Cálculadora online del impacto de dos malezas en campos ganaderos

El calculador online que ahora les acercamos es de utilidad específica para 17 Estados del oeste de los EEUU (de Minnesota a Texas), pero tal vez su difusión pueda servir para que investigadores de otras regiones intenten algo similar para sus problemas locales.

El modelo en sí es sumamente sencillo y elemental, pero está muy fundamentado en ensayos llevados a cabo en los diferentes Estados en los que se ha medido las pérdidas que en la producción ganadera bovina genera la presencia de las dos malezas más importantes en la región:

  • Euphorbia esula (leafy spurge, lechetrezna frondosa): Es una maleza nociva que causa más de 200 millones de dólares en pérdidas anualmente en las Grandes Llanuras y la región occidental de EE.UU. Esta maleza desplaza la vegetación autóctona y se extiende por semillas y por rizomas subterráneos. Sus brotes producen una savia opaca que es tóxica al ganado bovino y a los caballos. No es comida por estas especies pero si por ovejas y cabras, que podrían servir para controlarla.
  • Centaurea biebersteinii, sinónimo Centaurea maculosa (spotted knapweed, centaurea manchada): Es una especie colonizadora muy agresiva dado que no es palatable para el ganado, es muy eficiente para competir por el agua del suelo y tiene una alta producción de semillas que se dispersan por el viento.

Primero, el ganadero debe recorrer su campo de pastoreo con un marco rectangular o cuadrado y muestrear la presencia de estas dos malezas, las que deben ser agrupadas por la altura.

Luego entra en la calculadora on-line y anota el nombre del estado, el tipo de malezas, el área de su marco y la cantidad de malezas encontradas de acuerdo a la altura.

El calculador está en:

The invasive weed impact calculator

Y fue desarrollado por: Dr. Matthew Rinella, participando: USDA, ARS y Montana State University – Extensión.

El resultado es el valor monetario de lo que perdió el ganadero por la presencia de las malezas; es decir, lo que hubiera conseguido de ingreso adicional si en el lugar físico ocupado por las especies dañinas se hubieran encontrado plantas forrajeras útiles.

Y lo importante y práctico es que este dato de ingreso perdido se puede cotejar con el costo de la posible medida de control de las malezas (por ejemplo: costo de la aplicación de un determinado herbicida) y así se podrá tomar la decisión con mejores fundamentos.