Control de pulgones en soja

El Extensionista entomólogo Tom Hunt y el Asistente en MIP Keith Jarvi, ambos de la University of Nebraska-Lincoln, USA, elaboraron un artículo sobre los pulgones en el cultivo de soja en Nebraska, que incluye 11 recomendaciones para un control óptimo de pulgones en soja. Si bien está dirigido a ayudar a los productores de esta región de USA, hemos hecho algunas adaptaciones generalizando el texto para que sirva como una guía orientativa para productores de otras regiones.

Los once puntos que recomiendan tener en cuenta para un efectivo control de pulgones son:

1.Monitoree el campo una o dos veces a la semana desde finales de junio a principios de julio. (esto para Nebraska: conozca el momento de iniciar las revisiones para su zona). Revise 20 a 30 plantas por lote. Los áfidos se encuentran a comienzos de temporada en la parte superior de las plantas y se desplazan hacia abajo en la medida que avanza la temporada y crece la población. Tenga en cuenta que la población de pulgones se puede duplicar en 2/3 días.

2.Conozca el umbral económico (UE) del tratamiento para su zona. El UE para Nebraska con las plantas en la etapa R5 es de 250 áfidos por planta con un 80% de plantas infestadas y la población en aumento. No solo conozca el UE, también debe tener claro el tiempo que tiene para realizar el tratamiento antes que la población llegue a niveles perjudiciales para el cultivo; lo que dependerá de las condiciones en las que el mismo se está desarrollando. Tiempo fresco, plantas sufriendo estrés (especialmente por sequía) y la falta de enemigos naturales reducen el margen de tiempo para aplicar el aficida.

3.Conozca a los enemigos naturales de los pulgones para su zona y determine la existencia de los mismos en los lotes. Una alta presencia de enemigos naturales tal vez pueda mantener la población de pulgones en niveles por debajo del UE.

4.Existencia de pulgones alados en los lotes. Si la mayoría de los áfidos son alados, esto podría indicar que los pulgones pronto podrían abandonar el campo y el tratamiento se podría evitar.

5. Tratamiento tardío. Si las plantas están cubiertas de hollín o moho o existe un manifiesto retraso en el crecimiento, entonces tal vez se haya llegado tarde con el tratamiento y se gastará dinero sin ninguna utilidad.

6. Banda del campo sin tratar. Conviene dejar una banda de los lotes sin tratar para verificar la eficacia del tratamiento químico y además, esta área servirá de refugio a los insectos benéficos.

7. Buena cobertura y penetración de los insecticidas se requieren para un óptimo control de los áfidos de soja, ya que muchos se alimentan de las hojas y tallos inferiores. Se debe utilizar alto volumen de agua y alta presión. La aplicación aérea trabaja bien con 50 litros/ha (equivalente redondeado de 5 galones por acre).

8. Seleccione adecuadamente el insecticida. Revise la dosis de aplicación, el intervalo que debe dejar hasta la cosecha y las características propias de cada producto en cuanto a poder residual y adecuada acción en las condiciones ambientales del momento de la aplicación.

9. Seguridad de las abejas. Avise a los apicultores vecinos de la proximidad del tratamiento químico y ante dudas, los piretroides son la mejor opción.

10. No aplique el aficida junto con el glifosato para economizar una aplicación. Puede que el momento adecuado de aplicación del herbicida sea previo al momento óptimo de aplicar el áficida y lo que hace simplemente es matar a la fauna benéfica. Además el herbicida se aplica a una presión más baja, lo cual no es recomendado para aplicar insecticidas.

11. Sí al tratamiento simultáneo para pulgones y roya de la soja (RS). Si fuera necesario tratar contra la RS y pulgones en similares momentos óptimos, entonces sí se podría aplicar el fungicida + el aficida, dado que ambos requieren alta presión para una correcta aplicación.

Lo útil de estas recomendaciones es que sirven como una guía o ayudamemoria de los puntos a tener en cuenta para optimizar el tratamiento contra pulgones, pero es imprescindible que sean confrontadas y adecuadas según la experiencia local.