OECD-FAO Agricultural Outlook 2018-2027

En el día de ayer se liberó para su consulta pública online la 14ª edición del informe OECD-FAO Agricultural Outlook que periódicamente elaboran de manera conjunta la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

Informe OECD-FAO Agricultural Outlook 2018 -2027
Informe OECD-FAO Agricultural Outlook 2018 -2027

En estos informes se realizan proyecciones sobre producción, consumo y comercio mundial de los principales productos agrícolas, biocombustibles y peces. En esta edición, el período analizado va de 2018 a 2027 y se ha agregado una sección especial sobre las perspectivas y los desafíos de la agricultura y la pesca en Medio Oriente y en el Norte de África.

El documento comprende dos capítulos. En el primero se proporciona una descripción general del último conjunto de proyecciones cuantitativas a mediano plazo para los mercados agrícolas mundiales y nacionales. Las proyecciones cubren el consumo, la producción, las existencias, el comercio y los precios de 25 productos agrícolas para el período 2018 a 2027.

El segundo y último capítulo, revisa las perspectivas y los desafíos que enfrenta el sector agrícola en la región de Medio Oriente y el Norte de África. Una preocupación dominante en estas regiones es su alta y creciente dependencia de los mercados internacionales de productos básicos, ya que la tierra cultivable y el agua son escasas y cada vez lo serán más.

Evolución de los precios reales de productos básicos
Evolución de los precios reales de productos básicos

Algunas conclusiones generales del documento:

  • La demanda mundial de alimentos sigue el crecimiento de la población mientras que se reducirá el consumo per capita de muchos artículos alimenticios.
  • La creciente necesidad de alimentos para el ganado empuja la demanda de cultivos como el maíz y la soja.
  • Se espera una demanda adicional de materias primas para la producción de biocombustibles, debida principalmente a la obligación de mezcla con biocarburantes en economías emergentes.
  • Se preve un creciente consumo de alimentos procesados y de preparación rápida ricos en azúcar y aceites causando problemas de salud.