¿Llegan los robots a las pulverizaciones?

El Ing. Agr. Ramiro Cid del Instituto de Ingeniería Rural – INTA Castelar, Argentina, ha elaborado el siguiente comentario incluido en el boletín de novedades de la mencionada institución, que queremos difundir, ya que nos ubica sobre lo que puede esperarse sobre la manera de pulverizar los cultivos.
———————————————————
Normalmente, cuando en charlas con mis colegas, menciono mi convencimiento de que en un futuro no muy lejano, muchos de los tratamientos con agroquímicos a campo abierto (y también en invernáculos) en nuestro país van a ser hechos por robots, lo primero que aparece son las burlas amistosas y una que otra mirada furtiva que evidentemente denota dudas sobre mi salud mental.

Pero, al preguntar si una pulverizadora con autoguía satelital no se parece mucho a un robot, las opiniones comienzan a dividirse. No hay dudas de que sigue habiendo un operario arriba de esa máquina, por si nos quedamos sin señal, para conducirla al sitio de carga cuando se vacía el tanque, etc. Hoy tenemos un *semirobot*. Pero estos son inconvenientes fácilmente solucionables. Cualquier cibernético puede diseñar:

Un programa que detenga a la máquina ante la falta de señal.

Un programa que lo lleve al sitio de carga y que este proceso se realice en forma automatizada.

Un programa que *avise* al propietario si hay algún inconveniente.

Todo esto se puede hacer hoy contando con un DGPS, un programa GIS de calidad y un RTK para lograr el nivel de precisión deseado, digamos hasta 2 cm de diferencia real. Entonces sí tendríamos un robot completo al que llamaría de primera generación. También es bueno saber que en varios lugares del mundo se están ensayando microrobots que aplican agroquímicos puros cuando detectan malezas en forma localizada.

Pero sigamos imaginando, habrá robots de segunda generación? Estos tendrían que poder hacer aplicaciones sitio específicas, o cambiar las dosis en diferentes zonas. Es decir, serían robots para Agricultura de Precisión.

¿Y robots de tercera generación? Serán aquellos robots inteligentes. Es decir que podrán elegir entre varios agroquímicos y a las dosis adecuadas, pero siempre con aplicaciones localizadas. Y el robot podrá realizar su trabajo siguiendo las prescripciones que le haya dado su propietario y pasando de un lote a otro según sus instrucciones.

Página web del Instituto de Ingeniería Rural