Hasta de la corteza de sandía se obtiene harina para pasteles

En 1798, el economista inglés Thomas Malthus presentó su teoría de que el Mundo iba a una catástrofe inevitable pues la población crecía en forma geométrica mientras que la cantidad de alimentos para abastecer a dicha población crecía en forma aritmética.

Por suerte este pronóstico no se cumplió por dos motivos fundamentales: i) las naciones desarrolladas han bajado significativamente la tasa de natalidad y ii) la tecnología ha permitido lograr producciones que no sólo no se soñaban en la época de Malthus sino que tampoco se pronosticaban 20 ó 30 años atrás.

Bien o mal, una de estas tecnologías revolucionarias es la ingeniería genética donde todavía no vimos todo y pronto aparecerán novedades que realmente nos asombrarán aunque las estemos esperando.

Al mismo tiempo, la tecnología de los alimentos tiene menos prensa que la biotecnología, pero va aportando novedades que hacen que lo que se produce tenga menos desperdicios, que la parte útil de los alimentos presente mayor vida útil y que los mismos sea más sanos y nutritivos para los humanos. Todo esto permite que con el mismo volumen bruto de producción, se alimente a mayor cantidad de personas.

En esta búsqueda de hacer útiles los desperdicios de los productos agropecuarios, encontramos ahora que se está tratando de aprovechar las cáscaras de las sandías que son descartadas por calidad comercial. Además, estas cáscaras tienen un alto nivel de fibras nutricionales por lo que logra un beneficio adicional.

En uno de nuestros posts anteriores (Jugo de sandía para producir bioetanol), ya nos había llamado la atención que se estuviera elaborando un agrocombustible a partir de un líquido bastante cercano al agua con muy poca materia seca.

Ahora en el trabajo que adjuntamos abajo, se ha probado el reemplazo de harina de trigo por harina de cáscara de sandía en la elaboración de pasteles. El test de aprobación por parte de los consumidores indicó que el 60% de los mismos estarían decididos a comprar estos nuevos pasteles, lo cual es bastante bueno teniendo en cuenta que este ensayo tiene un nivel exploratorio y puede ser mejorada la elaboración pastelera en próximos trabajos.

Bolos simples elaborados com farinha da entrecasca de melancia (Citrullus vulgaris, sobral): avaliação química, fisica e sensorial

Autores: Renata Rangel Guimarães (*); Maria Cristina Jesus de Freitas; Vera Lucia Mathias da Silva
(*) Departamento de Nutrição Básica e Experimental, Universidade Federal do Rio de Janeiro – UFRJ, Rio de Janeiro – RJ, Brasil.

Publicado en: Ciência e Tecnologia de Alimentos, Vol. 30 Nº 2, abril/junio 2010