Ya se fabrican fertilizantes comerciales reciclando la orina

Ostara Nutrient Recovery Technologies Inc. es una empresa fundada en el año 2005 para desarrollar tecnología que reciclan de los líquidos cloacales los elementos nutritivos vegetales útiles. Tiene su sede en Vancouver, Canadá.

Ya produce y vende en USA un fertilizante de liberación lenta denominado comercialmente Crystal Gree, elaborado a partir de una plataforma (PEARL Nutrient Recycling Process) desarrollada inicialmente en la Universidad de la Columbia Británica, para recuperar nutrientes, tales como el fósforo, el amoníaco y el magnesio. Su fórmula es 5-28-0 +10% Mg y tardaría en solubilizarse totalmente unos 8-9 meses.

La tecnología patentada de Ostara ayudará a los gobiernos municipales a manejar mejor sus sistemas de tratamientos de aguas cloacales ya que 1) reduciría los costes operativos del manejo de estos líquidos, 2) cumple con las regulaciones ambientales y, fundamentalmente, 3) las municipalidades ahora cuentan con subproductos que les pueden generar ingresos.

Los fertilizantes son de liberación lenta, producidos sin emisión de gases de efecto invernadero y, según lo que dice el fabricante, no se filtran ni contaminan el manto freático.

Las plantas cuestan entre 2 y 4 millones de dólares y se ubican entre la ciudad y el área de descarga final de los efluentes, a los efectos de extraer todos los sólidos. Con la fracción aprovechable (fósforo, amoníaco, margnesio) se fabrican los fertilizantes y el resto se incineran sin consecuencias negativas con el medio ambiente.

La primera planta a escala comercial ya opera desde mayo de 2007 en la Ciudad de Edmonton, Canadá, y ya existen algunas otras plantas, pilotos y comerciales, construidas recientemente.

La estimación es que una ciudad de 100.000 personas permitiría una producción de unas 200 tn de fertilizantes y que el desafío es la poca concentración de orina en el volumen total de los líquidos cloacales (apenas el 1%), por lo que en Suecia y Dinamarca, para el desarrollo de una tecnología equivalente, ya están haciendo pruebas para derivar – directamente desde las letrinas – la orina en forma separada al resto de los efluentes.