Sobre la necesidad de tomar agua diariamente

Algo ya muy conocidas son las recomendaciones médicas para tomar suficiente agua por día. Para mantenernos en condiciones hídricas apropiadas, deberíamos tomar diariamente al menos unos dos litros de agua.

Mucho menos divulgados son los efectos que trae la falta de hidratación en las personas y fundamentalmente, cual es el nivel de deshidratación donde aparecen los problemas. Sabemos que para estar en buenas condiciones físicas debemos tomar agua, pero ¿únicamente pueden afectarse las “cuestiones físicas”?

Un estudio reciente patrocinado parcialmente por el Servicio de Investigación Agrícola (ARS) y una subvención del Ejército de EE.UU. sobre estudiantes deportistas han demostrado que una pérdida del 1 al 2% del peso es suficiente para que aparezcan problemas. Es decir, al faltar tanto como 0,75 a 1,5 litros de agua en una persona de 75 kg, lo cual es equivalente a la deshidratación normal diaria de una persona que toma poca agua.

30 estudiantes deportistas de la Universidad de Tufts, con una edad media de 20 años, fueron divididos en dos grupos. Los del grupo de deshidratación no recibieron agua durante las actividades atléticas mientras que a los estudiantes del grupo de control se les permitió ingerir agua durante las ejercitaciones deportivas.

Se midió el peso corporal de los atletas para determinar el peso perdido por la falta de hidratación y también a los mismos se les hizo participar en test de conocimientos, memoria y humor.

La conclusión fue que la deshidratación, aun de características ligeras, está asociada con el humor negativo, la fatiga y la confusión, comparada con los participantes del grupo que recibió el agua.

Fuente: ARS-USDA