Inhibición del Virus de la Inmunodeficiencia Humana Tipo 1 mediante extractos vegetales naturales

En el Journal Interciencia de junio de 2009 fue publicado un trabajo que revisa lo que se está haciendo para desarrollar medicamentos que actúen contra el Virus de la Inmunodeficiencia Humana Tipo 1 (causante del SIDA) a partir de metabolitos naturales de origen vegetal.

Si bien se centra en la familia Clusiaceae, se hace un repaso de la situación general del uso de vegetales para el desarrollo de este tipo de medicamentos y, en especial, de lo que se está haciendo en México a partir de la flora local.

El trabajo se titula:

Compuestos Naturales de Plantas de la Familia Clusiaceae: Inhibidores del Virus de Inmunodeficiencia Humana Tipo 1

Y sus autores son los Biólogos Ricardo Reyes Chilpa, investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), y Maira Huerta Reyes del Centro de Investigación Biomédica del Sur, México.

Los autores indican que hasta el momento se ha conseguido identificar a poco más de 120 compuestos naturales que contrarrestan in vitro los efectos citopáticos de células infectadas con VIH e impiden la replicación del virus.

Los compuestos naturales activos, principalmente provenientes de plantas, son entre otros, alcaloides, cumarinas, flavonoides, lignanos, fenoles, quinonas, saponinas, diterpenos, triterpenos, xantonas y polisacáridos sulfatados. También se han logrado extractos naturales con acción antiVIH originados en bacterias, hongos, invertebrados terrestres y marinos.

Una cumarina originalmente aislada de Lomatium suksdorfii y un derivado semisintético del ácido betulínico, que es un triterpenoide común en muchas plantas, son los compuestos que pueden convertirse próximamente en fármacos antiVIH dado que se encuentran en etapa de estudios clínicos.

La familia de las Clusiáceas incluye unas 1200 especies y son mayormente árboles o arbustos, con savia lechosa y frutos en forma de cápsula. Se distribuye en áreas tropicales y templadas y algunas de las especies tienen aplicaciones ornamentales o se consumen sus frutos o también tienen usos medicinales.

Las especies más conocidas de esta familia son Clusia rosea (Mamey silvestre, Copey) cuyo látex tiene utilización medicinal, Garcinia xanthochymus (falso mangostán, mangoastán amarillo) para mermeladas y producción de un tinte amarillo y Mammea americana (Mamey de Santo Domingo) cuyo fruto se consume fresco o procesado y el látex de su corteza es un antiparasitario.

En el trabajo se informa sobre el efecto antiviral de extractos de las especies de la familia Clusiáceas en México: Calophyllum brasiliense, Clusia massoniana, Vismia mexicana, Clusia guatemalensis y Vismia camparaguey, luego de los cual, los autores concluyen que las dipiranocumarinas tetracíclicas son fuertes candidatos a integrar el cuadro de medicamentos antiiVIH.