Promueven la trazabilidad electrónica de los bovinos en Europa

A fines de agosto pasado, la Comisión Europea adoptó una propuesta para promover el uso voluntario de la identificación electrónica de los animales bovinos, lo cual significa la creación del marco jurídico global para su implementación, el cual permite que los estados miembros de la UE desarrollen sus propias normativas a nivel nacional.

La historia oficial de la trazabilidad bovina en Europa se inicia en abril de 1997 como respuesta a la crisis de la EEB (Encefalopatía Espongiforme Bovina, ‘mal de la vaca loca’) cuando se implementó un sistema confiable que identifica todos los pasos dados por un animal desde el nacimiento hasta la muerte.

Los objetivos buscados son la localización y rastreo de los animales con fines veterinarios, la trazabilidad de la carne por cuestiones de salud pública y el manejo y control de los apoyos económicos comunitarios a la producción ganadera.

La implementación de la trazabilidad consiste en:

1.- doble crotal aurical o caravana en cada animal (una por oreja), con número de identificación individual. Ambos crotales auriculares llevan un único código de identificación compuesto por letras y números (qué identifican al país, a la comunidad autónoma, a la autoridad competente, el número individual del animal, etc.) y lo mismo en forma de código de barras.
2.- mantenimiento de registros en las fincas, mataderos, en el mercado, etc.
3.- control del transporte de los animales
4.- una base de datos computarizada a nivel nacional

Este sistema tiene la ventaja de que es muy barato, sin dificultades de colocar las etiquetas en los animales y fácil de visualizar, pero pueden perderse los crotales, adulterarse o errar involuntariamente en los números identificatorios. Además es laboriosa la lectura de los datos y también levantar manualmente la información hasta que al misma se integra en la base de datos electrónica.

Ante el apuro de la crisis de la EBB se arrancó con lo más sencillo y barato, pero se siguió investigando y trabajando sobre la identificación electrónica que, a un costo más elevado, soluciona bastantes problemas de la identificación manual.

En el 2009 se publicó el informe técnico final de 143 páginas que sirvió de base para la actual decisión de promover la identificación electrónica.

Es interesante revisar los sistemas de identificación electrónica evaluados por los consultores y las ventajas y desventajas que informan para cada caso:

1.- Crotales o caravanas electrónicas auriculares

  • La etiqueta electrónica se coloca en la oreja mediante un cierre que no permite su eliminación sin dañar al aparato. También se marca en forma no electrónica el número de identificación del animal.
  • El uso es muy sencillo y los productores ya cuentan con experiencia en la aplicación de etiquetas en las orejas de los animales.
  • Se espera que la pérdida de los crotales electrónicos (o su mal funcionamiento) sea igual o menor que para la actual pérdida de crotales visuales (alrededor del 5% anual)
  • En caso de fallas en el aparato electrónico, el número de identificación se levanta visualmente.
  • Ya se pueden aplicar al nacimiento del animal.
  • No están libres de uso fraudulento cambiando los crotales de los animales.
  • Puede aparejar inflamaciones en las orejas.

2.- Bolos ruminales

  • El aparato electrónico se ubica en un bolo alimenticio de alto peso específico que se suministra por vía oral y que no es eliminado, manteniéndose en el primer estómago del animal.
  • No se pueden suministrar hasta que los animales lleguen al mes, aunque se están estudiando alternativas para disminuir este tiempo.
  • La persona que lo aplica debe estar capacitada especialmente, pues de lo contrario puede llegar a lastimar al animal y en pocos casos podría producir su muerte.
  • Únicamente se lee con el correspondiente lector electrónico, por lo que si falla no se puede levantar el número del animal hasta el sacrificio.
  • Su recuperación durante el sacrifico puede no ser simple.
  • Por error un animal podría recibir dos bolos.
  • Ciertos dispositivos magnéticos contra la ingestión de metales por parte de los animales, altera la lectura.
  • Los bolos son a prueba de fraude ya que su cambio o eliminación requieren una compleja operación quirúrgica.
  • Traen beneficios desde el punto de vista del bienestar animal, ya que obviamente no generan inflamaciones en la orejas.

3. Inyectables

  • Son muy pequeños aparatos electrónicos que están encapsulados en un material biocompatible y no poroso (por ejemplo, de cristal) y que son inyectados en el cuerpo del animal.
  • Son muy utilizados en la identificación de mascotas y caballos.
  • Hay dos tamaños disponibles: 12mm con limitaciones en la lectura y 32mm, con lecturas equivalentes a los dos casos anteriorse.
  • Se requiere mayor capacitación para su aplicación por lo que se recomienda dejar el trabajo en manos de un veterinario.
  • Son totalmente a prueba de fraude, ya que aún durante el sacrifico de los animales es difícil la recuperación de los aparatos. En las pruebas, sólo el 80% de los aparatos fueron recuperados al sacrificio de los animales (y de estos, sólo el 52% pudieron ser leídos por causas de la forma de recuperarlos).
  • En consecuenca, atento a la posibilidad de que los aparatos electrónicos pases a la cadena de la carne, los consultores no recomiendan el uso de los aparatos electrónicos inyectables.

El informe completo se encuentra en:

Study on the introduction of electronic identification (EID) as official
method to identify bovine animals within the European Union – Final Repor
t

Elaborado por Food Chain Evaluation Consortium (FCEC) Civic Consulting – Agra CEAS Consulting – Van Dijk Management Consultants – Arcadia International
En abril de 2009

Deja un comentario