templado de Brasil, se llevó a cabo un experimento con cerdos en terminación. Se utilizó cáscara de arroz de 0,5 m y 0,25 m de profundidad como cama durante 52 semanas y se compararon con un piso de hormigón. Cada semana se determinaron los parámetros ambientales: temperatura atmosférica, humedad relativa y temperatura en la superficie y en el medio de la cama. Asimismo, el consumo de alimentos y el peso de los cerdos se midieron cada cuatro semanas.

Encontraron que la temperatura ambiente y la humedad relativa no sufrieron modificaciones por los tratamientos y que si bien la temperatura fue mayor en la zona de la cama, esto no afectó negativamente al crecimiento de los cerdos.

Más información sobre el sistema de cama profunda en:

INTA Argentina
AACPporcinos
SIAN Venezuela